Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

viernes, 1 de abril de 2016

Prana, Chakras, y Kundalini--por Suzanne Lie

29-3-16
PRANA

El Prana, el cual emana del Sol, entra en los átomos físicos que flotan sobre la atmósfera terrestre. El Prana está relacionado directamente con el Sol. En días soleados hay más Prana en la atmósfera, pero en días nublados o en la noche hay menos.
El Prana  es la fuerza que hace interfaz con la tercera y cuarta dimensión. El Prana forma glóbulos de vitalidad que causan que los átomos físicos brillen cuando entra en ellos. La combinación de sentimientos equilibrados y pensamiento claro causa una reacción en el cuerpo que permite asimilar más Prana.
El Prana es conocido como la fuerza de vitalidad y el “aliento de vida” de un organismo. Permite al cuerpo astral comunicarse con el cuerpo físico a través del doble etérico o cubierta.
A través de la cubierta etérica, el Prana corre a lo largo de los nervios del cuerpo físico amplificando su percepción uniendo el mundo astral tetradimensional con el mundo físico tridimensional. El Prana entra en nuestro cuerpo etérico, y eventualmente nuestro cuerpo físico a través de los chakras.
.
CHAKRAS




Los Chakras son pequeños vórtices que descansan en la superficie el doble etérico. Sus dos funciones son absorber y distribuir Prana a los cuerpos etérico y físico y unir el mundo astral de la cuarta dimensión con la conciencia física.
El Prana corre hacia el centro del chakra desde el ángulo derecho. Los Chakras son como ruedas con números variables de rayos. Cuando el Prana entra en el centro de un Chakra establece una fuerza secundaria.
Esta fuerza secundaria se precipita alrededor del chakra con su longitud de onda característica, creando una ondulación, la cual atrapa los rayos y causa que el chakra gire.
Cuanto más Prana puede asimilar el Chakra, más rápido gira,  y más puede el mundo físico comunicarse con el mundo astral.
Ser conscientes del influjo de Prana les permitirá más de él entrando en sus cuerpos físicos. Los seres dimensionales inferiores que no tienen auto-conciencia tienen menos Prana fluyendo a través de sus formas. Al volverse ellas más y más conscientes de sí mismos y su entorno, pueden decidir si desean experimentar más del Plano Astral.
La disposición a experimentar el Plano Astral causa un impulso dentro del cuerpo astral para abrir un vórtice, el cual es uno o más chakras, a través de los cuales el Plano Astral puede percibir el mundo físico y el mundo físico puede percibir el Plano Astral.
De esta manera, una asociación es establecida entre sus seres tri y tetradimensionales y una o más áreas de su vida. A través del flujo de Prana, nuestro cuerpo físico puede experimentar más de la cuarta dimensión y el cuerpo astral puede experimentar más del mundo físico.  Cuando la Kundalini, también conocida como la Serpiente de Fuego, se integra con el Prana, los chakras se vivifican y las percepciones de los mundos superiores se vuelven gradualmente conscientes.
La Kundalini emana desde el Sol y reposa en el núcleo de la Madre Tierra, así como reposa en la base de nuestra columna. La Kundalini es la fuerza que nos llama a regresar al Hogar a nuestras realidades dimensionales superiores.
La Kundalini es también la fuerza que puede transformar nuestros envases terrestres en envases que son capaces de hacer este viaje.

KUNDALINI Y LA MADRE DIVINA


La Kundalini es la energía infinita más elevada, la cual está enroscada y dinámica, en la base de la espina dorsal humana.
Con la Fuerza Kundalini es hecho el contacto entre lo infinito, la energía creativa divina y la energía física sexual finita.
Para que el Alma gane su potencial espiritual más elevado mientras está encarnada en la forma física, la gran masa de energía Kundalini encerrada en el chakra raíz debe ser liberada para viajar hacia el chakra corona.
El chakra raíz, en la base de la columna, representa nuestra conexión con la energía femenina de la Diosa que está manifestada en el cuerpo del planeta Tierra. El chakra  corona, en la cima de nuestras cabezas, representa la energía masculina de Dios que existe como potencial puro en las dimensiones no físicas. Esta energía superior irradia a la Tierra con las emanaciones Prana y Kundalini desde el Sol.
Cuando la Diosa Kundalini, Lady Shiva, ha viajado hacia arriba en la columna par encontrar su compañero Divino, Lord Shiva la unión del Espíritu y la Materia es consumada. La Kundalini es conocida en el mundo oriental como la Diosa Shakti.
Cuando la Dios Shakti es despertada, ella nos arrastra hacia arriba en su tremendo poder para reunirse con Su Señor Shiva en el chakra corona. Este matrimonio Místico simboliza la combinación de las energías masculina y femenina dentro de nuestros cuerpos y el despertar de nuestra conciencia multidimensional.
Después de este Matrimonio, estaremos limpiando lo suficiente para que nuestra Alma, también conocida como Ser Superior, habite nuestra forma física y viva su propósito Divino a través nuestro.
En el mundo occidental la Kundalini es simbolizada por el símbolo médico del caduceo, la vara con dos serpientes enroscadas alrededor en espiral.


En la cima hay dos alas, las cuales son imágenes de Mercurio o Hermes quién es el mensajero de los Dioses. El caduceo es el símbolo de la sanación, la salud, y la transformación.
La vara central simboliza la espina dorsal. En la filosofía Yoguica la columna central es llamada Sushummma, y representa el cordón neutral que ancla a tierra las tres partes de la Kundalini.
La línea izquierda es Ida, la cual representa el lado femenino. Está cargado negativamente termina en la fosa nasal izquierda y tiene la característica de la frialdad relacionada con la luna.
El lado derecho es llamado Pingala, el cual representa el lado masculino. Está cargado positivamente, termina en la fosa nasal derecha y tiene las características de calor relacionadas con el sol.
Ida y Pingala representan las energías femenina y masculina que todos llevamos sin importar nuestro género.
De acuerdo al gurú Hindú Muktananda, la Kundalini tiene dos aspectos. Un aspecto es percibido a menudo como la energía cósmica externa de la fuerza de vida espiritual. En china esta fuerza es conocida como Chi, en Japón es conocida como Ki, en India es conocida como Prana, y en Occidente es conocida como Espíritu Santo.
Todos nosotros tenemos una forma limitada de energía Kundalini corriendo a través de nuestros cuerpos o no seríamos capaces de vivir porque verdaderamente es nuestra “fuerza de vida”. La Kundalini es la energía que impregna y enerva el mundo al experimentarlo.
El segundo aspecto de la Kundalini es la forma escondida o interna, la cual está usualmente “dormida” como un pequeño bulbo de energía guardado en la base de la espina dorsal en nuestro chakra raíz. Esta energía usualmente se duerme muy temprano en nuestras vidas porque nos involucramos en el proceso de vivir.
Cuando niños, debemos aprender a identificarnos con nuestros procesos sensitivos, mentales y emocionales, así como con el legado genético de nuestros cuerpos físicos. De manera de aprender a sobrevivir en nuestro mundo físico, a menudo nos separamos de cualquier conciencia de nuestro Ser Superior.
Cuando nuestra Kundalini interior despierta, gira nuestra conciencia hacia adentro a nuestra Fuente y nos ofrece una oportunidad de descubrir quiénes somos, de dónde venimos, y dónde está nuestro verdadero Hogar. Este despertar es el comienzo de nuestro viaje espiritual que nos permite ganar nuestra conciencia multidimensional.
No obstante, de manera de que nuestra energía Kundalini latente se eleve en la columna vertebral sin incidentes físicos,  nuestras energías masculina y femenina deben estar equilibradas, y nuestros chakras deben ser limpiados.
Cuando la Kundalini despierta es una fuerza transformadora dramática que fluye a través de los nadis, los canales nerviosos del cuerpo y se eleva desde la base de la espina dorsal vía Sushumma.
Al entrar esta fuerza en cada chakra incrementa su giro. Este giro incrementado arroja las toxinas lo cual eleva la frecuencia de resonancia de cada chakra. Este proceso puede ser comparado al cambiar nuestro cableado de 110 V a 220 V. La experiencia es una mezcla de bendición, alegría y rabia. Cada memoria y emoción atrapada dentro de cada chakra debe ser limpiada. Esta limpieza puede ser dolorosa, pero al ser completada podemos experimentar la vida con un nivel de paz y alegría que fue alguna vez inimaginable.
Durante este tiempo especial de transformación planetaria, más y más de nosotros somos capaces, o seremos capaces, de contestar el llamado de la Diosa Kundalini. Las energías masculina y femenina han estado en una batalla por la dominación y la manipulación por eones. Es TIEMPO ahora para que cada uno de nosotros equilibre y fusione sus propias energías femenina y masculina, nuestro yin y yang. De esta manera, el yin de la materia y el yang del Espíritu pueden ser combinados dentro de nuestra conciencia así como dentro de nuestros envases terrestres.
Como cualquier viaje, el de la Diosa Kundalini comienza con un solo paso. Ese paso es nuestra determinación de atravesar las barreras de nuestra mente inconsciente para abrir la sabiduría, el poder y el amor que están atrapados detrás del velo de nuestro olvido.
Cuando hemos sanado nuestra historia de dolor y miedo, la Kundalini puede comenzar su elevación chakra por chakra. Sin embargo, la prudencia y la paciencia son vitales.
La fuerza del despertar de la Kundalini antes de que estemos física, psicológica y moralmente listos puede causar graves consecuencias. Uno nunca llama a la Diosa Kundalini por curiosidad o razones egoístas. La Kundalini es pentadimensional y,  como una hoja seca no podría soportar las llamas de un incendio, nuestros egos indómitos no podrían sobrevivir a la elevación de la Serpiente de Fuego.
Por lo tanto, toda la oscuridad y miedo que está atrapado dentro de cada chakra debe ser limpiado. Esta limpieza de la oscuridad de cada uno y todos los chakras es mejor hacerla amando incondicionalmente nuestro Ser, chakra por chakra.
Recuerden que la Kundalini es pentadimensional por lo tanto está más allá del tiempo/espacio de la tercera y cuarta dimensión y resuena con el AHORA del UNO de la quinta dimensión. Cuando se eleva, transforma cada parte de su envase terrestre moviéndose a través de cada chakra y transmutándolo.
La transmutación es el acto de elevar la frecuencia de resonancia hacia la siguiente octava. En este caso, “transmutación de cada chakra” significa que elevarán la resonancia de su envase físico tri/tetradimensional, chakra por chakra, hacia la resonancia de la quinta dimensión. Cuando el proceso es completado, comenzará su proceso de volverse el Cuerpo de Luz!


Por la Dra. Suzanne Lie
Traducción – Shanti

Publicado por

No hay comentarios: