Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

viernes, 20 de marzo de 2015

Cuadernos de Febrero 2015 Preguntas # 11 Hildegard, #12 AA. Miguel, # 13 Maestro Philippe de Lyon.

viernes, 20 de marzo de 2015

Cuadernos de Febrero 2015 Preguntas # 11 Hildegard, #12 AA. Miguel, # 13 Maestro Philippe de Lyon.


PREGUNTA 11: Yo me duermo durante las alineaciones o las canalizaciones pero en la noche no duermo.

Debía retirarme pero voy a continuar respondiendo porque la respuesta es muy simple: Puesto que estás liberado durante las alineaciones, puesto que desapareces durante la escucha de algunas de nuestras voces, ¿Qué es lo que te impide dormir en la noche?

A veces escucho las canalizaciones para dormirme pero me despierto.

Pienso que el medio que has encontrado es ciertamente el menos peligroso que los productos químicos, y ya alinearse metiéndose en la cama es efectivamente la mejor manera de beneficiarse de la Gracia durante lo que es llamado el sueño.  Entonces se bien que el Cristo dijo: “Velad y orad ya que nadie sabe el día o la hora”  pero aquel que vive la Gracia, ¿qué necesidad tiene de velar y orar?  Simplemente tiene necesidad de estar disponible para el Maestro de la Luz, disponible para su Eternidad. Los vaivenes de la conciencia devienen como lo dicen los unos y los otros, cada vez más evidentes, cada vez más intensos.  Este es un tiempo vinculado a los tiempos reducidos que debe conducirlos a la Ultima Reversión, no ya a la del ego al corazón sino más bien aquella de vuestro camino, no ya en este mundo sino vuestro camino, si piensan que existe uno, de Regreso a lo que ustedes son.

Desde el instante donde desaparecen a este mundo, que esto sea en alineación, escuchándonos o durmiendo, ustedes obviamente cesan de interactuar con este mundo y no dejan ya ninguna salida para la acción-reacción habitual y cotidiana de toda vida encarnada.  Pero se colocan de golpe bajo el manto del Cristo y de María.  Simplemente, lo que está limitado buscará siempre explicar o a solucionar lo que le parezca, y es lógico, ser un desequilibrio.  Pero esto que viven la mayoría de ustedes solo es el más bello de los desequilibrios, el que los conduce al equilibrio final y eterno.  No debido, por supuesto, a lo que nombrarían hoy optimismo ingenuo sino más bien una consciencia clara y lúcida, en la que la alineación y la Gracia son permanentes no importando que les llegue, que pase, incluso si a veces un estado de ánimo, una emoción, una preocupación del mental puede cogerlos de alguna manera, pero incluso allí, esto está destinado a mostrarles justamente como están atrapados.  En resumen, en este momento, solo es el aprendizaje, la puesta en práctica de vuestra Eternidad, de manera previa al Pasaje.  Yo soy Hildegard de Bingen.


***



O.M.Aïvanhov

Las próximas partes del Cuaderno

Ah, todavía estoy aquí, y no vengo para responder a una PREGUNTA, sino para preparar las próximas partes del Cuaderno, Cuaderno de ruta si se puede decir, de Febrero, cual ruta podría uno decir, efectivamente es esta.


Entonces, regresaré para inaugurar la segunda sesión, y esta segunda sesión deberá hacerse a través de las preguntas.  Estas preguntas, si quieren, tratando de concernir directamente a los procesos de la consciencia a fin de ayudarles a ver los mecanismos que están a la obra en el interior de ustedes mismos, de ver los funcionamientos no para disecarlos, no para darles explicación sino de alguna manera para aprender a identificarlos, para servir también vuestro cuerpo de Êtreté que, les recuerdo, está allí, que ustedes sienten a través de las Estrellas, las Puertas, no solamente las Coronas radiantes, no solamente la Onda de Vida, no solamente el Canal Marial porque los restituimos y se restituyen a vuestra Autonomía e independencia.  Por lo tanto, todas las estructuras como por ejemplo el Canal Marial, todas las estructuras como el Manto azul de María o de Miguel, o aún la Onda de Vida, han sido vividas hasta el presente como los procesos que penetrarían lo efímero y que transformarían este efímero.  La transformación es ahora ya una disolución y una desaparición, esto quiere decir que tienen ya a ver, no como esto ha sido dicho todo el tiempo por Hildegard de Binge y por otros, la causalidad, la explicación, pero los mecanismos íntimos para el origen de la conciencia y de la manifestación de esta misma, que esto sea allí donde están en estos tiempos reducidos como en el seno de la Eternidad.

He aquí lo que tenía que decir.  Por lo tanto creo que vamos a cerrar este momento y van a venir otra vez con bellas preguntas sobre la conciencia.  Recuerden que hablo incluso más efectivamente de bicicletas porque no es posible hacerlas virar.  La mayoría entre ustedes, lo saben, sobre todo a través de las explicaciones o de las causas.  Allí están verdaderamente, yo diría, en las causas incluso de la conciencia, es decir el origen de la conciencia, que esto sea la Morada de la Paz Suprema, que esto sea incluso los miedos que pueden llegar, las modificaciones súbitas, la desaparición, el sueño, todos los mecanismos de vuestra vida en este mundo en el seno de lo efímero están como lo constatan cada vez más, alterados, perturbados, impregnados, escojan la palabra que les convenga, por la Eternidad.  Entonces a veces esto se atasca, a veces esto pasa, pero todo esto podría multiplicar al infinito las explicaciones

Pero vamos a penetrar progresivamente en poco tiempo en los engranajes de la conciencia, no para observarlos sino para detectarlos en el momento donde se producen.  Esto va a ser importante para permitir, si lo quieren, de vivir el Llamado de María y el período inmediatamente después con la mayor felicidad, diremos, y ligereza posibles, allí donde vuestra compasión, vuestra Presencia, vuestro carisma, vuestra humanidad se volverá indispensable en este plano.

Esto es lo que tenía que decir, yo no escucho las Preguntas, les transmito todas mis bendiciones y creo que esto permitirá, esta tarde, de volver a entrar en el meollo del tema sin que regrese una vez y que me haga dar un tirón de orejas para que descanse.  Les transmito todo mi amor y les digo, creo, coman bien lo que puedan comer y después, en cualquier momento. 



*   *   *   *

PREGUNTA 12: ¿Qué hacer o no hacer cuando uno practica algo reprensible por la moral sabiéndolo perfectamente?

Yo soy Miguel, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales.  Saludos para vosotros en la Paz y el Amor.
La Pregunta que ha sido hecha llama a lo que ustedes nombran la noción de moral.  La Moral se deriva de los acondicionamientos sociales, y culturales en este mundo.  La moral, en el sentido espiritual, no tiene nada que ver con la moral al sentido común.  Durante las Bodas Celestiales, un cierto número de palabras, de expresiones y de vibraciones han sido empleadas, reemplazando de alguna forma la moral, que es una noción totalmente humana, vinculada ella misma a los acondicionamientos, a las relaciones entre los seres así como a las relaciones con la llamada sociedad humana. 

La moral ha sido convenientemente reemplazada por la palabra denominada “Ética e Integridad”.  La moral se define en relación a un colectivo.  La Ética y la Integridad se definen en sí mismas en relación a sí mismo,  y únicamente en relación a lo que es llamado la Inteligencia de la Luz.  Así pues para seguir, hacer o no hacer es en resonancia con la acción y con la moral en este mundo según lo que es de manera general admitido, aceptado y validado.

La Ética y la Integridad se definen exclusivamente en relación a la Luz, en relación a su propagación, su difusión, su manifestación y su efecto.  Les recuerdo, en este mundo y sus leyes, que existe aun lo que es llamado acción-reacción, aplicable también a lo físico como a la conciencia humana limitada o aún a las relaciones entre los seres.  La Ética y la Integridad no tienen que hacer de la moral porque no hay escala de moralidad.  A nivel de la Ética y de la Integridad, hay una presencia o ausencia.  No puede haber una medida media, no puede haber interpretación desde el momento donde la Ética y la Integridad son vividas y definidas en relación a la Integridad de la Luz y no en relación a lo que ha sido definido, experimentado o vivido en relación a las leyes humanas.

La moral de la Luz, que no es una, nada tiene que ver de la moral humana (el principio de acción-reacción “justificando” la moral en este mundo), no tiene que ver de las leyes, ni de la sociedad, ni del juicio de los demás o del juicio de la sociedad. La Ética y la Integridad es una perspectiva sobre sí mismo, llevando una mirada sobre sí mismo y poniéndolo en resonancia y consonancia con lo que es llamado la Inteligencia de la Luz.  Existen un cierto número de elementos reprensibles, en el seno de la moral, en ciertos sectores o en ciertos tiempos de esta humanidad que ya no tienen lugar de ser en otros sectores, en otros tiempos de esta humanidad.  Independientemente de la moral, independientemente de lo que es realizado sobre un plano dicho reprensible, las consecuencias no son las mismas, obviamente según se trate de satisfacer a un modelo de sociedad o de relaciones humanas.

La Integridad y la Ética no conciernen en definitiva que a ustedes en relación a ustedes mismos, a la vez en la especificidad y la individualidad de cada conciencia encarnada en este plano vinculado a la resonancia de la Luz, a la Inteligencia de la Luz y también a su arquitectura, si puedo emplear esta expresión. Así pues encontrarse confrontado en sí mismo en relación a una moralidad definida por los hombres, y en ningún caso por la Luz, no puede ser el objeto de una culpabilidad como de una falta de  responsabilidad o como una indiferencia.  Por consiguiente a través de esta pregunta, puesta en claridad la noción que lo que se opone a esta moral está únicamente vinculado a la persona en su medio ambiente y no en relación a sí mismo.

La moral está definida por un consenso común relacionado al encerramiento y tratando de manifestar la vida en conformidad con ciertos criterios definidos por las leyes humanas validadas por las asambleas, donde estén en los países de este mundo.  La moral, en un lugar, no es la moral de otro lugar.  La moral según una cultura puede ser totalmente amoral o inmoral en el seno de otra cultura.  La Ética y la Integridad no tienen ninguna resonancia ni ninguna superposición posibles con la moral, puesto que ellas se definen en relación a lo que parece invisible a primera vista y no existente en este mundo.  Pasar de la moral a la Ética y la Integridad significa un cambio de posicionamiento que no se define ya por relación con lo social pero en relación a la Eternidad de cada uno.  Esta Eternidad de cada uno siendo idéntica, poniendo en marcha los mismos procesos cualquiera que sea la conciencia, hay aún tiempo de diferenciar moral y ética e integridad.

Por lo tanto, si en relación a esta Pregunta, existe la gravedad de hacer algo inmoral o amoral, no sirve de nada oponerse a este sesgo o a esta acción ya que escapa, tal como se formula la pregunta, a la noción misma de control de esta moral. Por lo tanto hay necesidad, a través de esta pregunta, de reemplazar de manera segura y cierta la moral por la Ética y la Integridad.  Lo que parece como moral en el seno de la sociedad puede parecer sin ningún problema como carente de toda Ética, de toda Integridad en relación al mundo del Espíritu.

Esto es evidente en todos los cuerpos de textos llamados legales, cualesquiera que sean los códigos y sus diferentes versiones existentes en todas las culturas desde, les recuerdo, varios cientos de años pero también de manera mucho más histórica, sería por ejemplo a la justicia administrada por el rey Salomón, que no se define en relación a las reglas sociales, aún menos en relación a las recriminaciones de unos y otros o a la culpabilidad de unos o de los otros, sino más bien directamente por la resonancia, en su alma y conciencia, en el Espíritu, en el alma, de lo que desencadena tal o cual acción.

Moral e Integridad pueden estar, yo diría a lo opuesto.  La Integridad y la Ética pueden ser exactamente antítesis de lo que ustedes llaman moral.  La moral está relacionada a un funcionamiento lineal de la conciencia obedeciendo a las causalidades, obedeciendo a las reglas aceptadas como válidas por el común de los mortales humanos en encarnación.  La Ética y la Integridad, bien que en resonancia y en relación directa con la Inteligencia de la Luz, no pueden en ningún caso estar obligada por una moral exterior.  Pasar de la moral a la Autonomía, es pasar del condicionamiento a la Libertad, es pasar del encerramiento a la Liberación.  La Ética y la Integridad, mientras que ellas se definan en relación a los cuerpos de textos, fueran ellos espirituales o estuvieran inscritos en los diferentes códigos presentes en todos los países de este planeta, no tienen ninguna incidencia ni ninguna reciprocidad con la Ética y la Integridad. La Ética y la Integridad no conciernen de ninguna manera a la personalidad pero sino al alma inspirada o al Espiritu liberado del alma que se somete a lo que es el mismo, en Eternidad.

En el seno de la Ética y de la Integridad, la bondad toma precedencia sobre la moral.  Dentro de la Ética y la Integridad, el poder del Espíritu predomina sobre el poder de las leyes.  Lo que no quiere decir que hay que contravenir a tal o cual moral o a tal o cual ley sino más bien superarlas con un punto de vista más amplio. Así pues, remplazar el “hacer o no hacer” en relación a un requerimiento de la persona sobre algo inmoral, y remplazarlo en la Integridad del estar o el no-estar, en resonancia y de acuerdo con la Luz. Sea haya acuerdo, sea haya desfase.  La moral puede siempre estar justificada por la experimentación social o aún por lo que es llamado la mirada de aquel que juzga, de aquel que condena o de aquel que emite las leyes.

Las únicas leyes concernientes no ya a la moral sino a la Ética y a la Integridad, si tanto es que esto sea de las leyes pero más una conformación en relación con la Libertad, la Inteligencia de la Luz y el Amor incondicional, las únicas leyes por lo tanto que deben ser respetadas formalmente, de manera a encontrar su propia Ética e Integridad, son aquellas que han sido dadas en relación a lo que fue llamado Los Diez Mandamientos.  Bajo otras formas, estos Mandamientos, incluso si no llevan este nombre, han sido reconocidos en diversos escritos espirituales un poco en todo el mundo.  La moral ha tomado el lugar de la Ética y de la Integridad falsificándolas, alterándolas, en relación con las vistas humanas y no las vía espirituales.

Así pues, tu puedes ser culpable en relación a la ley, tu puedes ser culpable en relación a la sociedad y estar totalmente en la Ética y la Integridad de la Luz.  Yo diría incluso que esto tendría tendencia a generalizarse en los mundos encerrados, que no están ya definidos por la Inteligencia de la Luz sino por la ley de acción-reacción y por lo tanto del encerramiento de la Luz, como de la conciencia.  Así pues, antes de pesar la moralidad de un acto conviene plantearse la moralidad interna, la pregunta de la moralidad interior de esta Ética, de esta Integridad y sobre todo de lo que viene a completar y a orientar esto, es decir, la Humildad y la Simplicidad. Los remito para ello a la creciente complejidad, concerniente a las decenas y las centenas de años de este mundo, sobre la torpeza de los códigos y decretos y regulaciones y reglamentos que han sido puestos por todas partes por la humanidad encerrada, y ciertamente no por los seres liberados y libres de esta humanidad.

Aquel que es Liberado viviente, aquel que ha realizado el Si y que está establecido en la Morada Suprema no tiene que hacerse la pregunta de la moral o de la inmoralidad puesto que él está permanentemente abrevado por la Fuente, abrevado por la Inteligencia de la Luz por intermedio de las Coronas radiantes, directamente en la consciencia.
Así pues, conviene resituar esta Pregunta en relación al nivel donde ella se refiere.  Lo que puedo decir simplemente: esta formulación implica o evoca, según lo que seleccionen, un problema de distancia con relación a un objetivo que sería moral.  La Integridad y la Ética no pueden ser un objetivo pero son la constatación neta, directa y precisa de la instalación en los cuatro Pilares del corazón, que pasa totalmente de la noción vinculada a una sociedad humana cualquiera que ella sea, en cualquier país.  Pasar de la moral a la Ética y a la Integridad necesita un ajuste interior, una observación cada vez más fina de los funcionamientos y mecanismos de la conciencia, lo que fue nombrado en su tiempo; el Observador. Hasta el momento donde era necesario refutar la noción misma de observador.  La libertad solo existe allí, la Libertad no puede aceptar ninguna moral ni restricción, el Espíritu es libre, la materia no es libre.  Ustedes son materia y Espiritu.  Son a la vez esto y a la vez no lo son.

Por lo tanto, mientras que vuestro marco de referencia y lo que nombraría vuestro referencial en esta vida, conciernan exclusivamente a los marcos de referencia impuestos por la sociedad, ustedes no pueden pretender ser libres.  Una vez más, esto no quiere decir absolutamente, contravenir a las leyes, reglamentos y preceptos, sino más bien transcenderlos por una visión más amplia, y obviamente que no esté ya encerrada en el yugo de la educación, la moral, o de los acondicionamientos cualquiera que sea el nombre que les den.

En definitiva, la moral es un acondicionamiento educativo experiencial pero que toma todas sus referencias en lo que llamaremos, con ustedes, la evolución de la sociedad humana.  Pero ninguna evolución de la sociedad humana, lo saben, puede conducir a la Liberación porque esta Liberación pasa justamente por la destrucción de todo marco de referencia y de toda moral habitual, por la Luz ella-misma y ciertamente por la voluntad.

La pregunta de hacer o no-hacer debe re-plantearse en la conciencia del corazón.  Cualquiera que sea este defecto o cualquiera que sea la experiencia que es manifestada en esta especie de violación, tal como es presentada y lo que a esto concierna, no es nada en relación a la pureza del corazón.  En este caso allí, la pregunta debe desaparecer.  Esto no es un “hacer o no-hacer” sino remplazarla por: “ser o no-ser” y la pregunta y la interrogación que se derivan es por lo tanto: “si yo hago, estoy integrado, si yo no hago ¿es que yo no estoy ya integrado? ¿Cuál es la finalidad?  ¿Es la satisfacción de un deseo? ¿Es la satisfacción de un deseo de poseer o de un deseo de manifestar un miedo de esta manera? Los marcos morales, los marcos de la sociedad están allí únicamente para los humanos que no son capaces de encontrar la Libertad en los marcos de referencias personales, relacionados si puede uno decirlo a los cuatro Pilares del corazón. (Atención, Intención, Ética e Integridad).  Es decir que mientras no estén integrados los Cuatro Pilares del Corazón, de cualquier manera, el marco de referencia, ustedes los saben, falla.  Pero esta no es un juicio ni una comparación sino más bien, y únicamente, yo diría, la capacidad a morar en el Centro del Centro y guiado por los valores eternos de la Luz, más que por los códigos diversos creados por los hombres para los hombres y más bien contra los hombres.

El problema de la ley no se plantea en los Mundos Libres.  El problema de la moral no puede incluso ser previsto en los Mundos Libres porque cada conciencia, en los planos pluridimensionales e interdimensionales, tiene la posibilidad de ver, en conciencia, instantáneamente los desequilibrios de la Ética, de la Integridad, de la Humildad y de la Simplicidad, cualquiera que sea el nivel dimensional, el estado dimensional, el origen estelar de la persona considerada.

Así pues, hacer o no-hacer no resolverá nunca la pregunta del ser o no-ser. Consecuentemente la moral es un marco limitando y encerrando que impide precisamente al ser humano de salir de los marcos establecidos y este es su objetivo. A menudo ha sido dicho, a nivel del humano, que la libertad de cada uno comienza donde termina la del otro, lo que quiere decir es que es muy encerrante. La verdadera Libertad corresponde al hecho de vivir en sí-mismo la totalidad de lo Creado y de lo Increado, en los cuales la noción de moral no puede intervenir de ninguna manera.  Ahora que hablo de moral, si esto no es la personalidad que se juzga a sí-misma en relación a los marcos de referencia exteriores, marcos, leyes sociales, reglamentos diversos, utilización de la coacción hacia el ser humano “supuestamente” para garantizar su libertad, su igualdad y su fraternidad.

Ustedes imaginan que todos esto solo son palabras huecas que solo tienen por objetivo mantener la esclavitud o de tratar de mantener la ascendencia sobre el otro, y de establecer las reglas de funcionamiento dichas armoniosas que, como ustedes lo ven por sí mismos cada día, en este mundo,  y ya bien antes de las Bodas Celestiales, correspondían a una especie de degeneración, de complejidad, y en definitiva de imposibilidad de llevar una vida en sociedad sobre un tiempo largo, desde el momento donde uno de los individuos de esta sociedad está aún encerrado.

Así pues no hay solución posible a la moral como a la inmoralidad mientras que el punto de vista reste en el de la personalidad.  En estos casos, evidentemente, los marcos de las leyes, los marcos de los reglamentos, los marcos de las obligaciones van a llamarles al orden con las intensidades jerárquicas y las respuestas más o menos adaptadas.  Pero en ningún caso esto permitirá encontrar realmente lo que ustedes son.  Dicho de otra manera, mientras que hablen de moral no pueden tocar un marco más grande llamado los Cuatro Pilares del Corazón.  La Libertad no tiene un precio, la Libertad es interior, la Libertad es la del Espíritu.  La materia es encerrante, el alma está encerrada, esto se traduce por la obligación de mantener los límites.  Los Cuatro Pilares del Corazón no son solamente los límites sino sobre todo los medios, yo diría, de verificar la rectitud de la Luz en su Presencia en vosotros y no de posicionarse en relación a una acción o a un acto reprensible.  La Luz, lo saben ustedes muy bien, que en una zona de sombra la Luz destruye la sombra, no combatiendo, no en la dualidad sino como una Evidencia que se instala y viene a poner fin a la ausencia de Luz.  Hablo bien de sombra y no de fuerzas opuestas a la Luz, en el sentido que se puede escuchar algunas veces.  La sombra siendo definida, justamente aquí, como lo que no es suficientemente claro, suficientemente puesto en Luz y suficientemente válido, no por el marco social sino más bien por el marco de los cuatro Pilares del Corazón.

Reformular la pregunta y así ocuparse de esta noción de moral, y de Ética y de Integridad substituirá ventajosamente, y de muy lejos, lo que pueda plantearse como pregunta en la moralidad o no de un acto, de una acción o de un comportamiento.

Yo soy Miguel Arcángel, en la Paz de Cristo.


*   *   *

PREGUNTA 13: ¿Podría explicar nuevamente lo que es la Asignación Vibral?

Yo soy el Maestro Philippe de Lyon.  Voy a responder a esta pregunta como Melquizedec de la Tierra, sabiendo perfectamente los funcionamientos de la encarnación y las formas de recobrar, en esta materia, la Luz que ha estado siempre allí. 

La Asignación Vibral es el resultante de vuestro posicionamiento, de vuestras elecciones realizadas no solamente en esta vida, no solamente después de la llegada de la Luz aquí hace treinta años, y más de treinta años, y sobre todo en resonancia, o no, con vuestra propia Eternidad.  La Luz se presenta a vosotros y va a darles a vivir los elementos que son efectivamente profundamente diferentes para cada uno.  Todo esto se está desarrollando según  un cierto lapso de tiempo, en esta vida, pero también en el conjunto de vuestras vidas en los sistemas encerrantes.

La Libertad pasa por el Cristo, realizar el estado Crístico, realizar el Servicio a los demás y no un servicio al ego, o aún peor, un servicio a Si mismo.  La asignación Vibral solo es la iluminación, de manera abrupta o más o menos progresiva, más o menos intensa de lo que se desarrolla en vuestra vida, permitiéndoles, como nuestro Comendador les ha dicho, de posicionarse de manera cada vez más clara, cada vez más segura y por lo tanto permanecer, si esto es posible,  y es el caso más frecuente, en el Centro del Centro, en este famoso Silencio y en esta famosa vacuidad donde la Alegría y el Amor se bastan ellos mismos y no tienen necesidad de ninguna experiencia, de ninguna proyección y de ninguna manifestación, o de ninguna mirada exterior otra que la de la Luz en el interior de vuestro ser.

La Asignación Vibral es por lo tanto la puesta en evidencia y los relieves que pueden aparecer durante la iluminación que traduce, si lo prefieren, una especie de parte final.  Esta parte final debe conducirlos a afectar ustedes mismos a lo que vuestra libertad interior les pida.  La Asignación Vibral es por lo tanto un proceso, al igual que las Bodas Celestiales, que dan una clausura, de alguna forma, a los eventos manifestándose sobre esta Tierra desde el primer descenso del Espíritu Santo en Agosto del 1984.  Esto es, pues hace casi treinta un años que la penetración de la Luz se hace progresivamente, no a nivel de ciertas conciencias aisladas sino directamente sobre el conjunto de la humanidad hasta lo más profundo del Núcleo de la Tierra en su estructura cristalina.

La Asignación Vibral es por lo tanto la consecuencia directa, no de vuestras buenas y malas acciones sino más bien de vuestro estado de ser interior, no aquel que proyectan, no aquel que quieren dar a ver a los demás sino aquel donde no existe nada más a ver que la Verdad.  La Asignación Vibral por lo tanto es un proceso vibratorio que sella, de alguna manera, vuestra salida en la Eternidad, que respeta en totalidad vuestra libertad de ser, que respeta en totalidad vuestro propio posicionamiento a fin que aparezca, durante este período que precedió, les recuerdo, hace poco el paso de la primera Estrella.  Esta primera Estrella tiene por rol de sellar, como lo dije, vuestra salida, es decir de permitirles ver en plena conciencia, incluso en esta humanidad, incluso en la conciencia limitada y como siempre, no para juzgar, no para condenar, o recompensarlos, sino más bien para permitirles establecerse, de manera aún más íntima, aún más ajustada, al Corazón del Corazón, al Centro del Centro y a la Eternidad.

La Asignación Vibral.  Lo Vibral es por lo tanto alguna cosa que es una línea de menor resistencia que no depende de vuestra personalidad, incluso si ella es la resultante, más bien ya de la interacción, si lo prefieren, adición y en ciertos casos sustracción, de las partes efímeras y eternas.  La confrontación de lo Eterno y de lo efímero, en vuestra conciencia como en la humanidad, se traduce y se traducirá cada vez más por, de alguna manera, en lo que fue ilustrado por el Cristo, a saber: “Se les será hecho según vuestra fe” “Nadie podrá penetrar el Reino si no se vuelve como un niño” y sobre todo verificar en vosotros y por ustedes mismos, el efecto de la Luz y de ver si ella corre libremente y de manera espontánea o si ella está de una manera u otra, detenida.  La Luz solo es Vibral, hay también por supuesto, más allá de la interface Vibral, la Conciencia pura que es pura Luz.

Esta Conciencia pura, ella también, aparecerá cada vez más y corresponde a lo que fue explicado de distintas maneras como el Cara a Cara en su fase final, es decir y lo repito, la Fusión-Disolución sea de lo Eterno, sea de lo efímero en el encuentro de las dos cosas, de dos sistemas incompatibles el uno hacia el otro.  De la interacción, de la confrontación, del enfrentamiento como dijo OMA, situándose a este nivel, deriva lo que se desarrolla en vosotros durante este período, que esto sea a nivel de vuestras actividades, que esto sea a nivel de vuestro pensamiento, que esto sea a nivel de vuestros prójimos o del conjunto de la humanidad, es exactamente la misma cosa.

Vivamos un momento de Comunión en el Elemento Tierra, en el Triángulo de la Tierra de vuestra cabeza como en el Triángulo de la Tierra que alberga el Fuego en el cuerpo de Êtreté, y por lo tanto la imagen inversa es el Sacro.

...Comunión...

Otra Pregunta y les digo hasta pronto.

jueves, 19 de marzo de 2015

Cuadernos de Febrero 2015 Pregunta #8 Cristo, #9 María y #10 Hildegard

PREGUNTA 8: Viví varias « intervenciones quirúrgicas » en la cima de la cabeza, en forma de cruz, detrás de la cabeza o sobre el lado izquierdo. ¿A qué corresponde esto?

CRISTO
Bien-amada, el camino de la vida es un camino con más o menos espinas, con más o menos sufrimientos y más o menos felicidades y alegrías. Te invito, en lo que concierne tus operaciones, a sobrepasar la noción de explicación y la noción de sentido, es decir a sobrepasar la noción de causalidad y a poner el Amor, que borra y hace desaparecer todas las causalidades. En efecto, frente a lo que irrumpe en tu cuerpo, falible y efímero evidentemente es la traducción de una causalidad. La vida ella-misma, falsificada y enferma, es una causalidad alterada donde no existe ninguna posibilidad de salida. Así te invito a sobrepasar la noción de sentido y de explicaciones que sólo te reenviará permanentemente a la noción de dualidad.

Acoger la Gracia, es dotarse también de la posibilidad de acoger el sufrimiento, de acoger, más allá de todo sentido y más allá de todo significado, la realidad del Amor. No es más el tiempo hoy, en estos tiempos tan reducidos, de  preguntarse el sentido de tal manifestación, de tal acontecimiento o de tal problema como de toda alegría.

Volver a poner todo en el Amor, es como decía volver a ser como un niño, es presentar la inocencia y el candor, no del que quiere olvidar, borrar, pero la inocencia del niño totalmente disponible a su presente, totalmente disponible al instante y totalmente disponible a la Verdad del Amor. La Verdad del Amor no tiene nada que hacer de las causas porque ella es la esencia de la manifestación y la esencia de tu Presencia.

Así pues, si lo aceptas, ves más allá del sentido, ves más allá de la causalidad, ves más allá de lo que concierne la persona y entra en la Eternidad afín, no de renegar lo que sea al nivel de la causalidad pero más bien de situarte, por ti mismo y en conciencia, más allá de toda dualidad.
« Amen-sen los unos, a los otros », como dije, ama-te cómo eres amado por la Fuente, ama-te cómo eres amado por el Padre y no tengas en cuenta los desórdenes, no te desvíes de ellos pero atraviésalos. Llama tu Espíritu a no hacerse más la PREGUNTA del sentido, la PREGUNTA de la explicación pero entra más bien, no en la indiferencia pero lo que cualificaría de divina indiferencia, no como una distancia que se toma pero más bien una indiferencia a lo que concierne a lo efímero.

Salir de la persona y salir de los límites es a este precio. Este cuerpo como todo cuerpo presente en la superficie de este mundo pasa por diferentes fases, que acabarán todas inevitablemente, por la desaparición de la persona y la desaparición de lo que sólo dura un tiempo.

Si quieres transcender y sobrepasar la causalidad temporal, espacial y kármica, adopta el punto de vista del niño. Que vive y cuyo mental no está buscando una causalidad o un sentido, ni incluso busca a sobrepasar lo que se presenta, pero más bien a transcender lo que se presenta, por estar tu-mismo en la plena Presencia y en la integridad de lo que sois. En cierto modo, tu Eternidad viene recubrir y disolver tu efímero.

Más allá del sentido de una cicatriz, más allá del sentido de una enfermedad, más allá del sentido de la alegría, se encuentra lo que es sin sentido y sin razón, porque está presente en el tiempo, en todo ser, en toda cosa y en toda situación. Estáis pues invitado, como cada uno de ustedes, en estos tiempos intensos tan reducidos a permanecer en la tranquilidad, en la Paz y a ver de manera más abierta, trascendiendo toda noción de límite, como toda noción de vida personal, afín de entrar plenamente y de corazón en la Eternidad de la Gracia y no quedaros en la manifestación de la Gracia que sólo surge cuando la conciencia se interesa o se somete. Pero ser la Gracia la manifestación evidente, sin esfuerzo y permanente de lo que sois. Para esto, remite tu sufrimiento en las manos de La Fuente, en las manos del Padre, remite lo que eres de eterno a la Eternidad y deja lo que es efímero a lo efímero, deja a los muertos enterrar los muertos y sígueme. Esto significa también permanecer inmóvil en el seno de tu pecho y no estar más afectado, sin rodeos ni artificios, por una circunstancia cualquiera viniendo imprimirse en la conciencia efímera.

Por supuesto cada confusión tiene un sentido y una simbología, cada confusión tiene una explicación, pero nunca pierdas de vista que la primera de las explicaciones es en definitiva sólo la resultante del encerramiento de lo que fue llamado en su momento, la Caída. Después de la caída, hay que remontar porque la Eternidad no conoce ni caída ni ascenso pero instalarte en la permanencia e inmanencia de lo que es la única cosa verdadera que es la verdad del Amor y la permanencia de la Gracia. No les son más pedido de vivir la experiencia de la Gracia pero de convertiros en el instrumento de la Gracia, y para eso, lo que pertenece a lo limitado no debe estar más ni sobre la delantera ni alrededor sino borrarse delante de la majestad de Quienes sois, en la majestad del Amor.

En el silencio del instante, en el silencio de mis palabras como de vuestras palabras, antes de escuchar vuestra próxima interrogación, permítame bendecir la Eternidad de vuestro corazón.

... Silencio…

Continuemos.

* * *




PREGUNTA 9: Durante las canalizaciones o las alineaciones me duermo regularmente. ¿Cómo saber si es una enfermedad o si hay que dejar hacer?

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Queridos niños, que el Amor de Madre les colme de sus beneficios.

Desaparecer, adormecerse, momento donde la conciencia, que sea limitada o ilimitada desaparece en lo que es llamado el adormecimiento, esto no es un adormecimiento, esto muestra simplemente tu capacidad a desaparecer, tu capacidad a borrarte para dejar lo que es, manifestarse. Entonces, incluso si tu conciencia no participa, es ella que acepta en esos momentos de borrarse, de desaparecer y de dejarte beber en la fuente de la Luz que sois.

No hay rotura de continuidad aunque esto lo aparente. Entonces en estos momentos en que no hay nada más, en este mantillo fértil va aparecer, no en estos momentos pero fuera de estos momentos justamente, la plena capacidad de manifestar la Gracia, por momentos o en permanencia

La desaparición y la rapidez con la cual desapareces en los momentos en que la Luz aparece, es más bien la prenda de la desaparición de las estructuras efímeras que no tienen que preocuparse de lo que es la Eternidad. Yo diría incluso hoy como vuestra capacidad a desaparecer, incluso si esto puede pareceros a veces invasivo, es una de las pruebas más convincentes, de que sois capaz de desaparecer si la Luz, en el momento de su efusión final, les hace desaparecer. Esto no es ni la nada ni lo desconocido, es tu naturaleza y es ahí donde se encuentra a la vez la Morada de Paz Suprema, el Absoluto, el Cristo, y yo, y cada uno de nosotros.

Así pues, estos momentos que se presentan cuando estas atenta, logran hacer desaparecer tu atención y tu conciencia ella-misma. Esto no es ni una tara sino más bien el marcador, formal e indefectible, de tu capacidad a borrarte delante de la majestad del Amor y de la Luz, y la majestad de la Gracia. Todo lo que hay, y tomo para esto los ejemplos innumerables de algunas de mis hermanas Estrellas que os explicaron esto durante estos años, hablándoles de su experiencia en el curso de su camino de encarnación; vivís exactamente los mismos elementos. Cada uno, por supuesto, con una coloración diferente según la existencia o no de un alma, según la impresión que aún hay algo a actualizar, a recorrer o a llevar a su término.

El Amor no tiene que hacer de todo esto, el Amor, como siempre se lo dijimos, se basta a si-mismo. La manifestación de la Gracia, y los diferentes signos que acompañan esta Gracia en su instalación permanente, les hace descubrir unos sectores enteros de los funcionamientos de la conciencia. Este sector más importante es vuestra propia capacidad de desaparición. Está ahí dónde podéis daros cuenta de vuestra real Humildad, de vuestra capacidad a dejar el Amor delante y a dejar la Gracia inundar lo que sois y este mundo.

Entonces el hecho de dormirse no es nada más la expresión de lo que fue llamado, hace un tiempo, Turiya, es decir el estado de no-sueño, de no-velada y de no-actividad. Es el estado más próximo, incluso si no queda ninguna memoria, de lo que es llamado la Morada de Paz Suprema, ahí donde se encuentra el Cristo pero también todo los posibles.

Entonces no veo en esto una enfermedad sino más bien una capacidad cada vez más evidente a desaparecer, el momento venido, cuando éste será presente, sin dificultad, en Respuesta a mi Llamada. Pertenece también a la conciencia ordinaria misma, y limitada, de hacerse la PREGUNTA de su utilidad y de su persistencia, incluso si bien evidentemente esta conciencia limitada es muy útil en el mundo en el cual estáis hoy, para llevar a cabo las innumerables servidumbres que fueron instaladas por una sociedad enfermiza.

A ti de ver ahí-también cuales son los frutos, cuales son los efectos posteriores en el desarrollo de tu vida y comprobarás sin dificultad alguna que tienes la posibilidad de desaparecer escuchándonos, pero también escuchándote tu-mismo, desde el momento en que escuchas lo que es eterno y no lo que sólo pasa. Esto no tiene nada que ver con pensamientos, esto no tiene nada que ver con el mental sino con tu disponibilidad de corazón. Si el corazón está disponible, si la Eternidad está  delante de vuestra Presencia y de vuestra manifestación, entonces sí los momentos de discontinuidad aparente de la conciencia se harán cada vez más intensos, incluso a veces molestos, pero recuerden que esto es sólo la traducción de lo que le está anunciado desde hace tantos años y por múltiples voces.

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra, comulguemos juntos en la Paz del Cristo.

... Comunión…

Podemos, si quieren y si nos conceden el tiempo de este mundo, continuar con vuestras preguntas.


* * *


PREGUNTA 10: Hace algunos años viví por la noche manifestaciones que me dieron miedo. Esto volvió a ocurrir, acogí esta Presencia y hubo un intercambio de corazón a corazón. ¿Qué sucedió?


Soy Hildegarde de Bingen, que nuestro Silencio actual disperse sus gracias antes de que me exprese.

... Gracia …

Querida hermana, debiste escuchar hablar estos últimos  tiempos, de nuestras bocas como por diferentes voces que en definitiva, en este mundo, todo, absolutamente todo se resume en estas palabras y esta expresión: “el miedo o el Amor.” Por supuesto, como sabéis, lo desconocido y lo nuevo da miedo, salvo para el que está establecido firmemente en el Amor, y que no puede ver ni ser afectado, y a veces sentirlo sin ser afectado por el miedo.
El miedo, más allá de los acondicionamientos y de vuestra historia que os es propia a cada uno, sólo tiene un  antídoto y este antídoto es el Amor. Ninguna Presencia, ninguna enfermedad ni algún hambre de este cuerpo como entonces de esta vida, puede afectar el que está establecido en el Amor.

Así pues y en definitiva, cualquiera que sea la Presencia, cualquiera que sea la intensidad y la belleza de la comunión que es vivida, lo verificas por ti-misma que cualquiera que sea el miedo la causa de este desconocido, si conseguiste poner el Amor por delante, porque comulgar, por supuesto, y unirse con... no puede haber Unión en el miedo. La Unión sólo puede realizarse en la Gracia del Amor por la desaparición, si prefieres, del eterno de dos personas o de un hermano con una situación dada. En esta comunicación transdimensional que viviste, pusiste en obra las dos caras que enuncié: el miedo o el Amor.

Cuando el miedo se disuelve o esta disuelto incluso por el consentimiento a lo que se presenta, cualquiera que se presente de más doloroso, de más terrible o de alegre, esto no tiene ninguna incidencia sobre la realidad de lo que ocurre, y lo que ocurre es la desaparición del miedo. El miedo, cualquiera que sea, puede efectivamente ser combatido por muchos elementos en este mundo pero el miedo, en sentido simbólico como en sentido arquetípico, sólo es el reflejo, no de la falta de Amor sino de la no iluminación por el Amor.

Lo que esta iluminado ya no puede conocer el miedo frente a una situación dada cuando ella se produce, como frente a todas las situaciones, a medida que tu corazón crece y se expande hacia Cristo, de la misma manera que cuando este llama a tu puerta de este modo. Así como otros Ancianos y otras Estrellas se lo dijeron esta mañana, todas las ocasiones son tomadas, no por ustedes pero por la Inteligencia de la Luz, afín de mostraros a ustedes-mismo, y tienes a veces, desde el momento en que aceptas, vivir una comunión del hecho mismo que el miedo no existe más. El miedo está siempre sin ninguna excepción ligado al ego o al alma aun girada hacia la materia y todavía no liberada totalmente de la ilusión.

Yo diría incluso que durante este período que fue llamado, el tiempo reducidos y ultra-reducidos, la mejor conducta, sea la que sea, agradable como desagradable, que de hecho representa sólo el miedo de lo que es inédito y desconocido, si en estas circunstancias el Amor esta puesto delante, como esta expresión es empleada, va a producirse una disolución del miedo como arquetipo.

La Transición, tal como esta presentida en este tiempo de la tierra y durante este año, es bien evidentemente la Transición final. ¿Cual es la mejor manera de pasarla? Les reenvío para esto lo que fue descrito por el bien-amado Juan, o si lo prefieren Sri Aurobindo, concerniendo al Choque de la humanidad que corresponde efectivamente a las diferentes etapas del choque que se producen cuando todo efímero llega a su fin. Os es dado, con anticipación y por facilitación, la capacidad de vividlo sin otra herramienta que la conciencia y el Amor, no como una proyección del Amor pero más bien como la benevolencia, el consentimiento, la humildad de lo que te fue propuesto durante estos momentos.

Así pues no es tan importante de saber que entidad era, porque estas entidades, y lo sabes, sólo son tu misma frente a ti-misma, y en este cara a cara, según si se incluye el miedo, consciente o inconsciente, o el Amor, se traducirá por la conciencia por una experiencia coloreada y sin embargo, cualquiera que sea la coloración, es siempre la misma experiencia: el miedo o el Amor, ver o no ver, resistir o ser humilde. Recuerden-se lo que les dijeron ciertos seres, Ancianos o no, a veces con una voz que cualificaría de retumbante: olvídate.

Esto no quiere decir no hacer preguntas sino ver claramente, no la inutilidad de la pregunta, porque como lo viven hoy sería imposible de hacer, como decía el Comendador, girar las bicicletas, porque la bicicleta no tiene más ni los medios ni el carburante para girar, puede simplemente ser visto, y la dinámica que se pone en marcha en este momento no tiene nada que ver más con la hiperactividad del mental y se resume simplemente en esto: el miedo o el Amor.

Pongan el Amor delante y cuando algo resiste, más allá de los consejos que os pueden ser dados de diferentes modos, por inspiración o por mi voz, o por otras voces, por las sincronicidades, o por unas evidencias, recuerden siempre esto: « ¿Acaso hay miedo o hay Amor? » La diferencia va a hacerse cada vez más flagrante cuando manifestareis lo que sea. Retengan siempre, que esto sea resentimiento, cólera, que esto sea sentimiento de injusticia, que esto sea problemática real a ajustar según los términos de la encarnación, si olvidáis los resentimientos, si olvidáis las emociones, si olvidáis los pensamientos, si incluso olvidáis la causa y la razón, donde en tu caso: « ¿Cual es la entidad que está allí? » si transciendes todo esto y reemplazas esto por miedo o Amor, no para observar pero más bien para afirmar y consolidar tu posicionamiento, entonces entenderás muy rápidamente que en estos momentos, cuando la comunión existe, la Gracia está presente porque el miedo se disolvió delante del Amor.

Lo mismo ocurre con todas los manifestaciones de este mundo e incluso las manifestaciones sociales ligadas a las leyes, a los convenios morales, a las reglas educadoras. El Amor no tiene nada que hacer de todo esto. Este amor que desearía preocuparse de esto sería sólo un amor de conveniencia aplicado al efímero. Comprendieron bien, y vivido, para la mayoría de entre ustedes, que el amor de circunstancia, cualquiera que sea, siempre es subtendido por el miedo. Sólo el Amor libre que no depende de ninguna circunstancia, de ningún evento y de ninguna persona, como de ninguna entidad exterior a ustedes, es realmente y totalmente libre. Esto pasa por la fe inquebrantable no en un Salvador pero en una verdad que es la del Amor, y haciendo posible todo el resto. El miedo no permite nada, lo sabéis, el Amor permite todo.

Así que, más que nunca en estos tiempos reducidos, vendrá  situarse frente a vuestros ojos, frente al desarrollo de vuestro camino, frente a vuestros humores interiores como a través de vuestras comuniones entre ustedes, o entre ustedes y nosotros, siempre en definitiva la misma pregunta: el miedo o el Amor. La Respuesta no es intelectual ni incluso presupuesta, ella se traducirá en los hechos y en la carne como en la conciencia por una modificación radical del modo donde pudieron ser, hasta ahora, previstos los problemas como todos los problemas de todos los seres humanos.

Recuerden también, como les decía el llamado Bidi, que todo esto no existe; van a hacer falta, en un momento dado o en otro, encontraros confrontados a este principio de realidad, a asumirlo, o no, y en este momento sólo existirán en ustedes dos cosas: el miedo (o la resistencia) o el Amor (o si preferís el Abandono total e incondicional a la Gracia). Lo que quiere decir que cada vez más, en estos tiempos, cada elemento, cada palabra, cada mirada, cada acontecimiento que vienen a título individual o colectivo sólo podrán enviarles al Amor o al miedo.

Observan y entiendan, a través de la actualidad de los Elementos como de los hombres, como del cosmos, todo lo que se desarrolla en este mismo momento. Y de lo que les son dado a ver, a experimentar y a vivir, en definitiva sólo tendrán esta  alternativa de ver el Amor o el miedo, para vividlo en totalidad. No pueden luchar contra vuestros miedos, sobre todo en lo que concierne a los acontecimientos incontrolables, colectivos y cósmicos como los que están en curso en este mismo momento.

Entonces a ustedes de vivir, y de experimentar estas idas y venidas, si esto se produce en ustedes, entre la Gracia y el miedo, sabiendo que la Gracia no es solamente una experiencia posible sino más bien un estado que será cada vez menos afectado por los miedos, desde el momento en que lo aceptáis y lo reconocéis. Recuerden que Cristo está aquí, recuerden que nosotros todos estamos aquí, en ustedes, porque sois nosotros como somos ustedes, realmente, concretamente, desde el momento en que los velos de la ignorancia y del miedo son disueltos. Entonces llamen, no reaccionando pero llamen a la Gracia, no como una petición, no como un debido pero como la realidad última del Amor.

Aprovecho, antes de retirarme, para decirles que en el seno de este espacio tendremos un momento privilegiado al nivel de los medios que puedo comunicarles de manera personal, no tanto para actuar sobre el miedo pero más, en este momento presente para cada uno de ustedes, el elemento, cualquiera que sea su origen, terrestre, alimentario u otro, que esta en condiciones de darles a observar este mecanismo en estos engranajes últimos y evidentes.

Soy Hildegarde de Bingen y escucho si todavía hay a escuchar y me retiro después.


* * *




Cuadernos de Febrero 2015 PREGUNTAS 6 y 7

Nota: Los Cuadernos de Febrero 2015 contienen 83 Preguntas y Respuestas.
Compartiremos cada vez 2, conforme se vayan traduciendo. 


PREGUNTA 6: ¿cómo vivir estando con personas que vibran bajo, sin ser afectado?

Bien-amada, soy Uriel, ángel de la Presencia y Arcángel del Regreso. Lo que está por vivir en relación a tu pregunta es exactamente este Regreso. Esto no quiere decir ignorar, no quiere decir apartarse, quiere decir simplemente seguir su camino, vivir y experimentar la oposición sin estar afectado.

Así como lo sentís, y para muchos de entre ustedes lo vivís, la transición que está en curso os da a veces a descubrir y a afrontar lo que nunca habrían sospechado antes, porque el Corazón estaba delante. Pero el Corazón poniéndose delante ahora y el Corazón Vibral, bien más-allá del Fuego del Corazón, bien más-allá de la Corona Radiante del Corazón, es lo que os permite, cualquiera que sea lo que ven, de quedar y de persistir en vuestra libertad, en vuestra liberación.


En el seno de lo que se juega, este Regreso no es solamente un regreso arriba/abajo pero un regreso ligado a un viaje que es una desaparición total e irremediable del efímero. Las circunstancias y el estado de vuestra conciencia en el seno de este mundo, cualquiera que sea la presencia o no de vuestro cuerpo de Êtreté, no está allí sólo para mostrarles y demostrarles, sin poner juicio, sin volver a poner velo, sin miedo, las diferentes paletas Vibrales, energéticas, de cada conciencia o de cada manifestación en el seno de este mundo.

Soy Uriel, ángel de la Presencia y Arcángel del Regreso, así mi Llamado es el que impulsa este Último Regreso, que les permite demostrar, y demostrarles a ustedes-mismo y al mundo, lo que sois: Eternidad, Luz, Paz y Amor.

Cualquiera que sea lo que le pasa a este cuerpo y cualquiera que sea lo que pasa a vuestra conciencia, que esto sea el sufrimiento más insoportable o que sea la alegría más extrema, el mecanismo de la obra es exactamente el mismo. Os permite regresar, sin desviaros  sin negar y sin reacción, en vuestro eje, en vuestra dirección o en vuestra Eternidad de la Morada de Paz Suprema.

Así, estar en Presencia, como Ángel de la Presencia Uriel, y emanar esta Luz, sin decidirlo, sin quererlo y sin intervención de la persona misma en el seno de la manifestación de la Luz. No hay ni apropiación de la Luz, ni proyección de la Luz a efectuar, pero real y concretamente a dejar la Luz actuar a vuestro Regreso y a vuestra desaparición. Esto reúne lo que el Arcángel Anaël, El Arcángel de la Relación les había dado y explicitado en el año 2009. No se trata de abandonaros solamente a la Luz, no se trata de vivir solamente la Eternidad, no se trata de ser solamente un Sembrador de Luz, sino de ser, en integridad, en totalidad, la Luz que sois.

Entonces claro la Luz, como esto fue dicho anteriormente, va a disolver este plano de existencia y entonces hacerlo desaparecer, un poco a la imagen de la muerte de alguien que dejaría este cuerpo por una razón u otra, lo que es, se le recuerdo, el destino de todo ser humano, cualquiera que sea, en este mundo.

Así pues percibir y sentir, yo diría, con más intensidad lo que antes no os molestaba es sólo la prueba que estáis creciendo, si puedo expresarme así, en la Luz, y que la Luz esta puesta delante. La Luz alumbra, la Luz muestra, Ella no puede acomodarse ni de alguna sombra interior ni de alguna sombra exterior. Así percibir un lugar, sobre el plano y el modo vibral, percibir una conciencia, ahí también, os lleva a concienciar anomalías que antes no fueron levantadas, ni vividas, ni percibidas, por lo menos al nivel de la conciencia ordinaria.

La superposición del Eterno y del efímero amplifica, como lo comprueban, el desequilibrio aparente de una situación, de una relación, de un hermano o de una hermana humano, como enfrente de nosotros sobre nuestros planos de evolución. Todo se resumirá en definitiva por la trascendencia y la travesía de todo esto, o por los disgustos engendrados por estos desequilibrios. Todo esto, ahí también, no es una llamada a reajustarse, no es una llamada que haya que comprender, no es una llamada a una cualquier responsabilidad o culpabilidad, excepto la de estar realmente conforme a lo que es en Eternidad, si tal es vuestro mecanismo de Ascensión.

Así pues, progresivamente y desde hace algunos meses de vuestra vida terrestre, les es dado a ver de una manera amplificada para algunos, a veces de manera desmesurada, y para otros de manera insignificante. Cada uno vive, en esta Último Regreso, lo que es necesario para la afirmación de la Eternidad, o para la persistencia del efímero. El choque de la humanidad a título individual es vivido, el choque de la humanidad a escala colectiva está en curso, y bajo vuestros ojos. ¿En función a esto que vais a ser? ¿Qué vais a hacer? ¿Qué vais a manifestar? ¡A vosotros de decidir!

En final e in fine, en el tiempo presente, quedarse en el Aquí y Ahora permite de trascender y eliminar lo que puede resistir, sin luchar, sin oponerse, no obstante si lo deseáis. Vuestra mirada sobre vuestra situación como sobre la situación del mundo por supuesto esta coloreada por el estado de vuestra conciencia, coloreado todavía un poco por vuestra historia pero todo esto sólo pertenece a la escena del teatro, todo esto sólo es efímero y todo esto no tiene ningún valor, a condición de aceptarlo, a condición de vividlo, y a condición, como esto fue dicho, de pensar siempre en el Amor delante y al Servicio de lo que puede ser llamado el otro, que sólo es ustedes mismo. Es decir que la situación, la persona que van a confrontar o afrentar es en definitiva sólo ustedes mismo. Esto puede ser duro a entender o a aceptar pero todo lo que está sobre esta tierra, todo lo que fue ligado sobre esta tierra, por ustedes, por el karma, por los egrégores, por el control de las fuerzas reptilianas sobre esta tierra, sólo tiene una única meta hoy, es de servir la Luz a través de esta confrontación.

No adopten más la mirada limitada sino háganse esta mirada ilimitada, que percibe, que siente, que ve claro y que ve la Verdad, y que sin embargo no juzga, porque la Humildad esta delante y que delante de esta Humildad, hay el Amor puro que no conoce ninguna condición, ningún acondicionamiento, ni algún límite.

Soy Uriel, ángel de la Presencia y Arcángel del Regreso, en vuestro Templo y en este instante, Comulguemos en la gracia del Uno y en la resonancia del Silencio.

... Comunión…

Uriel escucha vuestra próxima pregunta, y me retiro diciéndoles hasta pronto.

* * *

PREGUNTA 7: ¿qué significa ser llamada por un nombre que no es el mío, ni femenino, ni masculino, pronunciado por una voz femenina, a la izquierda, que me significa que es mi nombre y que estoy relacionada a la energía de María-Magdalena?

Soy Gema Galgani. Hermanos y hermanas en humanidad, que la Gracia se despliegue en nuestras Presencias y que el Amor fluya libremente desde el Corazón del Corazón.

Tu pregunta es, como lo dices, ser llamada por otro nombre, si se exceptúa, lo que es imposible, un error en la comunicación. Existe, en el seno de tu ser transitorio como de tu ser eterno, un cierto número de nombres. Nombrar, es poner de manifiesto, nombrar, es identificar, nombrar, es hacer referencia. Qué sucede entonces cuando eres llamada por otro nombre. Conviene comprender que él existe, de la misma manera que tenéis un nombre de alma y un nombre más específico ligado al Espíritu y que os remite a vuestro Origen estelar. Este nombre es vuestro nombre de Eternidad. Es un nombre secreto y sagrado, llevando la firma vibral de tu Eternidad. Este nombre no puede ser revelado del exterior. En general este nombre no es masculino ni femenino ni porque corresponde al Andrógino primordial. Es vuestro nombre de Espíritu, lo más a menudo, que es pronunciado en el seno del Canal Marial.

Cualquiera que sea la Presencia, identificada o no, quien hable, esto no tiene ninguna importancia. Lo importante, ahí también, no es identificar un origen u otro, incluso si esto puede manifestarse a veces de manera clara, lo importante está más allá de las palabras. Lo importante es que este nombre corresponde a algo vibral de cada uno de entre ustedes, si está en posesión, puede utilizar como estructura de vibración, como estructura de la Llamada del Espíritu, como estructura de manifestación del Espíritu. Así la revelación de su Eternidad puede pasar por la revelación de vuestro nombre de Eternidad. El nombre de vuestra Eternidad corresponde a la vibración primera del primer impulso de salida de la Fuente, es la que hace resonar la memoria de su vuestra Eternidad en este efímero mismo.

Cualquiera que sea la entidad que expide este nombre, esto se vuelve secundario con relación al enunciado de vuestro nombre, porque es el que vibra en la Eternidad y el que vibra en el Amor, que les guste o no, que sea fácil o difícil de pronunciar. Pero les recuerdo que lo más a menudo, como para el nombre humano, este nombre místico o este nombre de Eternidad está configurado en general por dos sílabas, efectivamente sin connotación masculina o femenina, además de sílabas. Pero lo que es importante, es de ver y de percibir el efecto que se celebra en ustedes cuando piensan o pronuncian este nombre interiormente o exteriormente. Es la Llamada, en cierto modo, de vuestra propia Eternidad. Es uno de los medios que les son ofrecido, independiente de las situaciones o conflictos a resolver, o alegrías que se manifiestan, el medio de tener y de manifestar una aportación vibral suplementaria, ligada a la plena actualización de vuestra Eternidad en el instante presente.

Conocer su nombre, de la misma manera que conocer sus Linajes es un mecanismo interior e íntimo. Recuerden ahí también como lo dijeron los Arcángeles o los Ancianos que me precedieron, lo importante no es de saber quién habla, lo importante no es saber quién le dio este nombre y vuestro nombre de Eternidad, pero bien de manifestarlo en este mundo.

Así, tener la revelación de esto debe permitiros también, y sobre todo, en un segundo tiempo, de mostraros a ustedes mismos donde están y lo que sois, en la Eternidad como en lo efímero. La revelación de vuestro nombre de Espíritu, o vuestro nombre de alma es un elemento mayor sobre el camino que recorréis en este mundo en este momento, que es en cierto modo una forma de salvoconducto que debéis guardar de manera íntima al interior vuestro y no desvelarlo, afín de manifestar la vibrantes de vuestra Eternidad en el momento en el que esto es importante. En el desarrollo de vuestros días como de sus noches, como en el desarrollo de la disolución de este mundo.

Recuerden también que a través de esta revelación de nombre o a través de los contactos y el conjunto de las preguntas que hicieron hasta ahora, que no hay distancia entre tú y tal Presencia, como esta Presencia puede ser percibida en el Canal Marial, como en la cabeza, como en el corazón pero que en definitiva tu Presencia, como esta voz, sólo son la misma y única cosa.

La disolución de los velos, la vuelta a la Unidad, lo vivido de la Unidad, esposar el Cristo, sólo puede hacerse si todo el lugar es dejado, que esto sea el Cristo, que esto sea la Luz, que esto sea lo que sois, lo que es estrictamente la misma cosa. Podemos decir de otro modo que no habrá más compromiso, podemos decir de otro modo que no habrá más comprometimiento sino la evidencia de vuestra realidad, la evidencia de vuestra vivencia, la evidencia de vuestras relaciones y la evidencia, o la no evidencia, el Amor.

Como Estrella Unidad y pieza constituyente de vuestra nueva eucaristía, a través de María, Cristo y Mikaël y por la Puerta Unidad, vivamos juntos este momento de Unidad donde nada más existe sólo la Luz y la Unidad, donde todo sentido de ser una persona separada se disuelve naturalmente en la Eternidad.

... Silencio…

Hermanas y hermanos muy queridos, ahora voy a retirarme con el fin de dejarles un momento con el conjunto de estas Presencias interiores y exteriores que se desplegaron en ustedes y les dejaremos algunos momentos de integración, de descanso, o de restauración antes de continuar.


* * *   


Entonces queridos amigos, pero no se preocupen solo escucho la PREGUNTA y me voy, para dejar lugar. ¿No quiero que tengan una indigestión antes de comenzar a comer?

miércoles, 18 de marzo de 2015

Cuadernos de Febrero 2015 Preguntas 3, 4, y 5. Ma Ananda Moyi ,AA. Anaël y Sri Aurobindo.


PREGUNTA 3: ¿El alma puede negarse a rendirse al Espíritu?

Soy Ma Ananda Moyi. Hermanos y hermanas en humanidad en la carne. El alma puede ser girada como os lo dije y explique hace cuatro años y cinco años. El alma tiene una polaridad, el Espíritu no tiene polaridad. La polaridad del alma puede expresarse en múltiples direcciones pero sólo hay dos polaridades: hacia arriba o hacia abajo. El alma girada hacia la materia, en experiencia en el seno de la materia, el alma girada hacia el Espíritu, arrastrando su auto disolución. El alma  vehículo intermediario y que no es la Eternidad. El alma es la coloración o si prefieren el vestido del Espíritu, dando sentido, dando orientación y permitiendo la experiencia.

Lo que sois, todo uno cada uno, lo que nosotros somos también, de ahí donde estamos, todo uno cada uno, es sólo una de las facetas múltiples de la misma conciencia. Algunas de estas facetas son giradas, porque es su libertad, hacia la materia, ciertas facetas son giradas hacia el Espíritu y finalmente ciertas facetas disolvieron la noción misma de alma.

Así pues el alma nunca es neutra, está implicada, y es su función, en la materialidad, en la alternancia de materialidad en el sentido 3D, en donde pasamos los unos y los otros, y espiritualidad, al mundo del Espíritu.

El regreso del alma fue vivida, para la mayoría de entre ustedes, antes de finales de vuestro año 2012. El regreso del alma no significa por eso su desaparición sino simplemente el cambio de polaridad. Este cambio de polaridad se tradujo, para muchos de entre ustedes, en manifestaciones sensibles al nivel de lo que fue llamado las Puertas Atracción y Visión pero también al nivel de lo que fue llamado chakra del alma y chakra del Espíritu, o si prefieren el punto AL que rijo y administro y el punto Unidad de mi hermana Gema.

Así pues el alma se manifiesta, se manifiesta no solamente en sueño, no solamente por su polaridad pero también por lo que fluye en vuestra vida en este momento. Entonces por supuesto lo que se celebra en este momento en vuestra vida puede ser tomado a menudo por una indiferencia o por una negativa de vivir lo que tienen que vivir. Yo respondería que todo depende de vuestra alma. O bien este alma se volvió hacia el Espíritu, o bien todavía no lo es, y por supuesto lo que va a aparecer sobre el ojo de vuestra conciencia va a ser coloreado de diferentes modos según la polarización del alma, incluso según su desaparición.

Así, lo que se manifiesta al nivel del alma como aspiración, como intenciones, como coloración de vuestra vida, está en obra durante este período para darles a resolver no la elección pero la polaridad, o la ausencia de polaridad. Cuando el alma es disuelta, cuando el alma se rindió en cierto modo al Espíritu, más o menos mucho tiempo en términos de experiencia o de tiempo, en relación al alma girada hacia la materia, un cierto número de procesos va a ser inducido. Estos procesos conciernen por supuesto al fisiología, y les reenvío lo que pude vivir en mi camino de encarnación, ciertamente con intensidades diversas según cada uno, los momentos en que están ausente a este mundo, los momentos en que la Alegría irrumpe sin alguna razón, encendiendo por la misma Corona radiante o Triángulo elemental de la cabeza, o Triángulo elemental del cuerpo, y que les da a vivir esta Eternidad, esta Alegría.

Así que el alma todavía puede, y cada vez menos, manifestar estas oscilaciones, es decir estos cambios de polaridad. Hay, yo diría, en cierto modo una rigidez de esta polaridad, incluso si hay unas oscilaciones, porque la asignación vibral se efectuó y les queda a manifestar en este mundo lo que sois: ¿cuál es vuestra polaridad o es que no hay ninguna polaridad?

El alma disuelta va a traducirse por unas manifestaciones cada vez más claras y evidentes para ustedes, dándoles a vivir unos momentos de estasis, unos momentos de desaparición, incluso hasta, para la mirada efímera, momentos de confusión pero que no están acompañadas por las emociones o los comportamientos que le corresponden, pero donde logra permanecer una Alegría cada vez más lúcida, a pesar de estas polarizaciones.

Si la polarización desapareció completamente, van a ver desaparecer un cierto número de necesidades, un cierto número de intereses en vuestra vida: lo que les atraía no les atrae más, que les parecía esencial les parece irrisorio en relación a la conciencia pura. Porque la conciencia pura Sat Chit Ananda y la Felicidad dependen, como lo saben, que de la ausencia de polarización del alma y de la disolución total del alma. Allí donde se encuentra la Verdad eterna del Espíritu. Así pues, el alma puede estar presente, puede estar ausente, puede ser manifestada en un sentido o en el otro. Os será muy fácil de reparar en esto en ustedes, si aún no es el caso.

Las necesidades fisiológicas que conciernen el alimento de este mundo y en este mundo es reemplazado cada vez más  por los alimentos celestes. Los alimentos son reemplazados por el maná celeste que le da a veces, al nivel alimenticio, lo que podría llamar aberraciones como por ejemplo de comer a cualquier hora, de obedecer a lo que vuestro cuerpo o vuestra conciencia pida, y no más vuestras costumbres tal como eran antes. A veces esto puede ser desconcertante o haceros PREGUNTA, pero si adoptan el punto de vista del observador y si no entran en la negativa o a la negación de lo que se produce, entonces acompañarán esta polarización, esta desaparición, con cada vez más de claridad. Y si vuestra elección y vuestra libertad os llevan a vivir la experiencia de la carne estando liberado, entonces el alma, por supuesto, a este nivel es liberada del encerramiento pero quedan y persisten en las manifestaciones de vuestra vida, a través de vuestros deseos, a través de vuestras necesidades o hasta a través de pensamientos que os atraviesan o emociones que le atraviesan. Y observen que incluso si este es vuestro caso, observen y miren si cualquiera que sea la problemática pueden desaparecer o no. Es decir si el conjunto de los Triángulos elementales de vuestro cuerpo y de vuestra cabeza se activa de manera sensible y perceptible, proporcionando una vacuidad del mental y de las emociones, cualquiera que sea la situación. Entonces ahí, la polaridad del alma está hacia el Espíritu y hay muchas posibilidades que el alma este en disolución o disuelta.

Si le es más agradable de mantener una trinidad encarnada: persistencia cuerpo-alma-Espíritu, esto también lo percibirán. Vuestros apegos a este mundo, vuestros apegos residuales a lo que sea, o a quien sea, solo están allí sólo para ayudarles a ver y a vivir.

Antes de que me retire con la próxima PREGUNTA, afín de dejar el sitio, instalémonos algunos instantes, algunas espiraciones, en este estado que está más allá de todo estado. En este estado donde la Paz se instala.

… Silencio…

Vamos entonces a escuchar vuestra próxima pregunta, y dejo el lugar justo después. Hasta pronto.






Pregunta 4: Haber oído al despertar la frase: "Ahí dónde está el Amor, no hay más necesidad", pronunciada del lado izquierdo por una voz masculina, ¿fue un mensaje dado por uno de vosotros?

Soy Anaël Arcángel. Bien amados Niños de la Ley del Uno, que la Paz, el Amor y la Verdad se instalen y queden entre nosotros.

Bien-amado, así como lo preguntas, sois numerosos y cada vez más a vivirlo en este plano donde están, la Llamada de María, la Llamada de lo Invisible, en sus componentes las más diversas y más diferentes, da cuenta de la desaparición de los velos. En cuanto a tu PREGUNTA y la afirmación que te fue propuesta, hay la verdad más noble: si el Amor está ahí, el Amor se basta a si mismo. Se hace efectivamente el comburente y el carburante únicos, la manifestación única de vuestra conciencia como de la Conciencia Una de la Fuente. Si el Amor esta delante, como decía el Venerable Comendador, si cualquier trastorno, si cualquiera que sea la Alegría, hay pensamiento y manifestación, al mismo tiempo del Amor, entonces el Amor está ahí.

A medida que la Eternidad se desvela en ustedes y alrededor vuestro, a medida el conjunto de las necesidades inherentes a la materialidad, a la polaridad enfermante del alma, se encuentra aliviado, pudiendo a veces hasta darles la impresión, en el seno del efímero, de estar en una depresión, en una angustia. Todo esto, así como esto acaba de ser dicho, está destinado sólo a demostrarles la potencia y la Verdad del Amor, no proyectada, no imaginada, no supuesta, sino bien vivido, aquí y ahora, en directo de la vida.

Entonces seréis cada vez más numerosos a escucharnos. El obstáculo principal, allí también, es de querer identificar la Presencia que se expresa porque desde el instante en que ponéis la identificación, desde el instante que nombráis, crean naturalmente una distancia entre ustedes y lo que es oído. Si hay el Amor, no hay más interrogación, ni sobre el sentido de las palabras, ni sobre el origen del que pronunció esto, porque si lo aceptáis, esto os coloca en el seno de la Eternidad, del Eterno Presente, y os hace desaparecer, a veces de manera violenta, a veces de manera más sutil, del efímero. Y les recuerdo que la única manera de desaparecer del efímero  no es en absoluto el rechazo de la vida en cualquiera de sus componentes, sino más bien, la actualización del Amor que sois, poniendo en primer plano de la Conciencia del Amor, que esto sea hacia ustedes como hacia el Servicio al otro.

Desde el instante en que tenéis integrado que las voces que se expresan, en ustedes o al exterior de ustedes, que esto sea del lado izquierdo como del lado derecho, que esto sea por el corazón o bajo una forma que llamaría telepática, estáis en condiciones de descubrir estas comunicaciones, de explotarlas, o no, pero el fin no es de explotarlas, el fin es de mostraros si hay aún una separación entre ustedes y el resto del mundo.

Estamos en ustedes de toda Eternidad. Los velos presentes del encerramiento, lo habéis heredado, si se puede decir. Este distanciamiento y esta separación se terminó por el Abandono a la Luz, por lo que construyeron durante estos meses, o estos años, incluso estas vidas, para algunos de entre ustedes.

En esta desaparición, cualquiera que sea la voz, de dondequiera que venga, sólo demuestra, que para ustedes así como para el colectivo, de la desaparición de las últimas capas aislante del planeta. Esto se ilustra, como  sabéis, en vuestra carne como en la carne, si puedo expresarme así, de este sistema solar. Todo esta concernido por la Ascensión. El hecho de sentir lo que llamaría la energía de las ondas, que no percibían antes, es también el indicador de este acontecimiento. La disolución es la desaparición de todas las barreras, de todas las separaciones. Esto, es exactamente lo que viven, afín, una vez más, de favorecer el último Retorno, impulsado, se lo recuerdo, por Uriel y también, por supuesto, por ustedes mismo.

No se trata más de un pasaje del ego al corazón, como esto fue el caso, sino del pasaje de esta vida a otra vida, que se celebrará según lo que presentáis y del modo en el que os presentáis en relación a vuestro vivido: resistencia, dualidad, oposición, o desaparición, y lo que solo puede hacerse con la más grandes de las humildades. Esto no quiere decir distribuir su dinero si lo tienen, esto no quiere decir dejar de trabajar si tiene trabajo, esto simplemente quiere decir vivir en acuerdo total con lo que  creasteis, sin los velos deformes, sin las distorsiones que pueden producirse por el encerramiento.

Entonces, una voz que se expresa, que te llama por tu nombre o que se traduzca por la voz de un Arcángel o la voz de un Anciano, o de un cercano que se fue, sólo está ahí para mostrarte la evidencia de la disolución total, irremediable y final de las capas aislantes.

Soy Anaël Arcángel, hagamos el silencio de nuestra comunión.

… Silencio…

Escucho la próxima PREGUNTA y me retiro.

*   *   *


Pregunta 5: ¿Cuál es el papel de nuestro cuerpo hoy en día?

Soy Sri Aurobindo. Amados hermanas y hermanos en esta carne y en este presente, saludo en ustedes el Amor que sois.
El cuerpo, que llamáis bolsa de excremento o que lo llaméis Templo, es de todos modos efímero. Este cuerpo tiene un principio y un fin. Esto es inexorable en la manifestación en este mundo, mientras el encerramiento estaba presente. El cuerpo es pues el receptáculo de vuestra Eternidad, es también en este momento, y desde las Bodas Celestes de manera cada vez más intensiva y extensiva, el lugar, la matriz donde se imprime la tierra nutritiva de vuestro Cuerpo de Eternidad. En efecto, vuestro Cuerpo de Eternidad, una vez que se os presente, que esto sea por las Estrellas, por los Triángulos elementales, por la Alegría, por la percepción misma de este Cuerpo o de muy diferentes maneras, sólo está allí  justamente para nutrir el uno o el otro. El fuego del ego va a reforzar el efímero, el Fuego Vibral elimina el efímero.

La Ascensión se hace aquí y ahora, no en el Sol, y tampoco en vuestro Origen estelar. Vuestra capacidad de estar presente plenamente aquí, es la garantía de vuestra Eternidad. Así pues este cuerpo es indispensable de entender que es falible, que sin embargo les permite, cualquiera que sea vuestra edad, manifestar vuestra conciencia e interactuar entre vuestra conciencia y el conjunto de otras conciencias, en esferas de las más íntimas a las más anchas, es decir, hasta el conjunto de lo que es llamado Gaïa, o lo que podríamos llamar la noosfera, es decir el conjunto de las conciencias de la humanidad que estaría inmersa en una especie de caldo o de sopa mezclando el conjunto de las conciencias. Hay agitación, hay calentamiento, hay proyección o hay solo Amor, y esto pasa en esta carne. De manera deformada esto fue llamado la Resurrección, es ante todo la Resurrección del Espíritu. Lo que se vuelva este cuerpo, esto no les concierne más.

El Fuego Vibral es un fuego que consume de Amor y que sobre todo aumenta y amplía la manifestación de la Paz, la manifestación de la Morada de Paz suprema, dándoles a ver de manera cada vez más concisa y precisa la realidad de la Eternidad, y esto sólo puede hacerse ahora.

Cristo me decía, bajo su dictado en el Apocalipsis y de viva voz también, que lo importante era más bien lo releva del Eterno que del efímero. Mientras el Eterno estaba ocultado, es decir bien antes de este período de treinta años que pasó, era difícil, por un trabajo de ascetismo, por un trabajo de desarrollo personal o espiritual, de acercarse al Supramental. El Supramental ahora está irradiando e iluminando la materia, vuestro cuerpo, vuestro cuerpo que seguirá lo que vuestra alma (si existe), o lo que vuestro Espíritu (si esta manifestado) decidió. Esto pasa, independientemente de ustedes, en el seno de este mundo.

Ver esto, es estar conforme a la Eternidad, conforme a la encarnación y conforme a la Ascensión. Ascensión que, se lo recuerdo, está en curso en el seno de este cuerpo. Cristo decía: « Lo que es atado sobre la tierra será desatado sobre la tierra, lo que es atado en el cielo, será desatado en el cielo ». Pero no mezclemos, ni ustedes ni nosotros, el cielo y la tierra, incluso si éstos están en fusión por el intermediario y por el enlace de KI-RIS-TI, por el enlace de María, por el enlace de la Nueva Trinidad, pero también por el conjunto de las manifestaciones elementales de vuestra Tierra como de este cuerpo.

Así pues, si estáis allí en este cuerpo, en esta vida, es que para ustedes esto es indispensable. La transmutación, o la transubstanciación de la materia, sólo puede hacerse si existe una materia, si no esto no se llama una Ascensión y menos una Liberación. En este momento, habría lo que hemos llamado, durante todos estos años, la tercera dimensión unificada, es decir, que su cuerpo y vuestra Conciencia podrían funcionar cada uno de manera totalmente autónoma, en sincronicidad o no.
La transubstanciación de la materia no concierne ni siquiera lo que usted es en Eternidad pero concierne ante todo la Ascensión de la Tierra en su dimensión de Eternidad. Para eso, se lo dijimos durante muchos años, y les preparamos si puedo decir así. No puede existir Libertad en el encierro, no puede existir Luz pura en el encierro, no puede existir Libertad incluso para el que esta liberado, en este mundo. El momento que se vive, se vive en la carne y apunta únicamente a la disolución de esta carne.

Soy Sri Aurobindo. Vivamos algunos instantes en el seno de la comunión y en el seno de la fusión de los Éteres.

… Silencio…

Espero y escucho su próxima pregunta y dejaré el sitio al que responderá.
*   *   *

No hay comentarios: