Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

lunes, 19 de octubre de 2015

Es Una Noche Maravillosa Para Una Danza Lunar Por Geoffrey Hoppe




Es Una Noche Maravillosa Para Una Danza Lunar
Por Geoffrey Hoppe

Artículo de la Revista Shaumbra Octubre 2015
Traducción: Héctor Santos Ramallo

Tuve una experiencia mágica la otra noche durante el vuelo a Frankfurt. Salió de la nada; y yo no podría haberla planeado si hubiera querido.

Linda y yo estábamos viajando de Sibiu, Rumania a Frankfurt, Alemania. La primera etapa de nuestro viaje nos llevó a Viena, luego a Frankfurt. Era uno de esos días de "Odio volar". El aeropuerto estaba atestado de gente que empujaba y estaba más brusca de lo habitual. Linda se agarró un resfriado antes del viaje, y ahora tiene bronquitis. Ella se sentía miserable en todos los sentidos. Me sentí terriblemente mal por ella, y ahora era mi trabajo llevarnos por los aeropuertos y los vuelos. Los compartimentos superiores estaban llenos. Linda y yo estábamos sentados en filas separadas aunque habíamos reservado los asientos juntos. El hombre a mi lado estaba haciendo ruidos molestos y siguió haciéndolos. Sí, hay momentos en que realmente odio volar.

Los rugidos del avion se redujeron cuando empezamos nuestro primer descenso en Frankfurt. Miré por la ventana y vi una luz inusual en el horizonte. Es extraño, pensé, ¿qué podría hacer ese tipo de luz? Era mundana en su brillo, de color blanco brillante en el centro y en los bordes un naranja rojo radiante. Venía desde el este del este, así que supe que no era el sol. De repente, una magnífica luna llena comenzó a romper en el horizonte como el faro de un tren celestial.

La luna salió rápidamente; no subió lentamente como cuando se ve desde la tierra, sino rápida y grácilmente como un enorme globo lanzando luz en el cielo de la tarde. De repente, recordé que era la noche de la luna llena. No sólo luna llena, sino la luna de sangre cuando parece más grande que otras veces en el año, ya que está más cerca de la Tierra. Desde mi punto de vista en el aire, la luna dominó rápidamente el cielo con su tamaño y luminosidad. No había nada más en el cielo, ni una nube se veía; simplemente un enorme círculo de luz radiante.

Linda y yo estábamos en la última etapa de nuestro viaje de tres semanas por Francia y Rumania. Los talleres se fueron cumpliendo en todos los sentidos, pero estábamos cansados y listos para volver a casa, sin nada más que recuperar la salud de Linda. La reunión del Umbral en Saintes-Maries-de-la-Mer, en Francia, en el comienzo del viaje fue el epítome de los últimos talleres del Círculo Carmesí: intenso, profundo, lleno de sorpresas, místico, genuino, de conciencia-cambiante y altamente personal. Cuando uno llega al Umbral, entra en su propia zona makyo francamente. No hay espacio en el Umbral para otra cosa que no sea el Ser.
La reunión de la Magia de Merlín en Sibiu, Rumania fue... mágica. Había 170 Shaumbras de 27 países. Adamus habló de su vida como Merlín el Kammet de Avalon. Él nos guió a través de numerosas experiencias acompañado por la música en vivo maravillosamente sincrónizada de Yoham (Gerhard, Einat y Amir). Nunca entenderé cómo su música combina tan perfectamente con el mensaje y la cadencia de Adamus aunque nunca ensayamos nada.

Todo está en el momento, y rara vez se sabe lo que vendrá después. Pero las palabras de Adamus y la música de Yoham se funden como si hubieran trabajado juntos durante muchas vidas. (Duh!) Las palabras son difíciles para describir los sentimientos y la energía en la sala de runiones durante esos dos días, pero he decidido sustituir mi palabra usada en exceso de "increíble" por "mágica". Fue realmente mágica, esta reunión. No tanto "magica" en el viejo sentido de la palabra, como hacer desaparecer conejos y placas para levitar; más bien fue una magia significativa, como la conexión a profundos lugares interiores dentro de uno mismo, permitiendo que la imaginación se dispare, e ir más allá de lo que los ojos humanos pueden ver.

Al final del último segmento, Adamus estaba a punto de hacer su salida del escenario con su sello "Todo está bien en toda la creación" como palabras de despedida. Pero estaba tan abrumado por la compasión para el grupo que se ahogó. Bueno, me ahogaba porque podía sentir lo que estaba sintiendo. Él / Yo casi se echa a llorar. Él / Yo apenas soltamos el "Todo está bien..." de frase de despedida cuando se detuvo por un momento y dijo, con el corazón más grande que he sentido, "¡Maldita sea, los amo a todos!" ¿Cómo fuí por el pasillo y llegué a mi habitación del hotel? no lo sé, olas y olas de amor y compasión llegaron a través de Adamus. Podía sentir lo mucho que el Profesor se preocupaba por Shaumbra. Creo que incluso lo sorprendió.

Ahora, sentado mirando por la ventanilla del avión, a diez minutos de aterrizar en Frankfurt, donde Linda y yo pasaremos la noche antes de continuar nuestro viaje a casa. La ventana estaba llena de la brillante luna llena contra el profundo cielo azul de la noche. Era algo para contemplar. He visto mil lunas llenas en mi vida, pero nunca nada como esta. Me sentí atraído hacia ella de una manera muy mística y mágica. Entonces me di cuenta. Soy como esta luna llena. Radiante y bañado de luz, brillando en esplendor divino, asentada sobrte un fondo de cielo infinito en la noche. En ese momento me di cuenta de que ninguna cosa importa. No hay pasado ni futuro. No hay ángeles o dioses. Los diplomas y el dinero y las posesiones no me hacen. Existo. ESA es la magia. Soy lo que Yo Soy. La magia es que existo, incluso si las luces de un billón de estrellas se desvanecen. Yo Existo. La luna estaba flotando blanca en el cielo de la noche, rodeada de nada más que su propio resplandor, haciéndome señas para ver que nada mas es necesario aparte de mi consciencia... mi corazón y mi alma.

Yo estaba profundamente perdido en esta comprensión tan mágica cuando de repente el avión se sacudió y se estremeció. Todo el infierno se desató cuando las solapas subieron y los motores marcharon hacia atrás. Habíamos aterrizado en Frankfurt. "Bienvenido a tu vida, no hay tiempo que no sea ahora", me pareció oír, pero luego me di cuenta que era la azafata diciendo: "Bienvenidos a Frankfurt, la hora local es 19:15". Tomé una respiración profunda y estuve a punto de pensar: "Ah, de vuelta a la realidad", cuando me di cuenta de que lo que acababa de experimentar era la realidad, y que todo lo demás era sólo una perspectiva cambiante.

Linda y yo tomamos nuestro equipaje y nos dirigimos al hotel cercano en el transbordador. Levanté la vista hacia el cielo otra vez y vi la luna, todavía llena y brillante, pero no tan grande ahora que se elevaba más alto en el cielo. Me acordé de que esto no era sólo la noche de la luna de sangre, sino también el eclipse total de Luna. ¡Ja! Momentos mágicos de hecho. Mientras estaba sentado en el transbordador contemplando la luna y maravillado por la vida, sentí la presencia de 1500 Maestros Ascendidos sonriendo hacia mí a través de la cara de la luna. En efecto, ¡¿cómo podía haberme olvidado de nuestra reunión mensual con los Maestros?!
 

No hay comentarios: