Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Varanak (Aivanhov). El propósito del Alma y Otras Preguntas. Acerca de lo que sucede en nuestros alineamientos o comuniones a nuestro cuerpo físico y multidimensional y de nuestro propósito como almas encarnadas aquí en el Planeta. Selén Om. 27 de septiembre de 2014. Con audio. ¡Compartir!!!


 
Original en portugués

Audio en dos tiempos. Esperar para que continúe la segunda parte
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1213069&c=8eyKR_o8o

¡Saludos hermanos y hermanas!

Participantes: ¡Saludos!

Que la Llama Eterna del Fuego, del Aire, del Agua y de la Tierra en el Éter Sagrado vibre en nuestros corazones, y sea en nosotros el tejido común y también la comunicación común, por medio de la cual nos relacionamos con Interdependencia, Interconectividad, Interrelaciones Sagradas. El conjunto de la Consciencia Melchizedek os saluda en Espíritu y en Verdad, Aquí y ahora, en el reconocimiento de lo sagrado en nosotros.

Yo os transmití en mi última intervención en vuestro medio, esta oportunidad, así que se abre para que compartamos, intercambiemos también en vibración y en verbo, para dinamizar, aclarar, reunificar aquello que pueda existir en vosotros o en las almas conectadas a vosotros en encarnación, en un cuerpo físico – como vosotros lo comprendéis – o no, aquello que llamáis dudas o cuestionamientos. El espacio, por tanto, se encuentra abierto para el intercambio. Sentíos en libertad.

Participante: Hace ya algunos días, mientras se desarrolla la vibración, yo siento que la vibración se encuentra principalmente en la cabeza y los ojos vibran mucho y vibran hacia arriba, ¿eso tiene que ver con el desarrollo del proceso que está en curso en la humanidad?

Todo tiene que ver con el proceso que está en curso y esto es un punto que debe ser muy bien retenido en vuestra consciencia ordinaria, porque cuando esto es firme en la consciencia ordinaria, mucha preocupación, tensión y ansiedad pueden ser rectificadas y disueltas. Esta presión en la cabeza implica un proceso doble, primero un trabajo de aquello que entre vosotros llamáis la Llama de la Luz Viva, el Fuego Vivo, a nivel de las estructuras vibratorias relacionadas con esta parte del cuerpo y que tienen su representación- porque el cuerpo es simbólico - en lo que vosotros llamáis cuerpo etérico, o el cuerpo multidimensional. Esto primero que todo es un reflejo de la dinámica vibratoria en lo que concierne a la fusión de la forma física con la forma multidimensional. Es necesario comprender que la forma física está siendo conducida muy sabiamente a un estado de perfecta colaboración, expresión y servicio con aquello que es realmente la forma real de la consciencia, o cuerpo multidimensional.

Comprended que la forma física es una sombra de la realidad interna. Y claro en la medida que esta dicotomía se resuelve, la aplicación de la palabra interna pierde su sentido, pero aun así, hasta el momento esta es una distinción que facilita vuestra comprensión. La realidad interna para vosotros – porque los ojos están fijos en lo que se muestra exteriormente y, por lo tanto, todo lo que no es eso pasa a ser interno – de hecho, es la realidad multidimensional, de hecho el estado uno, sagrado en donde estos tres elementos, estas tres joyas de la existencia plena y sagrada son los pilares de la manifestación y de la interacción. Interdependencia, Interconectividad e Interrelación Sagradas. La realidad interior, interna, que concierne al alma, que concierne a la consciencia en su estado original, no distorsionada es natural, por lo tanto, es lo que nosotros llamamos la realidad interna. El cuerpo físico, por lo tanto, es la sombra de esto, es el reflejo de una franja de existencia física, compuesto por una aglutinación o agregado particular de moléculas, de partículas, que vibran en un estado en donde la tónica es una neblina llamada separación. Esta franja de la materia objetiva vive un proceso de reconexión, de reintegración, de sanación, o simplemente de reconocimiento de su propia realidad. Objetivamente hablando, es este el objetivo; su cuerpo físico, o la sombra, pasa por un proceso de integración al cuerpo multidimensional, que es de hecho su forma real. Esto conduce hacia un estado en el que el cuerpo físico tiene la posibilidad de expresar, manifestar activamente, objetivamente, aquello que concierne a la potencia de la forma multidimensional. La materia física es espejo, la materia física es reflejo y es símbolo, en la medida en que la materia del Planeta, en esta franja de existencia física, va siendo reconectada, reintegrada, sanada, es precisamente en este estado en el que ella entra, a la expresión perfecta, fiel a su arquetipo.

Así que, en el primer punto, la intensidad de la dinámica vibratoria a nivel de la cabeza es el reflejo de una dinámica vibratoria a nivel interno. Del mismo modo, podemos señalarlo como la causa de la intensidad a nivel de la cabeza como un proceso de limpieza o desbloqueo del canal que se relaciona con la estructura vibratoria que la cabeza representa para el Corazón, el centro de Vida. Pero, esto tiene que ver, en este momento, y en vuestro caso específico, con el proceso de la rehabilitación de la forma de la percepción sensorial de realidades no tangibles hasta el momento. En la medida en que las realidades o las precepciones que conciernen al reino de la materia, o al reino de la materia objetiva inclusive, pasan a ser percibidas por los sentidos – y esto quiere decir que los sentidos son rehabilitados al punto de permitir este tipo de contacto, de interacción del núcleo del percibidor con la realidad en que él esta insertado- podemos ya decir que las realidades pasan a ser tangibles también.

Todo se resume en una transcendencia de la dicotomía. Si la dicotomía para vosotros se manifiesta como externo-interno es ésta dicotomía la que va a ser abordada y, digamos de una manera un poco susceptible de distorsión, atacada por la acción de la Luz Viva. Si la dicotomía está en aquello que vosotros llamáis patrón moral bien-mal, es exactamente esto lo que os va a traer para que sea aclarado, para ser visto con lucidez, y por ahí van los patrones dicotómicos. Todos ellos se resumen al final en la dicotomía básica para la consciencia en encarnación del estado de separación de Yo y Dios. Vosotros podéis cambiar la palabra Dios por cualquier otra cosa.

Es interesante notar, sin embargo, de que la palabra Dios puede ser cambiada por cualquier otra cosa, pero el Yo permanece, esta es la realización que debe ser hecha por vosotros.

Participante: Cuando hacemos… Por ejemplo, en mi caso, cuando yo hago alineamiento, en un determinado momento la mente se apaga, la sensación es de dormir, de adormecimiento. Y en esos momentos, ¿cuál es el proceso, qué es lo está sucediendo conmigo en el momento en el que yo no tengo consciencia?

Lo que sucede es que aquello que se cree que tiene o no consciencia es obliterado en la Consciencia. Comprended: vosotros sois más allá de la estructura diminuta y limitada que vosotros denomináis “yo”. Cuando la potencia de la realización de vuestro centro silencioso, electro y magnético, o sea, el útero de la vida, del poder vivificante y vivo desciende sobre la forma y una corriente un poco más intensa, dos cosas pueden suceder: o que la materia del cuerpo… y en especial la materia que concierne al sistema cerebral- Y ustedes ahí pueden llamarlo sistema neuronal, que tiene su centro en el cerebro, pero que se esparce por todo el cuerpo- así como en el sistema nervioso, que son las dos partes más afectadas por la corriente un poco más intensa de la Luz Viva, Fuego Vivo, como lo queráis llamar, dos posibilidades existen para el sistema: o él entra en un estado de hibernación para mantener una cohesión mínima de la estructura y en ese proceso él es trabajado, transformado y aquello que debe acontecer como sanación y rectificación sucede; o el sistema está ya en un nivel en el que responde en el que él es capaz de procesar la corriente que desciende como información y permitir la expresión de la consciencia en la forma de manera consciente y en vigilia, o sea, con la capacidad perceptiva activa, así que existe una experiencia que se lleva a cabo.

Esta desaparición es un estado de transición. El cuerpo no posee la condición aún de recibir la potencia con la consciencia en estado de percepción activa, entonces existe un proceso de desaparición, o lo que vosotros llamáis de supresión. La confusión se lleva a cabo, sin embargo, cuando se cree que el cuerpo estaba dormido. Esto no es de hecho lo que sucede. El cuerpo entra en un estado de sueño, lo que quiere decir que él no envía informaciones sensoriales hacia el núcleo percibidor – vosotros, alma.

Comprended, vosotros sois el alma, vosotros sois el alma que anima el cuerpo y no lo contrario, no es el cuerpo el que tiene un alma. El alma, por lo tanto, permanece en una amplitud de precepción muy grande, pero el polo de comunicación sensorial que el cuerpo físico es, en este nivel, en esta franja material que está en estado de detención, o está en estado de recogimiento y el canal no transmite información sensorial que pueda ser procesada en la experiencia. Y lo que sucede es que el alma está teniendo una experiencia en un nivel mucho más amplio que en esta franja física. A medida que el cuerpo entonces va siendo trabajado por la energía o por la Luz, como quiera que lo queráis llamar, él va recobrando su capacidad de respuesta. Es como si él creara un acoplamiento al estado unificado, acoplamiento al estado pleno de la consciencia, capaz de soportar la consciencia vibrando en este estado de plenitud en la misma forma.

Pero este es un proceso, y podéis percibir que el proceso no siempre sucede así. Y esto puede variar de persona a persona, y cuando hablo de persona, yo me estoy refiriendo exactamente a lo que la palabra quiere decir, de personalidad para la personalidad, que comprende la estructura psicológica y física, un agregado de la materia.

Participante. ¿Eso podría sucederle a usted también en un estado de quietud, más consciente?


Si.

Participante: ¿Por qué para mí así, yo no tengo esta disolución, pero yo siento como si en el fondo tuviese un descanso, quietud, pero la cabeza sigue funcionando, pensando, y viene una cosa y viene otra, pero tengo aquella cosa detenida y quieta observando y esto sería otra posibilidad de que todo este proceso también ocurra?

Pero fue lo que dije. Dije: existen niveles de intensidad de la energía y existe la condición psicofísica de cada alma. Esto abre una gama casi infinita de posibilidades para experimentar. Esto no quiere decir que porque este agregado particular de la materia psicofísica lo experimente en este momento eso se vaya a repetir en el siguiente. La ley de la Vida es dinámica, la Ley de la Vida es imprecisable y en esta imprevisibilidad es de una precisión inimaginable, porque atiende la necesidad de cada elemento y partícula de vida de manera muy amorosa, muy rápida, muy considerada.

Participante: ¿Entonces este proceso del que ella habló sucede conmigo a nivel del sueño, porque me llega un sueño que no puedo controlar, será la misma situación?

Si, y comprended que esto está sucediendo a nivel de la humanidad. Aquello que muchos comprenden como un sueño, como un cansancio, como una depresión de la energía vital, en verdad es una respuesta inteligente del cuerpo para vivir el descenso de una determinada corriente de energía que el alma está enviando hacia la forma en este proceso de sacralización de la materia. Esto, podríamos decir de la humanidad de dos maneras en este momento: una manera que está entrando por esta dirección en que la materia está respondiendo sin que percibáis que esto está aconteciendo a nivel de la humanidad. Aquello que muchos comprenden como un sueño, un cansancio, como una depresión de la energía vital, en verdad es una respuesta inteligente del cuerpo para vivir un descenso de una determinada corriente de energía que el alma está enviando a la forma en este proceso de sacralización de la materia. Esto, nosotros podemos hablar de la humanidad en dos vías en este momento: una vía que está entrando en esta dirección en que la materia está respondiendo de esta forma, hay una parte de la humanidad y esta es la mayor parte, que está entrando o, ya entró, en fin, más en este proceso de recogimiento de la estructura psicofísica, en estos momentos de disminución de la energía o actividad del alma en el cuerpo, en fin, es ahí donde vosotros tenéis un número cada vez mayor de personas que presentan estos síntomas – o un cansancio, o la caída de la energía vital, o pereza, o la necesidad de dormir por más tiempo; todos estos síntomas, todos ellos, que si vosotros os dais cuenta están por detrás de un elemento común entre ellos, y se resumen en la palabra recogimiento; recogimiento, resguardo, interiorización. Entonces hay una parte de la humanidad cuya materia es mucho más inteligente y está respondiendo naturalmente a esta intensidad que es cada vez mayor a la energía ígnea del planeta con este impulso de recogimiento y de interiorización. Y hay una parte de la humanidad en menor número, pero que es un número que crece también cada día, que está transitando de este modo de recogimiento, de este modo de interiorización, que es un modo seguro, si podemos decir, para la estructura psicofísica, pero es un modo cada vez más consciente, cada vez más integrado. Esto es lo que acontece para todos vosotros.

Y entonces a partir de eso, eso no quiere decir que son dos clases de personas, no, estas son dos formas presentes en la humanidad. Esto no quiere decir que aquel está en ese grupo y solo está en ese grupo, no, estas dos formas coexisten en vosotros, pero hay una preponderancia de una u otra, y hay una transición, claro, de este primer modo para este segundo modo, una transición que acontece naturalmente y que no puede ser acelerada artificialmente.

Participante: ¿Qué tipo de influencia genera esto en la materia, en el cuerpo físico además del sueño?

Lo que acontece cuando hay este impulso de dormir por ejemplo, que también puede manifestarse de otras formas que ya abordamos, o que se procesa allí, es una dinámica a nivel atómico, molecular, celular, electromagnético, donde hay una rectificación de ciertos canales. Este proceso es progresivo, él no puede ser inmediato porque la violencia de esta transformación inmediata causaría una destrucción psicofísica. Entonces él es un proceso que va aconteciendo armoniosamente, respetando el camino del alma, o que el alma tiene que expresar ahí en este momento de sueño, en fin. Entonces, la transformación acontece en un nivel interno, no quiero decir respecto al cuerpo físico, pero esta transformación permite la transformación de la expresión de aquella consciencia en encarnación: potencias, formas de estar delante de la vida y se relacionan con el ambiente alrededor que antes parecían imposibles y muy distantes e idealistas, pasan a ser de un día para otro una realidad, allí, vivenciales, fácilmente vivenciales.

Vamos a colocarlo de la siguiente forma, vamos a ejemplificar esto. Una persona que tiene una gran dificultad de relacionarse con un determinado ambiente, una determinada circunstancia, y vamos a dar un ejemplo de alguien que tenga dificultad de estar en un ambiente con música alta. Esto es una respuesta de repulsión con base a un deseo, con base a una preferencia personal. Pero no es solo una repulsión, aquello causa un conflicto, aquello causa un desgaste, aquello causa un ataque energético a la situación, o sea hay un proceso de ruptura, de ruptura del movimiento armonioso de la energía. A partir de este proceso que acontece y que se manifiesta a veces por un momento de silencio o por el sueño, o por la necesidad de descansar, en fin, o lo que quiera que sea, aquella persona de repente ante esta situación no encuentra más aquella respuesta agresiva al ambiente, a aquel elemento en el ambiente. Ella percibe una capacidad de integrar aquello armoniosamente. No es que ella pase a gustar de la música alta, no es que ella pase a gustar del tipo de música que se está tocando, es apenas una transparencia en relación a aquello. Percibid aquí, que es una transformación que acontece a nivel psicológico, que es la forma como el alma en encarnación, a través de esa personalidad, está cualificando la experiencia, pero hay también una transformación de orden fisiológico porque hay una modificación de cómo es sentido aquel estímulo y lo cualifica.

Cuando vosotros coméis una manzana, dos procesos están involucrados en este acto: la parte psicológica que cualifica la experiencia que dice que aquello es bueno, o para la salud, o por el sabor, o porque todo el mundo lo hace - o sea, la significación psicológica de la experiencia; pero hay también un elemento sensorial, el sentido que transmite y a pesar de vuestro gusto de comer manzana, no es toda la manzana que a vosotros os gusta comer, y es aquí que entra el elemento sensorial, aquel elemento que dice, “esto es así”, esto es así, esto es bueno, esto no es “bueno”. Cuando hay una modificación a este nivel también, nosotros decimos que hay una modificación en el nivel físico, fisiológico.

Ahora, transiten de este ejemplo localizado y limitado para su posición ante la vida planetaria, con todos los aspectos que la componen. Perciban la intensidad del trabajo que está aconteciendo para promover esta integración a nivel psicológico y físico. ¿Es esto lo que está aconteciendo por detrás de sus alineamientos, meditaciones, oraciones, disoluciones o lo que quiera que sea? Es esto lo que está aconteciendo. La forma como vosotros expresáis, concientizáis y objetiváis esto en su nivel de vigilia en cuanto a personalidades, y claro está ahí condicionando la circunstancia de cada uno, hay también aquello que vosotros tenéis que vivir, pero el proceso es el mismo, y es que este acontecimiento está por detrás de la apariencia del escenario.

Participante: Yo tengo la impresión de que, -un ejemplo mío-, si mi cuerpo físico no tiene más la expresión de dolor, ¿esto puede ser un ejemplo también?

Esto es un ejemplo, esto es un ejemplo.

Participante: Esto es una cosa que está muy fuerte en mí, yo no expreso más sensaciones de dolor físico.

Exactamente. Percibid que el propio cuerpo, el propio sentido, los propios sentidos están pasando por un proceso de transformación de aquello que existe en ellos, en los órganos sensoriales, como un código que cualifica los objetos percibidos como amigos y enemigos. Y esto es una transcendencia del conflicto a nivel de la materia. Porque es preciso percibir que la noción de conflicto, esta palabra es una palabra que se aplica a la dinámica psicológica del ser humano, pero esta noción de conflicto existe en este o, a nivel celular. A partir del nivel molecular esta noción de conflicto no existe más, ella asume otra dinámica que un percibidor sobre la ilusión de conflicto puede incluso llamar conflicto. Pero a este nivel celular la idea de separación toca la materia, y de ahí que vosotros tenéis células que responden de manera conflictiva a otras células, generando un estado de batalla en el cuerpo físico. Es ahí que vosotros llamáis esto dolencias, desordenes fisiológicos, o lo que quiera que sea. Cuando el engranaje que impulsa a la célula para responder combativamente a sus hermanas y hermanos es transformado, y sublimado, rectificado o reabsorbido - o lo que quiera que sea -la propia célula se comporta de manera diferente, expresando en su comportamiento plenamente Interdependencia, Interconectividad e Inter-relación Sagradas. Esto es lo que parece que está aconteciendo en la superficie, que es la expresión de cada uno, pero este es un proceso que está aconteciendo a nivel de la propia materia, porque es preciso comprender que la persona es apenas el resumen, resumen, de un montón de informaciones, ella es el resumen más o menos coherente, de aquello que constituye el vehículo de la expresión del alma, ella es un producto, un producto - Yo no diría innecesario - pero es un producto excedente.

Participante: Esto acontece conmigo a partir de una experiencia que yo tuve de una enfermedad y de un dolor muy intenso que sentí y entré en alineamiento, y en ese alineamiento yo tomé consciencia que no soy el cuerpo y, por tanto, no necesitaba sentir aquel dolor, una vez que yo no soy el cuerpo. Y entré en ese proceso silenciosamente, esto duró un período de unos veinte minutos, y cuando retorné a la consciencia de la mente, yo no tenía más el dolor porque estaba insoportable hasta aquel momento; y percibí que fue a partir de esta experiencia que yo no siento más dolor de ninguna especie.

Esto encaja exactamente en el ejemplo dado anteriormente con respecto de la música alta, una muestra de que la forma como el cuerpo responde a determinada circunstancia o situación.

Participante: ¿Este Fuego, esta vibración, ella es retransmitida para la gente? ¿Ella es filtrada, readaptada?

Daos cuenta, en el nivel real, más real posible, más que real, tan real que parece ser irreal, donde la realidad y la irrealidad son transcendidas y sintetizadas en el Sin Nombre, vosotros sois este Fuego. En la Danza de la manifestación Vuestro-Fuego se manifiesta multidimensionalmente, multilocalizada, multi-anímicamente a través de Chispas y a través de la Materia que es el océano de manifestación, océano de formas. Un rayo de este Fuego que vosotros sois toca una porción de la Materia y se une a ella, y entonces surge aquello que nosotros llamamos la experiencia anímica, o identidad universal cósmica.

Entonces, nosotros podemos buscarlos a través de diversos prismas. En este nivel sin nombre vosotros sois el Fuego. En el nivel de la Danza, vosotros sois una Chispa y un Rayo de este Fuego. En el nivel de la Materia vosotros sois el compuesto alquímico de la unidad indisoluble del Fuego en sus dos rostros de expresión: Madre y Padre, Materia y Vida. Vosotros sois triples, vosotros sois séptuples, vosotros sois innumerables también si queréis, pero también vosotros podéis ser apenas una sola cosa o nada.

Como Fuego, no hay retransmisión, vosotros sois el propio Fuego. En cuanto a alma universal, en cuanto a Chispa de este Fuego Ígneo y misterioso, vosotros sois el polo retransmisor. En cuanto a alma en encarnación una danza objetiva - y aquí yo no estoy limitando esta danza objetiva al Planeta o a esta franja de experiencia, yo estoy colocando esto en el ámbito galáctico, cósmico, universal – vosotros sois el receptor. Vosotros en un solo tiempo sois emisor, catalizador y receptor de un impulso que es de vosotros mismos. Luego están esos tres prismas de cómo percibir la manifestación: En Sin-Nombre, de hecho, más allá de toda realidad, no hay ningún aquí a no ser el mismo Fuego, a no ser el mismo Sin-Nombre, a no ser Aquello, inamovible, incognoscible. Al nivel de la manifestación, de creación o danza, somos todos rayos de este mismo Uno, nosotros nos expresamos, nosotros nos manifestamos objetivamente en cuerpos, en espacios, líneas de espacio y tiempo, haciendo experiencias, encontrándonos, comunicándonos, creando, co-creando, dinamizando, enriqueciendo esta experiencia Una. Entonces somos: emisor, catalizador y receptor.

Vuestra pregunta probablemente se aplica al punto de vista del receptor. Desde el punto de vista del receptor, esta energía que también posee varios rostros, esta Luz Viva que posee varios rostros, es retransmitida desde el Centro de la Vida-Poder-Amor-Sabiduría, que aquí se denomina como primer Éter, como Reino Divino. Allí están las Doce Llamas Sagradas. De estas Doce Llamas esto es retransmitido a través de cada nivel de la manifestación pasando por los diversos canales, pasando por nosotros en cuanto a almas en encarnación, que también somos canales y transmitimos esto para otros puntos de manifestación en la materia, cada una expresando su porción en el arquetipo cósmico. Es realmente una gran malla, una gran Tela de Interdependencia, Interconectividad e Interrelación.

Cuando vosotros imagináis una tela, una malla, vosotros podéis hablar de esta malla en tres niveles. Vosotros podéis hablar de la malla como un todo, y que vosotros y esta malla son un todo. ¿Por qué como vosotros vais a decir: “Yo soy este hilo de malla? Vosotros no sois independientes, porque si vosotros cortáis este hilo de malla, vosotros dejáis de ser malla, no es posible, la malla existe como un todo. Pero vosotros podéis también percibir la malla como una serie de conexiones. Y también podéis percibirla como los propios puntos, adonde lleva esta conexión, y que queréis que pase a través de estas líneas de conexión. De modo que vosotros y la malla, vosotros y el hilo conductor que atraviesa la malla y vosotros sois el punto que recibe aquello que es conducido. Todo esto de una sola vez, pero vosotros podéis también escoger daros cuenta de esto sucesivamente, en cualquier orden, como ahora.

Participante: Esa chispa, cada chispa en encarnación, tiene un propósito a nivel de vida, de experiencia, en este momento - en nuestro caso - en este Planeta, nos adentramos en el olvido en este mundo de ilusión, y podemos perder el propósito?

No, no. El propósito no pertenece la persona, el propósito es propósito del alma del percibidor.

Participante: No necesitamos ser conscientes…

Daos cuenta que el propósito es del alma, entrar en una experiencia de olvido hace parte del propósito, y lo que acontezca a partir de esta transformación está incluido en este propósito. Y todo esto va a concluirse en el cumplimiento del propósito. Puesto que vosotros no comprendéis, no confundáis el propósito con la tarea. El propósito es su papel en cuanto hilo conductor, en cuanto a elemento catalizador. Vamos a dar una rápida mirada, vamos dar un rápido viaje por la manifestación del Fuego Misterioso:

A partir del Uno Padre-Madre -y Fuego Misterioso que cualquier consciencia en cualquier nivel, grado de expresión, en cualquier universo, lo máximo que, en cuanto a chispas, nosotros podemos darnos cuenta de que este misterio es el rostro Un Padre-Madre, es el Océano Ilimitado de Pura Luz, Materia y Espíritu, o Pensamiento Divino, o Pensamiento Creador, que es Principio inteligente y Materia que lo constituye- Vida y Forma. Esto es el ápice dentro de la experiencia de la manifestación, esto es el ápice de la representación de la Unidad, este Fuego Misterioso. Porque esto es un Fuego Misterioso, esto es un misterio, esto es un misterio cósmico, no hay una consciencia, un alma que pueda penetrar este misterio completamente a nivel de experiencia, es claro. Para penetrar este misterio completamente, el alma precisa apagar este misterio. A partir de la Danza, de un polo de la Consciencia-Luz, Consciencia-Vida, es lo máximo que se puede experimentar en términos de Unidad es este rostro Padre-Madre Uno, es percibir la integración, la indisociabilidad completa de estos dos polos aparentes, Vida y Forma, Espíritu-Materia, Padre-Madre, energía eléctrica y energía magnética. Esto es uno. Esto no es dos, esto es uno.

Desde el Océano de Pura Luz, doce vórtices surgen. Y estas son los Doce Cromas o los Doce Rayos y Energías Primordiales de la Creación. De estos doce polos, y en torno de estos polos la materia comienza a agregarse, formando grandes vórtices que vosotros llamáis galaxias. Dentro de estos grandes vórtices, estas doce Energías van a manifestarse también, ellas se reflejan en aquel vórtice, y allí surgen los Cuatro Pilares de la manifestación, el rostro primordial de los elementos. Y en este punto es que las almas comienzan a surgir, las chispas comienzan a surgir. Porque a partir de este punto vosotros tenéis allí la expresión del Reino Dévico, que todavía es un reino de soporte, todavía es un reino de sustentación de la dinámica Vida-Forma. A partir de allí entonces las almas comienzan a surgir, las almas del Reino Humano, del Reino Vegetal, del Reino Animal, del Reino Mineral. Almas, Chispas del Fuego Misterioso cuyo propósito es tejer la Malla de Interconectividad, Interdependencia e Interrelación. Estos tres niveles de esta dinámica de estas almas que serían entonces el Reino Divino, el Reino Elemental - es comprendido aquí como Elemental como los Pilares de la creación, no como los elementales de la naturaleza – y el Reino Dévico su soporte, ellos componen la estructura, ellos componen el propio cuerpo, afluencia de Vida de la Danza, de la experiencia.

Cada alma, cada chispa que surge de estos vórtices, de los Estanques Cósmicos o Úteros Galácticos, solares, ella surge como expresión de uno de estos Rayos, de una de estas Energías Primordiales. Ella es una alquimia de todas ellas, pero ellas tienen una tónica preponderante, ellas van a revelar un aspecto único de esta alquimia de estas Doce Energías Primordiales: este es el propósito del alma.

Participante: De una de estas doce, aunque contiene...

Ella es alquimia de todas las doce, con la preponderancia de una energía, es el propósito del alma, es ser el hilo conductor de la expresión de la energía a nivel de la experiencia que ella merece, donde ella transita- cualquiera que sea la línea de tiempo y espacio, o dimensión, o Éter de Vida, o reino en el que ella va a manifestarse - ella es el canal de la expresión del Ser, este es el servicio. Por eso es que el único propósito es el servicio.

Cuando nosotros hablamos entonces de tarea, aquí nosotros tenemos otra dinámica, aquí nosotros estamos hablando del alma en encarnación. Y vamos descomponerla palabra encarnación de la relación dicotómica consciencia-cuerpo físico. La encarnación es comprendida universalmente como cualquier expresión de la consciencia, del alma a nivel espacio-temporal, cualquiera que sea la dimensión, conformación de la materia, densidad de la materia, cualquier que sea la forma. Desde que exista esta alquimia Materia-Alma, vosotros tenéis encarnación. Entonces, la consciencia está en un cuerpo multidimensional ella está encarnada en un cuerpo multidimensional.

Pues bien, aquí surgen tareas, ¿y la tarea qué es? Sois las formas, y los movimientos serán ejecutados dentro de esta expresión del propósito. El propósito se cumple, pero las tareas surgen cuando un alma, por ejemplo, se liga a un Espíritu Planetario, entonces la porción de servicio del alma junto a al Espíritu Planetario en lo que concierne a manifestación, concretización de arquetipos o impulsos, la expresión perfecta de la Interdependencia, Interconectividad e Interrelación Sagradas, estas son las tareas y las tareas pueden o no ser cumplidas, esto digo respecto a la experiencia del alma.

La diferencia es que en este mundo, este cumplimento o no, viene cargado de un valor crítico, viene cargado de una connotación de falla, de fracaso, en el Universo no es de esta forma. Si un alma no cumple aquella tarea, esto no es visto como una falla, no, esto es visto como el alma siendo una puerta para la expresión de algo completamente nuevo, porque si siempre todas las consciencias están lúcidas de que somos esencialmente el Fuego Misterioso, y no hay como ir en contra este flujo, el cumplimiento o no, de una tarea - esta palabra es un poco pesada para esto, porque ella no consigue expresar en efecto lo que esto quiere decir - pero el cumplimento o no, de esta acción, ella no implica un fracaso, un incumplimiento, un desvío, no, es la expresión perfecta, expresión perfecta de la Vida.

Participante: Entonces no existe aquello que la gente habla de una encarnación perdida.

Dentro de la dinámica de encarnación del alma una experiencia de olvido es lo que se llama encarnación perdida, y que quiere decir que el alma en encarnación asume una coyuntura de la materia que no produce respuestas a los impulsos enviados por el alma que justificasen aquella encarnación, en este caso el alma se desliga de aquella porción de materia, y en general esta porción de materia o esta personalidad se transforma en un...

Participante: ¿Portal orgánico?

Ella es un portal orgánico. Pero ella se transforma en una morada de fuerzas ciegas. Es que esto no tiene un valor negativo, perciba, muchas moradas de fuerzas ciegas son personas muy respetables en la sociedad. (risas). Una vez que la moral es una fuerza ciega, la voluntad de bien es una fuerza ciega, el deseo de justicia, reparación, cuidado - un cuidado que transita por la interferencia y por la constricción de la libertad del otro – son fuerzas ciegas.

Participantes: Pero no negativas.

El concepto de negativo y positivo a nivel moral es una realidad compartida solo por vosotros. En la Vida, positivo y negativo son solo una polarización de energía, no tiene un valor moral. En este sentido positivo no siempre sería “positivo” para vosotros.

Participante: ¿Podría hablar un poco sobre la voluntad de bien?

La voluntad de bien… Esta expresión tiene una razón de ser emparentada de esta manera, porque implica una dicotomía, si existe la voluntad de bien, por tanto, existe la voluntad de mal, y estas dos voluntades están en oposición y en conflicto. La voluntad de bien es una distorsión porque ella parte de una visión dicotómica, ella parte de una visión dual de la vida. Existe la Voluntad, si ella es de bien, si ella es de mal corresponde a cada uno de evaluarlo, cada quien que quiera entrar en este juego de la calificación de aquello que de hecho es Uno.

La voluntad de bien entonces se manifiesta como impulso en la personalidad por el deseo de subsanar una experiencia, que ésta experiencia sea un elemento, una persona, una circunstancia, ella se ajusta a vuestro patrón de lo que sea correcto, o saludable, o bueno. Por tanto, la voluntad de bien es una expresión distorsionada de la Voluntad, es un desvío de energía, es un desvío del Fuego para propósitos personales y, así como la voluntad de mal, y la voluntad de bien son hechicería. ¿Porque qué es lo que la palabra hechicería significa? Hechos, está en el nivel de la acción pura, de la acción, del hacer, ella es hechicería, ella es pequeña vida, es una concentración y una valorización de la pequeña vida, en la ignorancia o en rechazo o desmerecimiento de la Gran Vida.

Participante: En cuanto a la tarea, ¿la tarea sería entonces, no lo que haces, o lo que hacemos en la materia, pero la calidad de lo que damos a aquello que estamos haciendo? ¿Sería eso? ¿Porque la gente habla de tarea, siempre viene ideado con lo que hacemos…?

La tarea es su porción de co-creación dentro de una vida planetaria, y la acción a ser desempeñada con el Reino al cual vosotros estáis asociados, en la esfera planetaria al cual estáis interconectados, dentro de la visión de Interconectividad, Interrelación e Interdependencia. Comprended, estos tres elementos, nunca dejaron de existir, solamente que ellos no eran percibidos, no es posible actuar en la materia a no ser con base en estos tres elementos que son uno solo también, el Gran Árbol de la Vida. No existe posibilidad. Existe la posibilidad de estar expresándose en la Materia con base en esta triangulación primordial y estar inconsciente de la triangulación primordial, lo que va a darle una visión de la vida medio tenebrosa, medio escabrosa, un tanto como una mala madre, pero esto no modifica el hecho de que estáis viviendo en Interdependencia, Interconectividad e Interrelación.

Cuando percibís esto, gozáis de la experiencia, os volvéis plenos en la experiencia y, por tanto, dais plenitud a la materia y la preñáis de semillas de Luz. Esa es vuestra tarea, fecundar la materia y acompañar el proceso de gestación y nacimiento del impulso fecundado. Y es ahí que se manifiesta en acciones, por supuesto. Así que si nosotros hablamos de alguien, un alma que se expresó en este campo planetario a través del Centro Planetario Semekh-Rá, esta alma, irradia el tono de la Sanación Cósmica. La dinámica de expresión de esta alma está preferencialmente en la rectificación, en el realineamiento constante de los patrones energéticos, de las interconexiones, en fin, todo aquello que concierne a Semekh-Rá, en una alquimia específica que se vuelve Una. Porque es necesario comprender que cada consciencia es un universo único en sí. Cuando vosotros os fusionáis en mí, percibiréis el Universo de una manera única, que es la manera como solamente yo, en cuanto a Semilla del Fuego Divino, puedo mostraros el Fuego Divino. De la misma forma yo, fusionado con vosotros, voy a percibir la Vida Una, Vida-Forma Una, Realidad Universal, de una forma única que solo vosotros podéis proporcionarme, porque es solamente vosotros, esta parte de mí, que puede darme a conocer esta forma de mi.

Así que el alma expresa esta tónica que le es particular, a pesar de estar como expresión, de ser ella fruto, hija – y ahí, por eso es que la tradición oculta hablaba de Dhyan Chohans y de los hijos de esas Llamas – a pesar de que vosotros, como alma, al ser hija, encarnación, polo, filamento de esta Energía, de una de las 12 Energías, expresáis la Energía de una manera particular, y expresáis las 12 Energías en una alquimia particular, en una alquimia única.

Con respecto a la tarea, entonces, un alma, digamos, que es filamento de Semekh-Rá, ella puede tener la tarea en este momento de estar promoviendo una acción recta dentro de los procesos de sanación. Así que la personalidad puede asumir una acción, un expresión de terapeuta, o de médico, o de cualquier cosa, pero ella expresará la energía de la Sanación de manera recta; el proceso de ella será éste, será conducir a la materia, o aquella forma de expresión a una forma más alineada, una forma que sea expresión consciente de la Interrelación, Interdependencia e Interconectividad. Esto sería la tarea. Porque este es un planeta en transición, es un momento de transición. Entonces, el gran impulso para todas las almas en el Planeta es la sacralización de la materia, y el basculamiento de la estructura psicofísica del Planeta de regreso a un estado integrado. Básicamente este es el propósito de todas las almas aquí, Y, las tareas entonces surgen a partir de este propósito, de acuerdo con la tónica de cada alma, que la va a unir a un ámbito de actuación, de acción, de fecundación de la materia y de conducción de la materia que le es propio.

Participante: Yo no sé de repente, fuisteis claro para las otras personas, pero con relación a la acción recta, ¿podrías hablar más?

La acción recta surge a partir de vuestro estado de alineamiento. Ella no es una acción de esta forma o de aquella forma, vosotros no podéis calificar una acción como recta o no, basados solamente en la percepción exterior: “ah, ella está tomando café de manera recta”, ¿cómo juzgáis esto? No es posible, la acción se manifiesta de manera recta cuando la consciencia está lúcida. Una consciencia lúcida da expresión a la acción recta.

Bien, hermanos, yo encuentro que esto es suficiente por ahora.

Participantes: Gratitud, Aní Maritumi.

Aní Maritumi, Queden en Paz y hasta una próxima oportunidad. Varanak os saluda en nombre de la Ronda de los Melchizedek, Consciencia Cristalina del Sistema solar. Hasta otro momento.

Canalización de Selén Om
http://www.escolaluzviva.com.br


Traducción: Alicia Botero y Lucía Montaño

No hay comentarios: