Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

jueves, 8 de marzo de 2012

MENSAJE DE MADRE MARIA - POR Maria Ruso


MENSAJE DE MADRE MARIA

LA COMUNION DE ANGELES HUMANOS Y ANGELES DIVINOS.


                                                                                                 8 de marzo 2012
                                                                                                 Por María Ruso















Estando en un momento de relajación,  y en medio de una tormenta muy importante,  con muchos rayos,  y el servicio eléctrico interrumpido,  rezaba,  cuando una llamada muy fuerte  comenzó a latir mi corazón  aceleradamente,  llamo a mi arcángel Miguel,   pero siento la presencia de mi amada ,  Santísima Madre María,  se me presenta llamándome  muy insistentemente.
Veo  su luz ,  y  mi señora Madre me dice

Mi niña,  he buscado este momento,  yo soy vuestra Madre,  vengo a ti,  y a mis amados niños. Ya habéis recibido  como lo anuncie  a vosotros,  hijos predilectos del Padre,  con mis ángeles y arcángeles,  anunciando  nuestro regreso tan esperado, 
La llamada de luz esta en vosotros  instalada,  en cada instante de vuestras vidas.

Estoy junto  a vosotros,  ya que los cielos están en la Tierra, en cada segundo de vuestras respiraciones y cuido atenta  a mis niños,  mis santos ángeles y arcángeles los rodean ,  ya algunos de vosotros  pueden verlos  y percibir  los susurros de sus voces .
Es muy conmovedor verlos rodeándoles  todo el tiempo,  y cada invocación  que proviene de vuestros labios humanos,  vuelan a vuestra   suplica.  Estoy llena de júbilo,  cuando ocurre esto.

El anuncio y las trompetas de mis arcángeles,
  han  sido como lo prometió mi hijo, y vengo en nombre de mi Padre,  a traeros este mensaje.

Es Tiempo de ascender,  mis amados niños,  la llamada es cada vez mas fuerte,  la manifestación  de luz,  se hace presente a la vista de todos,  nadie puede decir  que no fue avisado.

La luz se abre paso en los corazones libres,
  llenos de  paz y amor
Los portales  están  abiertos,  y ya pueden caminar hacia ellos.


Muchos de vosotros niños míos ya lo habéis hecho,  con anterioridad.
Buscad,  en los recuerdos que ya han trascendido,  y traspasado los umbrales de la luz.

Niños míos,  vengo a inspirar la confianza en vosotros, y a instaros que se queden a mi lado y refúgiense en mi corazón inmaculado,  que ya es vuestro corazón inmaculado.

Cuando vuestros corazones vuelan libres,  con el pensamiento y llegan  a tocarnos con las manos,  acaricio vuestros rostros, y mis santos ángeles sienten vuestros abrazos  y los cobijamos deseosos de amor como niños.

Mis santos  ángeles los reciben con felicidad,  y es una COMUNION de ángeles humanos y ángeles  divinos,  este amor es la Gloria Eterna

Este es el manto de la Gracia,  mi manto de la Gracia que los cubre de verdad , belleza y amor.

Cobijados debajo de mi manto de Gracia Eterna,  percibiréis vuestra divinidad,  y os convertiréis en mis ángeles humanos.

Aquí todo es LUZ; ARMONIA BELLEZA Y PAZ.

Mi manto de la Gracia es vuestra casa.
la Tierra
es un camino,  un sendero difícil, pero dejáis pasar la luz  en el,  el andar se hace placentero,  y podéis ver paisajes bellísimos a vuestro alrededor y también  la niebla de vuestra oscuridad ,  entonces solo pensáis en el momento de llegar a casa.  Mi manto de la Gracia es vuestra casa.

En el podéis encontrar el refugio que estáis buscando, y hasta imaginar vuestra propia casa eterna.

Solamente aquí, se manifiesta la verdad de la realidad de quienes verdaderamente sois, alineándose los cuerpos a vuestros corazones y alcanzando niveles de perfección,  que vosotros los llamáis  Inter dimensionales.

Mis niños,  vuestra Madre  los espera a realizar el viaje más maravilloso que puedan imaginar.
Mi ángeles de luz,   los acompañaran en el viaje, y los conducirán par que se detengan en el umbral de vuestros corazones,  salten a volar,
Es muy sencillo,  sientan solo vuestra luz, y no habrá diferencia entre mis ángeles de luz y vosotros mis ángeles humanos.  Todos siendo uno.

Mi manto de la Gracia es la ascensión.
Vosotros sois mis ángeles y aquí, estoy derramando luz en vuestras vidas,  no se detengan  busque la luz,  guíense por los latidos de vuestros corazones,
Y llegaran a mi, amados niños míos.
Como en otras ocasiones,  me presentare ante vosotros, ahora  te saludo a ti, mi niña.

Madrecita mía,  gracias.