Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

viernes, 7 de noviembre de 2014

La Fibromialgia y la Medicina Tradicional China

La Fibromialgia y la Medicina Tradicional China

Cuando tienes que convivir con el dolor en tu cuerpo con cada movimiento que realizas, cada mañana al levantarte de la cama estás más cansado que la noche anterior porque no has podido dormir, tienes migrañas, espasmos musculares y el médico no puede darte explicaciones porque no encuentra ningún rastro de enfermedad, tras realizarte una batería de pruebas la desesperación se hace presente.
La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculo-esquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad en múltiples puntos predefinidos o tender points, sin embargo el paciente no muestra alteraciones orgánicas demostrables mediante los sistemas de diagnósticos habituales. La fibromialgia se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente, problemas de sueño, la rigidez corporal generalizada y los síntomas ansiedad y depresión.
La naturaleza y existencia de esta enfermedad se identificó en 1904 y se ha ido revisando desde entonces. La fibromialgia está considerada como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1992 y, si bien la descripción exhaustiva de la enfermedad (definición nosológica) y su consideración en el ámbito médico está plagado de controversias, los resultados de las últimas investigaciones indican que su origen es neurológico, y que el dolor resultaría de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central que generan alodinia e hiperalgesia generalizadas.
La fibromialgia afecta a entre un 2% y un 5% de la población general, y afecta a las mujeres 10 veces más que los hombres. En España afecta a un 2,4% de la población. Es más frecuente entre los 20 y los 50 años de edad, aunque también existen casos de niños y ancianos aquejados de fibromialgia.
Se relaciona con trastornos del sistema nervioso central y periférico, alteración en los neurotransmisores y hormonas, alteraciones en el sueño, factores genéticos, alteraciones en el sistema inmunológico, alteraciones psiquiátricas, estrés físico o mental y alteración en los tejidos periféricos. En algunos casos se relaciona el inicio de la patología con enfermedades reumatológicas, infecciones, traumas físicos, exposición a sustancias químicas y a vacunas.
La principal causa de la fibromialgia es la sensibilización del sistema nervioso central y se define como una respuesta dolorosa aumentada a la estimulación en el sistema nervioso central.

Existen enfermedades que pueden compartir manifestaciones clínicas con la fibromialgia, por ejemplo el Lupus eritematoso sistémico, Artritis reumatoide, Espondiloartropatías, Esclerosis múltiple, Hipotiroidismo, Neuropatías periféricas, Alteraciones estructurales mecánicas o degenerativas del raquis, Miopatía (metabólica o inflamatoria), Polimialgia reumática, trastorno depresivo mayor.
Esta sensibilización central consiste en una mayor excitabilidad de la vía sensitiva y dolorosa a partir de la segunda neurona lo que produce una modulación endógena deficiente del dolor junto con un trastorno en los mecanismos de inhibición del dolor a nivel de la médula espinal. La plasticidad neural en los pacientes con fibromialgia es modificada a largo plazo con lo que el estímulo doloroso repetido o un estímulo normalmente no doloroso lo percibe con mayor intensidad al compararlo con personas sanas.
También se ha probado la respuesta al calor, al frío, a la electricidad, mediante pruebas sensoriales cuantitativas (QST) y los pacientes con fibromialgia son hipersensibles al calor, al frío, a la electricidad cutánea, a la electricidad intramuscular, al estímulo eléctrico del nervio sural, a la isquemia, y a la solución hipertónica salina intramuscular.
Entre 90%-100%
Entre 70%-90 %
Entre 50%-70%
Entre 15%-50%
El 15%
Dolor generalizado corporal
Malestar después de realizar ejercicio
Diarreas o Síndrome de Intestino Irritable
Síndrome de Pies inquietos
Depresión
Fatiga y rigidez muscular
Problemas para dormir
Visión borrosa
Espasmos musculares
Pesadez de extremidades
Dolores de cabeza tipo migraña o tensional
Labilidad emocional
Problemas de audición
Dolor muscular
Dolores al tacto en puntos específicos del cuerpo
Palpitaciones
Picazón de piel
Edema de pies con adormecimiento u hormigueo
Extremidades frías
Cistitis
Dificultad para concentrarse
Alergias
Sudoración nocturna
Mareos relacionados con ciertas posiciones
 Disminución de la visión nocturna
Hipersensibilidad al estrés
Dismenorreas
Pero, si es una enfermedad que no muestra alteraciones orgánicas, ¿Cómo se diagnostica?
El principal elemento diagnóstico de la fibromialgia es el dolor musculo-esquelético difuso y generalizado o rigidez que afecta al menos 3 localizaciones anatómicas (tabla 1) durante más de 3 meses, sin lo cual no es posible realizar el diagnóstico del trastorno. Para ello el médico realiza presión aproximada de unos 4kg (es el límite de fuerza a partir del cual es normal sentir dolor) en los 18 puntos que desencadenan un característico “salto”, por parte del paciente, de huida o defensa llamada jump sign. Para que el diagnostico sea positivo al menos 11 de los 18 puntos han de presentar hiperalgesia
Tabla 1
                                       Localización anatómica de Tender Points de la fibromialgia                                     
Occipucio
Bilateral en la inserción del músculo suboccipital.
Cervical Bajo
Bilateral en la parte anterior de los espacios intertransversos C5-C7.
Trapecio
Bilateral en el borde superior del trapecio.
Supra espinoso
Bilateral en el origen próximo al borde medial.
Segunda costilla
Bilateral en la 2ª unión condroesternal.
Codo
Bilateral a 2cm distal del espicóndilo.
Glúteo
Bilateral en el cuadrante superior externo de la nalga.
Trocánter mayor
Bilateral posterior a la eminencia trocantérea.
Rodilla
Bilateral posterior a la almohadilla grasa media próxima a la línea articular.
El dolor es intenso y difícil de describir, y en general, empeora con el ejercicio físico intenso, el frío o el estrés emocional. Las localizaciones donde se presentas los síntomas de fibromialgia son la región lumbar, cuello, tórax y muslos. La alteración de los músculos se refiere a un calambre doloroso, localizado y en algunos casos se observa espasmo muscular localizado.
Otros síntomas adicionales pueden incluir incontinencia urinaria, dolor de cabeza, migrañas, movimientos periódicos anormales de las extremidades, en especial de las piernas, dificultad de concentración y dificultad para recordar cosas; también es frecuente un aumento de la sensibilidad táctil, escozor generalizado, resequedad de ojos y boca, acufenos, alteraciones de la visión como fosfenos y algunos síntomas neurológicos de falta de coordinación motora. Se ha asociado a la enfermedad de Raynaud como una manifestación clínica de rara presentación durante el curso de esta enfermedad.
Tratamiento de la medicina occidental
En Europa no existe ningún fármaco autorizado por la Agencia Europea del Medicamento indicado para el tratamiento de la fibromialgia y los fármacos que se emplean son para tratar los síntomas de la enfermedad. Los tratamientos farmacológicos más utilizados son:
Analgésicos: Tramadol, paracetamol, o la combinación de ambos fármacos.
Antiinflamatorios: No se ha evidenciado la efectividad en el tratamiento de los síntomas de fibromialgia por lo que no se recomienda su utilización de manera sistemática.
Benzodiazepinas: los relajantes musculares y los ansiolíticos se deben usar con precaución por el riesgo de dependencia, y tampoco han demostrado efectividad.
Otros relajantes musculares, como la ciclobenzaprina, han obtenido un buen resultado para el manejo sintomático, por efecto real similar a los antidepresivos.
Anticonvulsivos: Gabapentina y pregabalina. Los ensayos clínicos realizados han demostrado disminución del dolor y el cansancio, y mejoría del sueño y la calidad de vida.
Antidepresivos: La amitriptilina en dosis bajas (25-50 mg) podría considerarse como fármaco de primera línea para el tratamiento de la fibromialgia, sobre todo si el paciente presenta dificultad para dormir o trastornos del estado anímico. Otros antidepresivos: Fluoxetina, paroxetina, duloxetina y venlafaxina.
Tratamiento de la fibromialgia con Acupuntura y Medicina Tradicional China
Los principales factores etiológicos para en fibromialgia en la Medicina Tradicional China son:
Invasión de factores patógenos externos Humedad, Viento y Frio
La Humedad es un factor patógeno que penetra en el cuerpo por las piernas y se dirige hacia la parte superior de cuerpo y se asienta en la región Cou Li (es el espacio existente entre la piel y los músculos) provocando dolor fijo en los músculos, sensación de pesadez en las extremidades, cefaleas sordas y desorientación si la Humedad se asienta en la cabeza. La Humedad procede, por ejemplo, por vivir en entornos muy húmedos o estar expuesto a la Humedad por ir descalzo sobre terrenos húmedo.
El viento provoca contracciones y dolor errante que se mueve de un lugar a otro. Esa es la principal características del dolor provocado por el viento, que se mueva de una zona del cuerpo a otra.
El dolor causado por el Frio es más intenso que el causado por la Frio-Humedad y es localizado. El frío se suele combinar con la Humedad.
El estrés emocional provocado por la ira, el miedo, la tristeza… suele causar un estancamiento de Qi y causa dolor muscular sobre todo en el cuello y los hombros.
Una dieta irregular con exceso de alimentos grasos, fritos y productos lácteos produce un mal funcionamiento del Bazo y por lo tanto se produce Humedad en el cuerpo que es principal factor desencadenante de la fibromialgia.
El trabajo físico excesivo debilitan el Bazo, el Hígado y los Riñones lo que suele conducir a una deficiencia de Yang que es una condición subyacente en la fibromialgia.
La fibromialgia se caracteriza por condiciones de Plenitud o Exceso y Vacío o Deficiencia. Las condiciones de Plenitud o Exceso son la Humedad, el Estancamiento de Qi y el estancamiento de Xue (sangre). Las de Vacío o Deficiencia son Deficiencia de Qi o Yang de Bazo, Deficiencia de Yang de Bazo y Riñón, Deficiencia de Sangre de Hígado y Deficiencia de Yin de Hígado y Riñón. Vamos a analizar el dolor asociado a cada una de ellas:

La Humedad: Es el factor predominante más importante en el fibromialgia, y pude combinarse con el Frío y el Calor, causando dolor muscular generalizado y sensación de pesadez en las extremidades, sobre todo en las inferiores.
Estancamiento de QI: Causa dolor muscular y articular más intenso que el que produce la Humedad.
Estancamiento de Xue (sangre): Se produce en los casos crónicos y de larga duración. El dolor es intenso y punzante en los músculos y en las articulaciones y suele empeorar por la noche.
Deficiencia de Yang de Bazo y Riñón: Se presentan en casos muy crónicos y avanzados de fibromialgia y produce dolor y frio en las extremidades y en la zona lumbar.
Deficiencia de Xue (sangre) de Hígado: El Hígado controla los tendones y una deficiencia de sangre puede permitir que la Humedad se asiente en los tendones provocando entumecimiento y hormigueo en las extremidades.
Deficiencia de Yin de Hígado y de Riñón: Se presentan en casos muy crónicos y avanzados de fibromialgia en ancianos y produce entumecimiento y hormigueo en las extremidades.
La fibromialgia se debe tratar eliminando a la vez los factores patógenos para eliminar los síntomas que presenta el paciente y tonificando los Órganos afectados y el Qi para tratar la raíz del problema. Cuando hay Humedad presente hay que recurrir a la Fitoterapia China para ayudar al Bazo a eliminarla combinándola con la Acupuntura.
Recomendaciones para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los enfermos de fibromialgia.
Aplicar calor para aliviar el dolor
Intentar mantener unos buenos patrones de sueño, con horarios estables y evitando situaciones de estrés.
Hacer ejercicio físico y mantener un tono muscular adecuado. Realizar ejercicio físico aeróbico poco intenso, como la natación, ejercicios en el agua o bicicleta estática a velocidad e intensidad controladas. Se recomienda mantenerse tan activo como sea posible, evitando la sobreactividad o exceso de ejercicio que pueden provocar un exceso de cansancio o dolor durante varios días.
La terapia de apoyo psicológico tiene buenos resultados.
Evitar las sobrecargas musculares, al transportar o mover cargas pesadas, el sobrepeso y el esfuerzo físico intenso.

Fernando López Sánchez

madridacupuntura.com

No hay comentarios: