Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

jueves, 15 de octubre de 2015

Los ángeles me llaman Hécate, por Madre Béatrice María





hekate___goddess_of_crossroads_by_7th_pillar

"Hécate" resonó en mi izquierda, una mañana. Yo no conocía nada sobre este nombre hasta que la voz me dijo que venía del griego. No es mi nombre cósmico. Es un nombre histórico. Generalmente cuando un ángel o un arcángel me habla, a menudo es para darme códigos, sonidos de las matrices que no conozco. Él me invita a descubrirlos en este mundo, así como me invitaron a descubrir a Buda, a las 12 estrellas, a los 24 Ancianos, hace algunos años.
Cuando vosotros llegáis conscientes sobre este mundo, sois naturalmente conectados a la Fuente. No conocéis a los grandes sabios que pisaron este mundo, podéis sólo vivirlos. Es como todo. La vida os conduce derecho hacia ellos cuando es necesario para vosotros, para vuestro progreso o para la misión si puedo llamarlo así que os es asignada en este mundo.
Habría podido titular este diario de navegación "Abgal en encarnación" o bien "Ki-Ris-Ti en misión" o incluso "Sol en encarnación" para guiaros mejor sobre vuestros orígenes, porque lo que yo soy, vosotros lo sois igualmente.
La estrella azul es mi origen familiar y si los "chicos malos" (llamados arcontes) mantuvieron a la diosa presa de la matriz urantiana durante 320 000 años, era para salir mejor de eso a día de hoy. De que fuera reina a simple campesina, el segundo rol me conviene mejor porque en la sencillez reencontramos a nuestra infancia. Siempre huí de los convencionalismos y las obligaciones de la corona, me escapaba a la naturaleza porque para mí, la verdadera realeza se sitúa en el interior. Ella manifiesta el poder del corazón.
Me encarné en todos los países de este globo. Llevo la sangre de todas las naciones, como os dije en repetidas ocasiones. No me limito tampoco a las naciones de este mundo. Asistí a vuestro nacimiento y al encierro colectivo. Esto fue una violación y cada mujer aquí en este mundo es violada a partir del momento en que lo Sagrado es reemplazado por los placeres egoístas y bestiales. Hay blasfemia. No es el mismo camino.
Para las Madres o Planificadoras de Vida (de Sirius), nosotras no hacemos ninguna distinción entre el bien y el mal. Para nosotras este concepto no existe. Por esta razón lo fundamental en vuestra enseñanza con las 12 estrellas, ha sido reemplazado por la noción "de atracción" y de "repulsión". Sentir el dolor en nosotras no tiene nada que ver con esta noción de dualidad, por ejemplo. Es esta facilidad la que reforzó la sombra en este planeta porque la sombra juega con los apegos y lo afectivo, que está vinculado al mundo de la personalidad. Ella ata a las madres con los niños y el marido por los lazos de la sangre mientras que cada uno es libre por esencia.
Dado que somos Uno con toda la Creación, se hacía difícil vehicular la Unidad en medio de seres con apariencia humana que nunca podrían tocar a la Fuente, hago referencia a los portales orgánicos que funcionan únicamente con los lazos de la sangre y están al frente de vuestras aseguradoras, vuestros bancos, vuestra educación... Éstos no pueden conectarse con el Espíritu. Observad los lazos que tenéis con vuestros padres progenitores por ejemplo. ¿Os consideran ellos como una divinidad? No, para ellos, a ellos les pertenecéis simplemente.
La misión de los Ki-Ris-Ti en un planeta mayoritariamente umbrío no es tarea fácil. Ki-Ris-Ti libera a las almas presas del bajo astral. Ki-Ris-Ti, con una corona sobre la s, significa vuestro origen de Sirius, "los Hijos ardientes y las hijas ardientes del sol" y la dimensión Cristo; no puede ser de otro modo.
Contrariamente a lo que pudiera ser dicho respecto a los arcontes, ellos están fascinados con las Planificadoras de vida, tan fascinados que codician este poder magnífico que no pueden en realidad controlar, en la medida en que es insondable en tanto que nuestra pureza original se acerca a la de la Fuente.
Lo que ellos no sabían hasta ahora, es que a fuerza de perseguirnos, terminarían por hacernos crecer. Ellos no saben que sirven a la Fuente. Todos aquí sirven a la Fuente, incluso aquellos que no están conectados. Quien decide el fin de la experiencia de separación, es la Fuente. Somos sus embajadores.
Nuestra fuerza es la ausencia de pensamientos porque ella detiene el tiempo y facilita la Vuelta. Os invito por lo tanto a instalaros en este eterno presente donde toda historia toma fin y donde la Vida comienza.
Vosotros no sois numerosos como Ki-Ris-Ti que laboráis sobre este planeta, pero suficientes para voltear a este mundo. Nosotros somos una misma fuerza, una gran fuerza de amor que viene a volcarlo todo sobre su paso porque vivimos en resonancia con los elementos. Los elementos nos acompañan dondequiera que pongamos nuestros pies en este planeta. Éstos no tienen miedo de vuestros ejércitos, ni de vuestros juguetes "high tech" y todavía menos de vuestros rituales involutivos. No reconocen vuestro mundo.
Así yo apelo el Regreso del Femenino y el Masculino sagrado, Aquí y Ahora, así como a todas las parejas reunidas en Urantia. Os corresponde percibir si vuestra relación es verdadera o no porque la Verdad de lo que sois os conecta a lo divino, a cada uno de vosotros. La hora de los compromisos se terminó. La hora vino para volveros en vosotros y ver en vosotros lo que os impide irradiar vuestra divinidad. ¿Qué es lo que os retiene? Cuáles son todavía esos lazos venenosos que os impiden eclosionar como una rosa.
Rindo gracia a todos aquellos y aquellas con los cuales me crucé durante estos últimos meses de intervención y que sufren la enfermedad de Párkinson, ejemplo de enfermedad auto-immune puesto que todo lo que es contrario a la Vida se vuelve un día u otro contra vosotros. Todo parte de vosotros. Sois vosotros quienes os atacáis simplemente desde el interior. Todos ellos sin excepción no pudieron afirmarse frente a la ilusión. Estos individuos vivieron en contradicción constante con sus propios sentimientos toda su vida.
Para algunos, es demasiado tarde, para otros, observamos que la enfermedad no evoluciona más a partir del momento en que el individuo está en la voluntad de Vivir acorde consigo mismo.
He aquí lo que yo tenía que deciros para el día de hoy.
Os saludo en la alegría de nuestros reencuentros.
Madre Béatrice María

Publicado en Etoile en incarnation.

No hay comentarios: