Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

martes, 10 de marzo de 2015

Febrero 21 2015 "El Acceso al Supramental" Enlak (Sri Aurobindo) Selen.

        Enlak (Sri Aurobindo)

     El Acceso al Supramental

21 de febrero de 2015
Saludos! 
Participantes: Saludos!
Yo soy Enlak,  probablemente ustedes me conocen por otro nombre, Sri Aurobindo. Si bien hoy intervengo en medio de esta reunión por  invitación de la dirección espiritual de esta casa, sirviéndome de esta llave vibratoria que representa de forma más actualizada, de forma más afinada, la vibración que yo conduzco presentemente en el campo de la consciencia planetaria, en medio de la coyuntura de consciencias conocidas por ustedes como Ronda de Consciencias Melquisedec.
Conversaremos hoy respecto a la  supra-mente, respecto al acceso a la supra-mente. Pero antes me gustaría oír, porque ustedes creen que la supra-mente – incluso si no sabían lo que esto es, o tengan dificultad para definirlo ¿por que ustedes hayan que la supra-mente es algo importante en su experiencia hoy?  ¿Qué papel puede ella tener en lo que ustedes viven? 
Rápidamente, les pido que respondan esta pregunta para que podamos proseguir. Sean breves en sus respuestas.
Participante: Para mí, lo que puedo percibir, supra-mente significa un todo de la mente que no es concreta, que no está ligada a mi parte racional y que ella es esa parte creadora en la cual el acceso es hecho de forma casi  inconsciente, no-consciente. 
Mi pregunta no fue esa. Mi pregunta fue ¿cuál es la importancia que usted haya que esto tiene para su proceso hoy?
Participante: ¿La importancia? 
Participante: Para mí es ampliar el nivel de la consciencia alcanzando la supra-mente, cuando ella se revela aumenta el nivel de la consciencia. 
Muy bien. Si! 
Participante: La importancia que yo hallo, así, más o menos sentido dentro de mí, es un nivel que se alcanza que parece que se está muy ligado con energías, con virtudes y dones, con cosas abstractas y uno se queda así en un estado de gracia. Y la importancia de eso sería anclar y traer esas energías... Y eso es la capacidad de la supra-mente, ¿no? De estar en ese nivel donde se tocan esas cosas y traer hacia dentro de sí para que nuestra vibración quede más afinada, y poder vibrar en un nivel más profundo.
Muy bien. 
Participante: Bien, para mi es entrar en contacto con lo que yo soy, en verdad.
Hum.
Participante: A mí me parece que yo consigo alcanzar ciertos entendimientos de manera más amplia, de forma más certera, digamos así. 
Hum.
Participante: Para mí es un mejor instrumento para servirse.
Alguien más? 
Participante: Transcender ciertos aspectos.
Hum. 
Participante: Tal vez, para mí, sea también una forma de, al intentar entrar en contacto con la supra-mente, traerme al aquí y ahora, al presente.
Participante: Mi respuesta es semejante a la de la hermana, es una actualización en cuanto al afinamiento, al servicio amoroso.
Hum.
Participante: Yo creo que es una herencia nuestra, volver a nuestra esencia original.
Ok, muy bien. 
¿La supra-mente está por encima de la mente? Si o no. 
Participante: Con certeza.
Participante: No, hallo que abarca.
Participante: Abraza, abarca.
Participante: Una cosa sola.
Hum, ¿por qué, es que nosotros necesitamos hacer esta distinción entre mente y supra-mente? 
Participante: Porque nosotros vemos las cosas separadas.
Hum.
Participante: Tal vez sea una cuestión de atención. 
¿En qué?
Participante: Atención... Ah, no sé exactamente.
Hum. Esto es propiedad de la mente. Falta de orientación. 
Participante: La mente está para un cuerpo, nosotros estamos en un cuerpo.
¿Es?
Yo quiero llevarlos a un cuestionamiento más profundo de los términos que ustedes usan con tanta liviandad, de forma tan corriente y con una completa inconsciencia do que estos términos significan, que en última instancia para ustedes aun son solo figuras intelectuales, pinturas distorsionadas, obras de un pintor que aun no expresó todo su potencial.
La supra-mente no es distinta de la mente, la supra-mente no es algo si no la propia mente. Pero el término supra-mente se refiere al funcionamiento de la mente que pasa a ser vigente cuando una energía de un nivel más profundo que la mente pasa a actuar. Esto no quiere decir que este nivel más profundo sea un nivel mejor, sea un nivel mas perfecto!  Aquí y ahora, todos los niveles coexisten en la misma expresión perfecta de la divinidad. Este pensamiento, esta posición, esta atención es lo que permite la instalación de esta energía de un nivel más profundo al cual me referí.  El reconocimiento continuo de que aquí y ahora todo, todos los niveles, todas las cosas coexisten en la perfección de la divinidad – o cualquier otra cosa que ustedes quieran llamar.
Lo importante es que ustedes comprendan que por debajo de todo estrato en constante transformación, por debajo de la superficie enmarañada, por debajo de la superficie conturbada y a veces caótica de la experiencia formal, hay algo que no puede ser descrito, hay algo que no puede ser colocado en palabras, hay algo sobre lo cual no se puede decir que es, ni que no es. Ni que "es y no es" y ni que "ni es y no es"..
Esta percepción que primero para ustedes es un  diseño intelectual, una pintura intelectual, debe ser el foco de su atención. Porque este diseño intelectual va a comenzar a resonar con algo que es  la verdad en su corazón.
Así como cuando en la auto percepción, en la investigación del yo, hay un punto al que ustedes llegan y descubren que esta percepción del yo no posee raíces, y que de hecho allí no hay nada. De la misma forma si ustedes se dedicaran a la  investigación de los fenómenos que perciben con sus sentidos, percibirían que ellos no poseen raíces. Que ellos ni siquiera existen.
Esto no es negar el fenómeno, esto es solo relativizar el fenómeno y quebrar el poder que el  fenómeno ejerce sobre su consciencia. Porque sus facultades de conciencia están presas, subyugadas por la identificación continúa con fenómenos. Este reconocimiento es silencio. Este reconocimiento es soltura. Este reconocimiento es apertura.
Ahora, déjenme hacerles otra pregunta: ¿ustedes ya accedieron a la supra-mente? Sin modestias, sin falsa humildad.
Participante: Ya. 
Si! 
Participantes: Si.
Hum. La vida no sería posible, en esa forma, si eso. Sin que el hilo de oro, mucho más que el hilo de plata, no estuviese continuamente conectado con la Fuente de toda vitalidad.
Ahora, voy hacerles otra pregunta: como está la mente de ustedes?
Participante: Barullenta.
Hum.
Participante: Confusa.
Incluso después de esos accesos a la supra-mente. 
Participante: Con certeza.
¿Correcto?
Participante: Con certeza.
Hermanos y hermanas, vamos a dar el próximo paso en la instrucción transmitida a este grupo. Hasta el momento ustedes fueran conducidos y su atención fue atraída hacia un punto muy objetivo, un punto muy orientado: la necesidad de abrir espacio para la relajación, para la soltura y para la apertura, de modo a promover estos momentos en que ese acceso al supra mental ocurre.
Y estamos hablando ahora de un acceso consciente, a despecho del nivel o grado de consciencia de percepción lúcida de este acceso. Pero de todas formas, un acceso consciente. 
Pero todo esto no es suficiente. Su servicio está ligado directamente con la materia y a partir de este acceso al supra mental, es preciso entonces actuar. ¿Y qué seria esto? Esto sería atraer su mente, esa mente banal, esa mente que ustedes conocen, que no es sino la primera o la segunda capa más superficial de la mente, atraer esa mente, esta mente conceptual hacia un modo más saludable de funcionamiento.
El acceso al supra-mental es un momento de apertura, es un momento de soltura. Es un momento que algunos describen como apagamiento, pero es apagamiento solo de las facultades mas groseras, cerebrales e intelectuales. Pero este acceso al supra-mental es fortalecido y se torna más constante, más profundo, como que si lanzase raíces en esta estructura mental psicofísica, digamos, – vamos a usar este término que ya ha sido usado aquí – cuando ustedes se ponen en servicio activo en la propia materia que animan.
Dedicar quince minutos al silencio es muy benéfico y tiene resultados que por sí solo bastan... Parar quince minutos. Colmar el vaso no es suficiente, es  preciso desbordar el vaso. Es preciso permitirse un  compromiso con el propio suelo que cultivan. 
Hasta el momento ustedes fueron llevados a reconocer sus capacidades como sembradores, a reconocer la simiente, reconocer el fruto, reconocer la cosecha. Ustedes han vivido un proceso de reconocimiento, el reconocimiento de su naturaleza. Es necesario ir adelante, es preciso encarnar este reconocimiento a través de la acción co-creadora. Es necesario permitir, a través de sus canales, que la estructura psicofísica que ustedes animan sea imantada por la vibración de la supra-mente. 
Muy bien, son palabras bellas y que evocan una imagen también bella. No paren ahí. Destrúyanla ahora! Substituyan esta imagen por la imagen de campeones abriendo huecos en el suelo, arando la tierra y plantando simientes. Y están regando estas semillas. Cuidando entonces de la pequeña planta, y observando su proceso de crecimiento. Y embriagándose con la frescura de sus flores. Pero  con la atención siempre atenta al fruto que por fin debe ser recogido. 
¿Ustedes quieren servir? ¿Ustedes quieren servir con más presencia, con más efectividad? Apronten  sus herramientas de trabajo. ¿Cuáles son sus herramientas de trabajo? Sus herramientas de trabajo son su mente, sus herramientas de trabajo son sus sentimientos, sus herramientas de trabajo son su cuerpo también.
Abrense un espacio para el reconocimiento de aquello que subyace en estas herramientas, de aquello que subyace a estos envoltorios, a estas capas, a estos vehículos. Un espacio para el  reconocimiento de la esencia. Entonces a partir de ahí es preciso asumir el control de ese carruaje. Es necesario asegurar las riendas de estos caballos. Y  por la percepción, y foco constante, suave, pero  firme, en la Luz interior, en este estado que nosotros hemos convenido en llamar supra-mente, conducir bien el carruaje en el que ustedes están. 
Es necesario despertar al hecho de que ustedes no están sentados en el asiento de pasajeros, en este carruaje. Ustedes están sentados en el lugar de quien conduce el carruaje. Pero todavía se comportan en sus vidas como si no fueran ustedes que condujeran el carruaje, a veces incluso como si no fueran quienes estuviesen en el interior del carruaje. Y a veces el carruaje se encamina hacia un precipicio y ustedes gritan desesperados, ¿dónde está el conductor de este carruaje? El carruaje va a estrellarse. Ustedes están en el asiento del conductor
Yo los invito a ir más allá de la embriaguez del placer espiritual. Los invito a ir más allá de la satisfacción de algunos momentos que son lo suficiente para hacerlos suportar la vida indigna que ustedes vivan. Yo los invito a atravesar, a ir mas allá de este aroma que los mantiene como el sapo en la olla. Yo no los invito a la guerra! Yo no los invito al conflicto! No los invito a la batalla! 
Yo los invito a la acción co-creadora, sagrada y lúcida. Los invito a que se permitan un relacionamiento más amoroso con sus vehículos. Finalmente los invito, a que tomen estos vehículos en el campo de su percepción y los ofrezcan diariamente a que se vuelvan vasos, vasos del Fuego Divino. Porque su presencia es necesaria aquí. Su presencia en este mismo momento está causando un impacto que aun sus capacidades intelectuales no les dan amplitud para percibir, cuyo efecto es estremecedor, transformador, radicalmente regenerador. No solamente para ustedes, yo puedo decir con toda certeza, para toda la humanidad, para todo el planeta. Ningún órgano de este cuerpo es dispensable, no hasta que haya cumplido su función. Ninguna célula de su cuerpo se retira antes de haber cumplido su sagrado propósito. 
Yo los invito al reconocimiento del Fuego que pone en movimiento toda la danza, este Fuego se llama Amor, esta Fuego de llama compasión, este Fuego se llama servicio.
El acceso a la supra-mente ustedes ya lo conocen. Este camino ya les es conocido. Ustedes ya conocen la casa, ya saben dónde encontrar la Paz. Aquel templo ya no les es extraño. Ahora es hora de divulgar las buenas nuevas. Ahora es hora de permitir que las puertas del templo se abran. Es  hora de no guardar mas el incienso solo para sí, el  incienso aromático que se quema en el altar de este templo. Abran las ventanas del templo, abran las puertas del templo. Permitan que la luz del templo ilumine todo su cuerpo. Permitan que el  incienso del templo purifique su forma. Y entonando el mantra de la vida, atraigan hacia este templo, en devoción, los vehículos que ustedes usan. 
Con otras palabras, siendo más objetivo, siendo más poético, reorienten el movimiento de su mente. Se ustedes quieren ver el velo del sufrimiento  disiparse, paren de lanzar semillas de sufrimiento. La simiente es el pensamiento, el agua que riega la simiente es el sentimiento y el suelo es el cuerpo. ¿Qué semillas están ustedes aventando en el suelo?. ¿Cuál es la calidad del agua que ustedes están usando para regar esta simiente?  Este es un llamado a reconocer su papel como cultivadores de la vida. Ustedes son sembradores, no semillas. 
Y es mucho más interesante reconocer que en ese proceso, exactamente eso es lo que permite que la supra-mente sea percibida, entonces, próximamente como el telón de fondo de todas  sus experiencias. Y más que esto, como es  desde esta supra-mente que ustedes reciben todas las semillas para sembrar aquí.
Bueno, esta es la parte que me pidieron que yo  tratase con ustedes.
Ahora, antes de retirarme me gustaría presentar mi más profundo homenaje. De nuestras embarcaciones en torno a este planeta, nosotros podemos ver una profunda transformación aconteciendo y este grupo tuvo un papel preponderante en esta transformación. Como la vanguardia de un movimiento que está  expandiéndose por la superficie de este mundo, recorriendo caminos que ustedes abrirán de forma ciega, pero que abrirán. En nombre de toda la Ronda de las Consciencias Melquisedec, Aní Maritumi!
Participantes: Aní Maritumi!
Un gran campo, un gran campo de cosecha se haya frente a nosotros y debido a este paso dado por este grupo, seis consciencias de esta Ronda de los Melquisedec se pondrán en las seis direcciones de la estructura creada por las consciencias de este grupo. 
Ustedes sentirán estas presencias actuando dentro y fuera de ustedes, cada una los acompañará a partir de ahora, compartiendo con ustedes dones, pequeños pergaminos (que les cabrá abrir, leer y ejecutar), y algunas herramientas que facilitaran este proceso.
Pero recuerden: su lealtad para con nosotros es mantenida por su sentido inquebrantable de servicio y la mancha del egoísmo,  la mancha del egocentrismo puede ser lo suficiente para corromper el pergamino y hacer que se deshaga en polvo. 
Entonces, continuamente limpien sus bibliotecas interiores, retiren todas las trazas, continuamente revean su motivación, revisen sus premisas y alinéenlas con aquello que es nuestro propósito, aquello que es el Fuego que nos mueve. 
No sé si alguna otra instrucción será dada a ustedes respecto a este trabajo conjunto con la Ronda de los Melquisedec. Esto queda a cargo del orientador de este grupo decidir, si ustedes ya poseen la madurez para reconocer estas presencias y lanzarse al servicio sin más informaciones o si algo aun es necesario para que ustedes aprovechen de manera más profunda esta donación mutua, de nosotros hacia ustedes y de ustedes hacia nosotros. 
Es con gran amor, es con gran gratitud que nosotros damos este paso. La liberación está muy próxima. 
Queden en paz!
Participantes: Gratitud!
Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/
Traducción: H. N.

No hay comentarios: