Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

martes, 5 de enero de 2016

Castellano -- Sarah Varcas: PREPARANDONOS PARA COMENZAR


Informe de la Energía Astrológica de Enero del 2016
Sarah Varcas, 29/12/2015


Es probable que el año 2016 comience de una forma lenta. Es posible, incluso, que seamos tentados a descartar Enero antes mismo de darle una oportunidad. No lo hagan! Admito que este no es el comienzo más optimista e inspirador para un año nuevo, pero el impulso de enderezar nuestras vidas, resolver nuestros negocios inconclusos y cuestiones pendientes, en este mes, va a ser muy beneficioso para nosotros, en Febrero, cuando comience la temporada de eclipses (anunciamos dos en Marzo) y las cosas empiecen a retomar su ritmo.

Este es realmente, un mes para poner manos a la obra, ya sea organizando nuestros armarios, pagando cuentas atrasadas, poniendo la correspondencia al día, o decidiendo finalmente que aspectos de nuestra vida, vamos resolver definitivamente este año. No descuiden el poder de estas actividades aparentemente insignificantes. Este mes ellas constituyen el fertilizante para el crecimiento a su debido tiempo.


En suma; el mensaje principal de Enero es precisamente este: no dividan la vida en espiritual y material, especial o común. Todo es especial y todo es mundano. Todo lo que hacemos tiene poder. Cada palabra, acción, pensamiento, sentimiento e intención tiene importancia en este Universo.  Si creemos que el mundo de lo cotidiano  - traslados diarios, compras, limpieza, trabajo para ganar lo suficiente para sobrevivir – es menos digno que cuando estamos “siendo espirituales”, estamos negando la presencia de lo sagrado en el centro de nuestra vida. El resultado de eso es la sensación  de que para “ser espirituales”, precisamos ir a algún lugar especial, comportarnos de una manera distinta, tener una determinada  apariencia o vivir un estilo diferente de vida. De este modo los adornos de una máscara espiritual se transforman en el factor decisivo de nuestro valor y del valor de los demás. Los juicios se hacen en base a valores superficiales y no en la cualidad del ser y la búsqueda espiritual nos transforma en algo que nos hace especiales y por lo tanto en una herramienta del ego, no del espíritu. Este es un fenómeno frecuente en los días de hoy, en que el “mercado espiritual” está lleno de materialismo santo, vacío de lo único que nadie puede comprar: La Presencia. La Presencia, clara y pura, no adulterada y vibrante, la conexión fundamental con la Fuente, disponible para todos en todos los lugares.

2016 es un año para derrumbar falsedades y máscaras, con el fin de revelar lo que se encuentra por detrás de ellas. Nada va escapar a esta penetración de la realidad, que expone la verdad que está en el amago de cada persona. Aquellos que alegan realización espiritual tendrán que responder por sus afirmaciones. Aquellos que presentan una determinada apariencia, serán desafiados a hacer de esa apariencia su realidad por toda la vida, o desecharla para revelar lo que está escondido. Habrá momentos de exposición dolorosa, decepciones puestas en relieve, mentiras descubiertas y vanidades abaladas; pero a través de todo esto corre el hilo dorado y puro de la verdad que ilumina todo cuanto es auténticamente real. No podemos permitirnos más dividir el mundo en pedazos, con algunas partes más valiosas que otras. Debemos vivir todo, acoger todo e ser todo – ser nosotros mismos, viviendo plenamente y en toda nuestra gloria, no moldeados e formateados según una presentación favorable al mundo.

Del mismo modos, si creemos que el despertar vuelve la vida más fácil, este año puede hacernos repensarlo bien. Despertar no significa conseguir que la vida se desarrolle de acuerdo con nuestros deseos, pero si entrar en sintonía con la vida de una forma tal que nosotros y ella seamos una sola, fluyendo juntos por toda la eternidad. Esto no es fácil para nosotros, los seres humanos, siempre concentrados en controlar los acontecimientos, realizar nuestros deseos y buscar  aprobación para lo que somos y quien somos. Humildad es muy importante, así como la disposición para creer que no sabemos nada y no conocemos a nadie, de modo a permitir que la vida nos sorprenda siempre. Ella lo hará si la dejamos. No siempre de la forma en que podamos apreciar, pero siempre de modo que nos despierte cada vez más para las corrientes más profundas de lo que llegaremos a ser, que fluyen a través y alrededor de nuestro ser.

La entrada de Marte en Escorpión el día 3 de Enero prepara el terreno para dos meses de actividad poderosa que llega a las raíces resistentes que precisan ser cortadas. Habitualmente nosotros facilitamos los cambios superficiales que parecen buenos, pero no conseguimos penetrar en los aspectos más profundos, más ocultos de nuestra psique donde peleamos contra el verdadero cambio. Marte en Escorpión se resiste al cambio y lo obliga al mismo tiempo, sabiendo que en su misma resistencia  se encuentra la energía necesaria para superar los obstáculos y los viejos estándares que mantienen nuestra energía aprisionada y nuestra perspectiva limitada.

En este período es posible que nos encontremos desesperados por cambiar y al mismo tiempo, temerosos de ello, creando una ambivalencia de energía reprimida que puede perturbar nuestra experiencia cotidiana, hasta que podamos entender lo que está sucediendo realmente. El renacimiento que se encuentra en el corazón de Escorpión, no es alcanzado con un pequeño acto de fe, pero si con una enorme demostración de nuestra persistencia y determinación para quemar las cosas que nos atan. Marte siente placer en alimentar esa hoguera y revolver las llamas, aun cuando simplemente preferimos desistir y parar de señalar esas verdades que nos esforzamos tanto por enterrar.

Pero la verdad va a surgir este mes, principalmente con Mercurio transitando retrógrado entre los días 5 y 25, la mayor parte del tiempo en Capricornio, pero con algunos días en Acuario. Este Mercurio retrógrado en particular, es especialmente poderoso y  lleno de sorpresas. Si queremos, deliberada o inadvertidamente, engañar a alguien o incluso a nosotros mismos, esta combinación saboteará nuestros esfuerzos. Mercurio retrógrado en Capricornio, expone la realidad desnuda, nos guste o no, pero al hacerlo revela la libertad que acompaña el hecho de simplemente expresar las cosas como ellas son y estar preparados para vivir las consecuencias.

Esta es una buena práctica para el resto del año, cuando las verdades podrán ser duras, pero al mismo tiempo, profundamente necesarias para el reajuste de nuestros relacionamientos con los otros, con el mundo en general y con nuestra bella casa planetaria. Si esperamos a recibir las verdades envueltas en papel de regalo y lazo brillantes, lo más probable es que nos decepcionemos este año. Si en cambio, esperamos que ellas sean, simplemente declaradas por nosotros, claras como el día e incontestables, entonces si estamos listos para una jornada muy provechosa.

La Luna Nueva en Capricornio, el día 10 de Enero, en cuadratura con Urano en Aries, nos recuerda que el fuego llameante de lo divino en nuestro interior no es lo mismo que el calor irradiado por el ego que cree ser la fuente de todo el poder. Está quedando cada vez más difícil lograr lo que sea por pura voluntad apenas. Y los esfuerzos pueden ser totalmente inútiles si no nos alineamos con la corriente mayor de la evolución consciente, que exige devoción al proceso que está más allá de nuestra comprensión. Esta Luna Nueva nos recuerda que el despertar no es nada de lo que pensamos que es. Si conseguimos pensar, eso significa que ya estamos equivocados. Los conceptos no son ni un poquito de lo que es estar despierto...ni estas palabras. Nosotros apenas tenemos que estar vigilantes y ver lo que sucede, momento a momento, despiertos para el pulsar de la creación que moldea nuestros días.

La sensación general de no estar consiguiendo entrar en nuestro propio ritmo puede llevarnos a concentrarnos demasiado en lo que creemos que debería estar sucediendo este mes, en vez de, en aquello que de hecho si está ocurriendo. Un alineamiento envolviendo a Júpiter, Eris y el Sol, que se extiende por los cielos entre el 11 y el 16 de Enero nos lleva a percibir como nuestro relacionamiento con el mundo material refleja nuestra sabiduría interior. No tiene sentido buscar la verdad si no estamos preparados para vivirla. Y dejar la sabiduría marchitándose en un canto no solo limita nuestra eficiencia, como también perjudica nuestro propio ser, debido a que colocamos de lado el alimento divino que sustenta nuestra conciencia. No podemos seleccionar de la verdad, apenas los aspectos que apreciamos. Debemos aceptar y asimilar todo muy bien, permitiendo que ella nos nutra y funcione como combustible para una percepción más profunda y una mayor libertad.

La Luna Llena en Leo, el día 25, nos da un empujón, si necesitamos de algún incentivo. Es correcto estar comenzando a ver con una nueva mirada lo que antes nos parecía obvio, haciéndonos cuestionar ahora quien y lo que somos. Esta Luna nos recuerda que solo cuando probamos nuestros puntos de vista y vivenciamos los caminos para nuestros sueños, es que podemos descubrir si esos caminos son verdaderos o no. No podemos acceder a todos con antecedencia y decidir antes de la partida, cuales son los caminos que merecen nuestro esfuerzo y cuales nos desvían de nuestra meta. Tenemos que abrazar la vida desde adentro, para descubrir todas esas cosas del exterior, reveladas en nuestro encuentro con el momento presente e nacidas de decisiones pasadas y realidades actuales. Esta Luna nos ofrece la confianza para dar el primer paso en la senda, sin importar lo incierta que ella nos parezca, pues solo así podremos descubrir el próximo paso y el siguiente, cada uno orientado desde el interior y del exterior, según vayamos poniendo atención a las verdades que van surgiendo en el camino.

Mercurio estaciona exactamente al día siguiente de la Luna Nueva, anunciando un cambio gradual de ritmo y oportunidad para avanzar. En ese momento, si hemos vivenciado bien ese Mercurio retrógrado, estaremos preparados para comenzar a apresurar el paso y hacer progresos, tomando una posición y comprometiéndonos con el plazo más largo, independientemente de cómo  nos parezca. Sea que esperamos que este año sea de cambios personales o de realizaciones públicas, de despertar espiritual o de abundancia económica, o todo eso junto, la última semana de Enero nos invita a comenzar, finalmente. Si no fuesen las tres primeras semanas que pasamos juntando puntas sueltas y concluyendo negocios inconclusos, posiblemente un nuevo comienzo seria improbable.

Mientras Enero se aproxima del fin, la energía se eleva y la inspiración la acompaña, aunque sea de sabios el mantener nuestros pies firmes en el piso. Para terminar el mes, una secuencia de pequeños alineamientos nos recuerda que esa energía es información y que nuestra tarea es interpretar las señales y seguir la pista. Si alguna cosa está funcionando mal, la energía está bloqueada o muy difundida. Discernir la diferencia es una capacidad importante a ser desarrollada este año, así que muy bien podemos comenzar ahora.

La primera pista se encuentra en nuestra actitud: estamos crujiendo los dientes y forzando el progreso a cualquier precio o desistiendo muy pronto, “confiando en que el universo” hará lo que, en verdad, es nuestro deber! Encontrar el equilibrio entre entrega y esfuerzo, dedicación y flexibilidad, será muy beneficioso ahora, mientras apreciamos más los nuances interiores que moldean nuestra experiencia y así, crean el futuro desde el modo en que vivimos nuestra cotidianidad.
© Sarah Varcas www.astro-awakenings.co.uk   
    
Tradução para Português: Vera Corrêa veracorrea46@gmail.com


Traducción en Español: Lúcia

No hay comentarios: