martes, 5 de febrero de 2013

"EL MANUSCRITO DE MARIA MAGDALENA"

DE: TOM KENYON y JUDI SION... PARTE 5... FINAL... "EL MANUSCRITO DE MAGDALENA"...

"EL MANUSCRITO DE MAGDALENA" 
PARTE 5


VEINTE 

 Quiero ahora revelar algunos de los secretos de la Magia Sexual de Isis. 

 Como dije anteriormente, es posible ascender las alturas de la conciencia sólo, sin pareja, y en esto las Alquimias de Horus fueron diseñadas para asistir al Iniciado. 

Sin embargo, para aquellos en pareja –Relación Sagrada- se reveló la Magia Sexual de Isis. Hay algunos aspectos de ella que quiero comentar. 

 El primero de ellos, es conocer que en el momento del orgasmo, se generan campos magnéticos. En verdad estos campos se crean mediante lo que llamaríais excitación preliminar –la estimulación de los sentidos mediante el tacto. Esta estimulación sensorial inicia el proceso de construcción de los campos magnéticos y es crucial para la práctica alquímica de la Magia Sexual. 

 Hay algunos métodos disponibles para Iniciados y comentaré algunos de ellos –pero es esencial a la práctica comprender la naturaleza de la interacción de los dos elementos alquímicos dentro del hombre y de la mujer. 

A un nivel mundano, el semen del hombre lleva la información de su linaje genético, que es transferido al niño. Cuando el esperma dentro de su semen se une con el huevo de la mujer, se crea la vida y la vida es una compleja interconexión de campos magnéticos. El niño en crecimiento dentro del útero desarrolla órganos y sistemas, pero en el nivel magnético puede verse como se interconexionan campos magnéticos y vibracionales complejos. Y de éste modo en el nivel mundano, el acto del sexo crea nuevas estructuras magnéticas. 

 Los Iniciados adiestrados en la alquimia usan la energía sexual para también crear campos magnéticos complejos –pero estos campos no se convierten en un nuevo ser, ellos se incorporan en los cuerpos Ka de los dos Iniciados reforzándolos y elevándolos. Este es el primer punto esencial a comprender. Todo lo demás gira alrededor de esto. 

La tarea del Iniciado dentro de este sistema en el que Yeshua y yo fuimos adiestrados, es reforzar el cuerpo Ka más allá de los confines de la forma física, o Khat.

El siguiente nivel a conocer, tiene que ver con la sintonía emocional de la Iniciada femenina –para la Iniciada femenina la receptividad es dependiente de su estado emocional. Forma parte de su naturaleza y no puede ser dejado de lado si se quiere que estas técnicas funcionen. 

 Esencial para la Iniciada femenina es el sentimiento auténtico de seguridad y de amor o al menos, de apreciación. Cuando está presente, algo se pone en marcha dentro de su ser y permite que la alquimia tenga lugar. 

 La alquimia se crea por la unión del Ka del Iniciado masculino y del Ka de la iniciada femenina. Cuando hacen el amor, los cuerpos Ka se interconectan y ello da lugar a que el ser femenino abra su “suelo magnético”. Este es un término extraño. Proviene del lenguaje usado en los Templos de Isis. 

 El suelo es el fundamento sobre el que uno se mantiene. Cuando ponemos algo a seguro, lo colocamos sobre el suelo. Por tanto, suelo se usaba como una jerga dentro de los Templos, en referencia a la componente totalmente básica que se requiere. Así, cuando digo “El suelo magnético de la mujer” me refiero a que es la componente fundamental para lo que tiene que suceder. 

 En la medida en que los dos Iniciados continúan haciendo el amor y se incrementa la pasión de su interconexión, se liberan en el cuerpo y en el cerebro poderosas sustancias químicas. Ello transporta a los Iniciados a otro espacio distinto al de su normales formas de ser. Esto abre a continuación los campos magnéticos y genera un incremento en magnetismo.

 Existen dos opciones para el Iniciado masculino en el momento del orgasmo. Puede eyacular o mantener sus semillas. Si eyacula y se han cumplido las condiciones previas hay una reacción instantánea que sucede en el útero de la mujer. Cuando la esencia energética de su esperma golpea las paredes de su santuario interior hay una explosión de energía magnética – mundos girando dentro de mundos. 

 Y en la extensión en que el Iniciado masculino ha alcanzado un alto estado, tanto como la mujer, el magnetismo liberado del contacto entre tales fluidos sexuales puede ser enorme. Así, es importante comprender que esto crea un complejo magnetismo que tanto el hombre como la mujer pueden asumir en sus cuerpos. 

 Ocurre un segundo fenómeno en el que la Iniciada femenina puede comenzar a temblar incontroladamente. Cuando tiembla, el centro de ello es normalmente el mismo útero, que pone en marcha una cascada, un efecto de mecido en la pelvis. Esto crea también campos magnéticos muy complejos, de nuevo, que los Iniciados masculino y femenino pueden llevar hacia sus cuerpos Ka. Este es el fundamento o conocimiento básico. 

 Como Iniciados, también es posible hacer que los Poderes de la Serpiente asciendan dentro de la espina dorsal durante el acto sexual, y en cualquier parte donde las dos Serpientes se encuentren, tenderán a magnetizar ese chakra y sus correspondientes habilidades o poderes. 

 No me está permitido decir más de ésto ya que el logro de esta práctica puede conducir a un incremento significativo en los propios poderes. Dejo a los que lo leen ver entre líneas. Si estáis disponibles para esta práctica sabréis como se hace. 


VEINTIUNO 

 En el aprendizaje de la Magia Sexual de Isis y de las Alquimias de Horus, los Iniciados se adiestraban en los ejercicios básicos de las Dos Serpientes. 

 En esta práctica, el iniciado sólo genera energía a través del poder de RA, o el fuego interior, para crear una elevación en la conciencia –para crear campos magnéticos complejos dentro de su propio cuerpo –y entonces los lleva hacia su Ka. 

 Deseo compartir este método. Es la práctica central para todos aquellos que desean hacer solos este trabajo, y para aquellos que desean hacerlo en pareja.

 La práctica fundamental requiere que el Iniciado se siente derecho, respirando de un modo tranquilo y rítmico. 

 Entonces el Iniciado toma conciencia de la base de la espina dorsal y sobre sus respiraciones imagina la Serpiente Negra ascendiendo desde la izquierda y la Serpiente Dorada ascendiendo desde la derecha, arriba por la espina. 

 Cuando las Dos Serpientes entran en cada chakra, se cruzan, siguiendo su camino hacia la coronilla. Pero en esta práctica, las Dos Serpientes son llevadas hasta el centro de la cabeza, a la vecindad de la glándula pineal. 

 Entonces el Iniciado, usando el poder de la respiración envía la energía de la inhalación hacia las Serpientes y después, cuando exhala, envía la energía de la respiración más profundamente hacia los cuerpos serpentinos, llevándolas, digamos, a hacerlas “vivas”. 

 Eventualmente ellas se retorcerán, o moverán, desde el poder de la respiración y la intención del Iniciado. En este punto se imagina un Cáliz dentro de la cabeza con las dos serpientes enfrente una de otra por el borde, quedando la glándula pineal en el fondo del Cáliz. 

 La fase siguiente lleva hacia arriba la energía de RA. El iniciado imagina una pelota viva de fuego, como el sol, en el plexo solar, y con cada exhalación el Iniciado repite en silencio o entona el sonido RA. Esto da lugar a que se active la luz, el fuego interno de RA y espontáneamente comienza a subir. 

 Cuando esta luz y calor se mueven hacia arriba pasan a través del centro del Cáliz entre las Dos Serpientes, hasta la coronilla de la cabeza. A partir de aquí se produce el fenómeno más extraordinario. 

 Desde el lado izquierdo de la coronilla desciende una energía que es como líquida en su naturaleza. Este líquido se llama las Gotas Serpentinas Rojas. Desde el lado derecho de la coronilla otro liquido de tipo energía se mueve hacia el Cáliz, se llama las Gotas Serpentinas Blancas. Es el calor y la luz del RA interno lo que da lugar a que la coronilla secrete estas sustancias. 

 Las Gotas Serpentinas Rojas están en relación con la madre biológica del Iniciado. Las Gotas Serpentinas Blancas están relacionadas con el padre del Iniciado. Cuando ambas se mezclan pueden ocurrir algunas cosas. Puede ser la sensación de un sabor dulce en la parte de atrás de la garganta –lo que los yoghis y yoginis llaman Amrita- pero que nosotros en el culto de Isis llamamos Aguas del Manantial, porque parecen venir del manantial dentro de la cabeza. 

 A veces esto es la primera presentación; y si el Iniciado se focaliza en la sensación de las Aguas del Manantial, aparece un tipo de éxtasis. A veces el Iniciado siente luz en su cabeza. De nuevo, si focalizan en esta luz aparece una especie de éxtasis. 

 A veces, cuando las Gotas Serpentinas Blanca y Roja se mezclan, hay un surgimiento espontáneo de éxtasis. Este éxtasis, no importa lo que sea que lo cause, es crucial en ésta alquimia. Porque el éxtasis es nutrición y alimento para el cuerpo Ka.  

Hay una tendencia para que este éxtasis permanezca en los centros más altos ya que es allí donde en esta práctica han nacido. Pero en esta práctica, a partir de la primera aparición del éxtasis, el Iniciado debe llevar su conciencia al cuerpo Ka entero. Esto da lugar a que el éxtasis se expanda a través de todo el cuerpo físico, Khat, y es entonces absorbido por Ka, reforzándolo y revitalizándolo. 

 Ésta es la práctica fundamental, básica. 

 Para aquellos que practican la Magia Sexual de Isis en pareja, los estados extáticos aparecen naturalmente. Para aquellos en la práctica solitaria, el éxtasis debe ser auto-generado. 

 Ambas prácticas, sin embargo, requieren que el Iniciado tome conciencia del Ka durante los momentos de éxtasis, de modo que el cuerpo Ka pueda participar de los ricos campos magnéticos creados por tal dicha. 

VEINTIDÓS 

 En un sentido muy real, el iniciado masculino enfrenta los mayores retos en la práctica de la Magia Sexual de Isis,   porque requiere que él parezca ir en contra de su propia naturaleza. Por naturaleza, el hombre es eléctrico desde un punto de vista alquímico, mientras que la mujer es magnética. 

 La naturaleza de la electricidad es moverse y actuar mientras que la naturaleza del magnetismo es anidarse-envolverse. 

 En la práctica el foco pasa a ser el reforzamiento del cuerpo Ka mediante la incorporación de los campos magnéticos liberados por el acto sexual. Inmediatamente después del orgasmo los campos magnéticos generados por la Iniciada femenina continúan moviéndose en espiral y circulando. Es el momento de descansar y permanecer con el magnetismo, pero los hombres, por naturaleza, tienden o bien a levantarse y hacer algo o dormirse.

 Por tanto, el Iniciado masculino tiene que adiestrarse a sí mismo en anidarse, a permanecer en el magnetismo que ha sido creado para ir en espiral hacia su Ka y hacia su cuerpo. 

 Esto es diferente de lo que ocurre normalmente, para el hombre, el orgasmo queda confinado al área pélvica y en algunos casos se extiende. Pero en la Iniciada femenina, especialmente en aquella que ha podido permanecer relajada en la experiencia, el orgasmo se extiende por todo el cuerpo y puede continuar en varios niveles de intensidad durante algunas horas.

 Algunos Iniciados masculinos podrían preocuparse porque al cambiar ellos mismos, anidándose, se harían menos masculinos pero puedo aseguraros que nada podría estar más lejos de la verdad. 

 Porque la verdad es, que cuando el Iniciado Masculino se anida en el magnetismo, su cuerpo Ka se hace más fuerte y su energía sexual más potente. Una de las tareas para el Iniciado masculino es hacerse más sensible a nuevos niveles de sentimiento, de modo que pueda incorporar a su Ka y a su cuerpo los campos magnéticos liberados mediante el sexo. 

 Para clarificar el término anidarse, no significa que el miembro masculino permanezca necesariamente dentro de la mujer. Significa que el hombre permanece junto a la mujer, tocando, acariciando, permaneciendo con las sensaciones físicas y sentimientos tras el orgasmo. A través del portal del anidamiento es como el Iniciado masculino puede entrar a los misterios femeninos de la creación. 

 Otro aspecto del que el Iniciado masculino tiene que hacerse consciente, es lo que se llama la Adoración del Amado. 

 Cuando la Alquimia de la Magia Sexual se hace más fuerte, ocurren ciertos signos. Uno de ellos es que el Amado es adorado o abrazado. 

 Sucede tanto para el Iniciado masculino como femenino. Cuando se produce la Adoración del Amado por ambas partes, la Alquimia de la Magia Sexual se intensifica en gran medida porque las armonías y magnetismos creadas por una emoción tal son muy beneficiosas para la magia. 


VEINTITRÉS 

 Querría hablar ahora del término magia. 

 El sentido en que se usa el término magia se refiere a la transformación del individuo humano en un Dios. Esto es por supuesto magia. Está simbolizado por el Dios Horus, parte hombre, parte halcón, y que a través de las prácticas de la alquimia es llevado al estado del Alto Dios Horus, lo que significa que se ha alcanzado el estado más elevado de conciencia. 

 Por tanto, la Magia Sexual de Isis es precisamente un método para la elevación de la conciencia, que es en sí mismo, mágico –y ésto se lleva a cabo mediante la energía y el éxtasis creados a través del sexo. 

 El otro sentido en que se usa el término magia es porque hay métodos, una vez que el cuerpo Ka es potenciado, que uno puede usar para influir en una realidad en formas muy directas en métodos que parecen mágicos. 

Tomad, por ejemplo, la práctica central básica de la Alquimia de Horus –el ascenso de las Serpiente Dorada y Negra a través de la espina dorsal, la creación del Cáliz, la activación del fuego interno de RA y el encuentro de las Gotas Serpentinas Blanca y Roja- todas son actos de magia, actos de propósito y voluntad espirituales y personales. Esto es por lo que lo denominamos como magia. 

 Volviendo a la paradoja que afronta el Iniciado masculino, vemos que su naturaleza trabaja contra él en estas prácticas en una cierta extensión, especialmente la Magia Sexual. Porque una vez que el Ka de un iniciado masculino se carga, él por naturaleza, quiere actuar, hacer algo. 

 Pero si el puede disciplinarse, adiestrarse para continuar reposando con su Amada, puede anidarse a sí mismo en el rico magnetismo creado a través de su amor, su sexo, y reforzar el Ka a un mayor nivel.

VEINTICUATRO 

 Hay otro proceso que el Iniciado masculino encara en este proceso y tiene que ver con lo que en los templos se entiende como Obstáculos para Volar, pero que en vuestro lenguaje se entiende mejor como dificultades psicológicas. El término Obstáculos para Volar se refiere a dificultades para desarrollar la naturaleza de Horus, específicamente al aspecto que puede volar hacia arriba a los estados elevados de conciencia. 

 Existen actitudes, creencias y hábitos emocionales que son contraproducentes para el vuelo o elevación de la conciencia, que es a lo que nos referimos cuando hablamos de Obstáculos para el Vuelo. Es aquí cuando se presenta para el Iniciado masculino uno de los pasajes mas intrincados que requiere una gran destreza. 

 Como niño, el hombre fue llevado por su madre en su útero y protegido y alimentado por su madre durante la infancia, hasta el momento en que el 38tuvo autonomía y pudo actuar por sí mismo. En este punto el niño abandona, como si dijéramos, a su madre para encarar el mundo. 

 Es en esta encrucijada de su desarrollo cuando él puede sentirse limitado o confinado por su madre y puede darse una batalla de voluntades. Como un hombre, como un Iniciado masculino, puede aún llevar dentro de él estos hábitos emocionales. Si éste es el caso, encontrará difícil relajarse en el anidamiento de los campos magnéticos, ya que a nivel psicológico, se experimenta como una rendición a lo femenino. 

 Si el Iniciado masculino tiene problemas de infancia con su madre, puede arrastrarlos consciente o inconscientemente con su pareja.

VEINTICINCO

 Es importante para ambos Iniciados cuando emprenden la Magia Sexual de Isis, darse cuenta que se están embarcando en un largo viaje y que el proceso es esencialmente de tipo alquímico. 

 El propósito de la alquimia es transformar una sustancia en otra. Esto se lleva a cabo quemando la basura, o la negatividad de una sustancia, de modo que la sustancia pura permanece o se crea. 

 En el proceso de la Magia Sexual de Isis, las sustancias transformadas son literalmente los fluidos sexuales, hormonas, neurotransmisores y otras sustancias no descubiertas todavía por vuestra ciencia. Pero también se lleva a cabo una transformación de la propia psicología. 

 Por naturaleza, la Magia Sexual de Isis aumenta el proceso alquímico. El calor, como si dijéramos, se levanta, la basura se clarifica, lo que necesita ser purificado se muestra penosamente delante. 

 Si no se comprende que ésto es uno de los subproductos de la alquimia, uno podría perturbarse por la aparición de material psicológico dificultoso. Pero realmente este es uno de los resultados, porque la presión interna creada mediante la intensa alquimia generada a través de la Magia Sexual de Isis, da lugar a que el cuerpo Ka expulse o presione fuera de sí mismo todas las impurezas y se clarifique a sí mismo de todos los Obstáculos al Vuelo.

 En aquellos que practican solos, sin una pareja, la Alquimia de Horus también crea presión interna, expulsando impurezas, pero la tarea es más difícil ya que la energía requerida proviene de los propios esfuerzos personales y no existe el beneficio del reflejo del otro. Sin embargo, puede hacerse.


VEINTISÉIS 

 Este es el conocimiento básico que se requiere para la práctica de la Magia Sexual de Isis. En las páginas anteriores os he revelado el secreto de los tiempos, uno de los secretos más profundamente guardados de los Templos de Isis. 

 El conocimiento de estas prácticas estaba reservado para los estudiantes mas avanzados. 

 Si uno practica el camino solitario mediante las Alquimias de Horus o el camino de la Relación Sagrada, mediante la Magia Sexual de Isis, se va andando en el camino a la Divinidad. 

 La clave central en éste viaje es el reforzamiento del Ka mediante los estados extáticos de conciencia. Si es auto-generado o creado a través del éxtasis,   no es inherentemente importante; el Ka es alimentado y potenciado por los estados extáticos sin tener en cuenta su fuente. 

 Por el contrario, la vergüenza es un veneno para el cuerpo Ka, un elemento tóxico que decrece su vitalidad y potencia. 

 Yo, una iniciada de Isis, encuentro trágico que la Iglesia haya avergonzado a mujeres y hombres en cuanto a sus naturalezas sexuales y cerrado la puerta a uno de los caminos más directos a la realización en Dios. Independientemente de que sigáis éste camino, mi consejo es que os liberéis a vosotros mismos de toda vergüenza. 

 Investigad las catacumbas de vuestra propia mente y corazón, buscad los sitios oscuros en vosotros mismos donde habita la vergüenza, y quitadla.

 Encontrad cada oportunidad para crear éxtasis, porque ello os refuerza y potencia el Ka. 

 Que los obstáculos a vuestro vuelo sean pocos y que las bendiciones a lo largo de vuestro camino sean muchas. 


VEINTISIETE 

 Deseo dirigir mi atención ahora a algunos puntos críticos en relación con la práctica de la Alquimia y a la  Magia Sexual de Isis. 

 Para el Iniciado masculino, es esencial comprender que son los campos magnéticos creados al principio tocando y acariciando a la Iniciada femenina, su amada, lo que arranca la cascada de campos magnéticos, que desarrollan una intensidad hasta el punto del orgasmo. 

 Es importante que el Iniciado masculino se adiestre el mismo en anidarse en los campos magnéticos. 

 Es extremadamente importante para ambos Iniciados poner su atención sobre el cuerpo Ka durante los estados extáticos de conciencia que se generan haciendo el amor, porque esto refuerza y potencia al cuerpo Ka y es esencial para este tipo de alquimia tal como la practicamos Yeshua y yo. 

 En el momento del orgasmo físico hay una tendencia para la fuente magnética a moverse bien hacia arriba a través del extremo de la cabeza o hacia abajo a través de los pies –pero en ambos casos, este campo magnético sale del cuerpo y se disipa. Es importante durante el momento del orgasmo contener el campo o fuente magnética. Idealmente, el Iniciado debería poner su consciencia en el Trono superior o centros cerebrales superiores. Esto daría lugar a ascender la fuente del orgasmo hacia la cabeza, enviando su energía hacia el mismo cerebro y hacia el cuerpo Ka. 


VEINTIOCHO

 Hay veces en que el Iniciado masculino puede desear retener su semilla. En la Magia Sexual de Isis los Iniciados masculinos fueron adiestrados en una técnica específica llamada Detener el Nilo Inferior.

 Desde el Conocimiento Iniciático del antiguo Egipto, existió el Nilo tanto externa como internamente, siendo el Nilo externo el río físico y el Nilo interno el Djed y su flujo a través de los siete sellos o chakras. En el momento del orgasmo físico, cuando un hombre eyacula, los poderes creativos que han descendido desde el Nilo superior al Nilo Inferior se liberan. 

 Este semen transporta gran potencial para la creación de campos magnéticos en forma de nueva vida o de una reacción alquímica en el útero de la Iniciada femenina, como expusimos antes. 

 Sin embargo, a veces, un Iniciado masculino puede desear mantener su semen, principalmente porque, dependiendo de su vitalidad, la eyaculación puede realmente decrecer su energía, y fue para estas ocasiones para lo que se desarrolló la técnica de Detener el Nilo inferior. 

 El hombre pone un dedo sobre la próstata, justo enfrente, de modo que en el momento de la eyaculación, el semen va hacia atrás en vez de hacia delante y los campos magnéticos de su esencia sexual re-circulan a través de su cuerpo y de su Ka. Pero aún en éstos momentos hay campos magnéticos generados por su Ka que interaccionan con los de la Iniciada femenina y ambos pueden anidarse dentro de estas interacciones. 


VEINTINUEVE 

 Y ahora quiero referirme a una forma relativamente rara de pareja pero que ocurre a veces dentro de los Iniciados de Isis. Vosotros lo llamaríais parejas del mismo sexo. 

 Mientras que el desarrollo de los campos magnéticos y el anidamiento en estos campos y el arranque de los estados extáticos pueden crearse a través de una pareja del mismo sexo, no tiene lugar la interacción del semen y el útero y por tanto no está presente este aspecto de la alquimia. 

 Sin embargo todos los otros aspectos de la Alquimia y de la Magia Sexual son relevantes. 


TREINTA. 

Finalmente, quiero dirigir mi atención al término Iniciado porque he usado este término de forma extensiva en todo este material. 

 El término Iniciado, se refiere a quien ha decidido vivir creciendo en conciencia. Aquel que ha decidido dejar atrás la vida mundana y entrar en la aventura de la conciencia. 

 Generalmente hablando, el cruce del umbral de la vida mundana a la sagrada, viene marcada por un ritual de Iniciación. En las antiguas prácticas un candidato sería Iniciado por un Sacerdote o Sacerdotisa, y este Sacerdote o Sacerdotisa tendría el poder de conferir a aquel individuo el poder relativo al linaje al que ellos pertenecen. 

 En ciertos tipos de transiciones se requiere o necesita un Iniciador externo. 

Sin embargo, para las fases iniciales es posible para una persona Iniciarse a ellos mismos, porque la verdadera esencia de la Iniciación significa marcar un umbral, el cruce de la vida mundana hacia la vida sagrada. 

 Para aquellos que se sienten llamados a practicar las Alquimias de Horus y quienes desean marcar su compromiso a vivir la vida sagrada, ofrezco este sencillo ritual. Doy esta instrucción por la escasez de personas cualificadas para conducir Iniciaciones hacia los antiguos linajes de Egipto. 

 Para éste ritual se necesitaría una vela y dos vasos o copas. 

 Una copa se llena con agua y la otra está vacía. Si lo deseáis, podéis añadir flores e incienso, haciendo el ritual tan estéticamente placentero como deseéis, pero fundamentalmente la Auto-Iniciación es un acto de intención y de voluntad espiritual y personal. 

 El ritual es sencillamente el reflejo externo de algo que está ocurriendo profundamente dentro de uno mismo. Y por supuesto, esta elección interna puede ser hecha sin la necesidad de un ritual externo en absoluto, porque el ritual sin elección interna no tiene valor. 

 Para este ritual debéis encender la vela y decir estas palabras… 

 Espíritu de toda vida, se aquí mi testigo. Por el bien de mi elevación y la elevación de toda la vida, me esforzaré en ser inofensivo para mí mismo y para los demás” 

 Entonces, manteniendo el vaso o recipiente de agua en la mano derecha, echaríais el agua en el recipiente o vaso en la mano izquierda, y mediante estas palabras sellaríais esta acción… 

 Mediante el flujo de esta agua, simbolizo la transferencia de mis sagradas aguas de vida,  De lo mundano a lo sagrado. Espíritu de toda vida, sé aquí mi testigo Amen. Amen. Amen.” 


TREINTA y UNO 

 Quiero acabar mi historia con pensamientos sobre mi amado, Yeshua. Como una Iniciada de Isis había sido instruida para el momento en que me reuní con él. Y desde el momento en que nuestros ojos se encontraron, fui transportada a otros mundos.

 Comprendí las enseñanzas que habían estado oscuras. Comprendí los secretos más profundos de Isis, tal como ella me los reveló no a través de los escritos sagrados, sino a través de la presencia viva de mi amor por Yeshua. 

 Cuando se intensificó la Alquimia entre nosotros, le adoré a él y él a mí. Fue una gran dificultad para él alejarse de mí. 

 Hubo conmociones dentro de él que le hicieron añorar estar conmigo mejor que enfrentar la mortal Iniciación de Horus; pero como un maestro del alma había venido a dejar un sendero de luz a través de los niveles oscuros de la muerte. Lo hizo por su propio bien y el bien de toda la humanidad. 

 Hay muchos quienes confundieron lo que él hizo y por qué lo hizo. 

 Hay aquellos que creen que todo lo que necesitan es creer en él y no esforzarse en la parte que les corresponde. Esta no fue nunca la creencia o visión de Yeshua. Vino como un aguacero de luz, un faro de amor en un tiempo en que el mundo estaba aún en la sombra de un dios celoso. Yeshua, como un maestro del alma, demostró un inmenso coraje y fuerza para enseñar amor en tal momento. 

 Fue extraño para mí, siendo a la vez iniciada y mujer enamorada, porque comprendí que mi tarea era ayudarle a construir su Ka, de modo que pudiera enfrentar los niveles de la muerte con el mayor poder.  

Como una Iniciada, comprendí mi tarea, y en alguna medida comprendí lo que era la visión de Yeshua. Pero como mujer enamorada, fui arrastrada por los sentimientos hacia mi Amado. 

 Y así, permanezco en el tiempo, mirando atrás, como fue, sobre nuestra vida juntos; y tiene un gusto agridulce. 

 La dulzura de la presencia de Yeshua, me llenará y me sostendrá siempre, pero la amargura de nuestra separación también permanecerá siempre. 

 En mis últimos días en esta tierra, Yeshua vino a mí de nuevo en su cuerpo Ka, como había hecho durante muchos años. Estuvo conmigo hasta que exhalé mi último suspiro y llevó a mi Ka a través de los niveles de la muerte, a través del sendero de luz que él había dejado mediante el poder de su intención y me llevó a lo que llamaríais cielo, pero que es un lugar en el alma. 

 Yo permanezco en este lugar con su presencia a través de todo espacio y tiempo. 


TREINTA y DOS 

 Estaba feliz permaneciendo aquí con su esencia que llevo en mi corazón y en mi mente. Pero la misma Isis vino y me dijo que ahora tenía que contar mi historia…Que las mentiras de los dos mil últimos años tienen que acabar….que lo femenino vuelve a equilibrar a lo masculino….que la Madre Cósmica está revelándose a sí misma al comienzo del fin del tiempo. 

 Y así es por lo que revelo uno de los secretos perdidos de las edades –que el Espíritu, el principio masculino, para retornar a sí mismo a través de su viaje a la Materia, requiere la asistencia del principio femenino, la inteligencia de la Materia misma. 

 Pero desde la perspectiva iluminada solar del principio masculino, el principio femenino lleva dentro un abismo peligroso, húmedo y oscuro. El principio solar se siente amenazado por la oscuridad del aspecto lunar. Sin embargo, es en la unión del Sol y de la Luna, la unión de los principios masculino y femenino, en equilibrio, en balance energético, donde se alcanza la verdadera iluminación. 

 Cuando Jesús se preparó a sí mismo conmigo para su terrible experiencia antes del Jardín de Getsemaní, yo era la corporeización de Isis. Yo era ella. No había diferencia entre ella y yo misma. Había sido adiestrada en las prácticas que lo aseguraban. Y de este modo, Yeshua como el Sol, el principio solar manifestado en los niveles de la materia, se unió conmigo, la Luna; y él estaba unido con Isis misma y sin ella no podría haber ocurrido su elevación. Ella es la Madre Cósmica. Otras culturas la llaman por otros nombres pero es la misma. 

 En la medida en que el Iniciado masculino es capaz de anidar en los campos magnéticos con su Amada y traer hacia sí mismo las energías vibratorias de estos magnetismos –en esta medida él está entrando en contacto con la propia Isis, la Madre Cósmica, la Creadora de todo tiempo y espacio. 

 En la medida en que el Iniciado masculino es capaz de rendirse al magnetismo y de soltarse hacia su propia naturaleza, ella se convierte en la misma Isis. Cuando estas dos cosas ocurren al nivel cosmológico, el Iniciado masculino queda energéticamente sintonizado a Osiris y la Iniciada femenina queda asociada a Isis y de la mezcla conjunta de sus campos magnéticos, nace Horus –excepto que Horus no toma la forma de un niño. Horus toma forma y Horus vuela dentro de los cuerpos Ka de los mismos Iniciados. Son elevados de una forma muy real. Pueden volar dentro de los niveles celestiales de su propio ser. 

 La verdad es que Osiris no puede ascender sin Isis, ni Isis sin Osiris. El Alto Dios Horus nace del magnetismo de su unión. 

El Iniciado masculino, siendo eléctrico por naturaleza, piensa que lo puede conseguir por sí mismo, pero no puede. 

 Isis le espera al saber ésto, pero él no. 

 Ella ha esperado por centurias y ahora estamos al comienzo del final de los tiempos, y la presión es fuerte. Esta es una de las razones por las que me he presentado. 

 A aquellos Iniciados masculinos capaces de hallar los caminos en ellos mismos para rendirse a los poderes de Isis llevados dentro de las naturalezas de sus Amadas, o llevadas dentro de sus propias naturalezas si practican el camino solitario, sabed que hacéis esto no sólo por vosotros sino para toda la humanidad.

 Cuando se emprende la Magia Sexual de Isis, no es posible hacerlo solo para uno mismo, porque las prácticas elevan rápidamente al Iniciado hacia el nivel del mito viviente, porque en sus mas altas expresiones, como hemos indicado antes, el Iniciado masculino se convierte en el mismo Osiris, y la Iniciada femenina se convierte en Isis... y Horus nace de sus magnetismos. 

 Para aquellos involucrados en la práctica solitaria de la alquimia, ello se lleva a cabo a través del magnetismo de los Circuitos Solar y Lunar. Cuando se domina la práctica básica compartida anteriormente, la Serpiente Negra de la Luna, manteniendo la esencia del Vacío, se estremece y tiembla dentro del cuerpo Ka del Iniciado, de la misma forma que la Iniciada femenina se estremece y tiembla en los brazos del masculino cuando practican la Magia Sexual. 

 Dentro del Iniciado que practica la vía solitaria la Serpiente de Oro del Sol, se reúne con la Serpiente Negra de la Luna en el centro de la cabeza y los campos magnéticos creados por su mezcla conjunta y las reacciones energéticas creadas por sus intersecciones a través de los Chakras o sellos, crean el Horus. 

 Por tanto, si es practicado en solitario o con otro no importa intrínsecamente, pero lo que debe ocurrir en ambos casos es lo mismo. 

 El Sol y la Luna deben estar en equilibrio y entonces, la Iluminación, que nosotros llamamos Horus, tiene lugar. 


TREINTA y TRES 

 Os he ofrecido mi historia y las enseñanzas que os han sido dadas con las más profundas esperanzas de que encontréis un camino hacia vuestra propia grandeza, porque eso es lo que ahora necesita el mundo mas que nunca. 

 Espero que seáis elevados por mis ideas y que seáis inspirados como yo lo fui por el ser magnificente que llamáis Yeshua, pero que yo llamo mi Amado. 

 A aquellos quienes tienen el coraje para practicar las Alquimias de Horus y para aquellos que escogen vivir la Relación Sagrada con ellos mismos o con otros, les doy mi bendición. 

 Que las bendiciones de la Madre Cósmica os acompañen en vuestro viaje hacia vosotros mismos. Que el camino entre el Sol y la Luna sea revelado.

Espíritu de toda vida, sé testigo. 

Amen. 


María Magdalena


EL MANUSCRITO DE MAGDALENA

FINAL

Vía HA LLEGADO LA LUZ de ALICIA BOTERO el 3/02/13 
http://hallegadolaluz.blogspot.com/2013

Re-Publicado por:ANSHELINA, la Luz que llama a despertar
http://loqueheaprendidode.blogspot.com
http://romancesdivinossohin.blogspot.com