Windows Live Messenger + Facebook

SEGUIDORES DE GOOGLE

MIS AMADOS SEGUIDORES

jueves, 14 de enero de 2016

Castellano -- MENSAJE DEL ARCANGEL GABRIEL 07 de enero, 2016




MENSAJE DEL ARCANGEL GABRIEL
07 de enero, 2016


Amados,

Tengamos un discurso sobre la cualidad del amor conocida como inmortalidad. Muchas personas en el mundo de hoy están conscientes y creen que el alma es inmortal y eterna. En estos tiempos actuales hay un ferviente y creciente deseo en la humanidad de vivir una vida más larga, más sana y más próspera, en una unidad de espíritu y materia.Muchas personas están creando una nueva ola de conciencia que ve mayores posibilidades para una vida física cada vez más larga y perfecta. Hay una creciente convicción de que un cuerpo físico puede ser retenido, siempre y cuando la propia esencia divina desea su uso. Ellos se están dando cuenta de que pueden cambiar su experiencia de vida y la extensión de la misma mediante la creación de los cambios dentro de sí mismos. Ellos saben que tienen el poder de crear lo que sea que deseen. Ellos saben que todo depende de sus elecciones personales, de su nivel actual de conciencia y las acciones que toman. A medida que se conocen y se están abriendo a esta emocionante posibilidad, su cuerpo físico empieza a reflejar este resultado deseado, evolucionando poco a poco a través de una serie de constantes transformaciones físicas. Estas transformaciones perfeccionan más el cuerpo para que pueda abarcar fácilmente su esencia espiritual más sensible. Uno de sus objetivos es reconstruir el cuerpo físico primero mediante la limpieza de toxinas y elementos antiguos para ser capaces de recibir correctamente los nuevos y más refinados elementos de naturaleza superior.

Todos los procesos de cambio físico en el cuerpo comienzan en el nivel espiritual.



La inmortalidad física es el legado esencial de la vida que se vive en la naturaleza espiritual de cada quien. La filosofía de la inmortalidad física permite que el amor y la energía divina se expresen más plenamente a través de la personalidad individual. Este impulso a una siempre renovada  forma ha estado operando en el sistema de cada uno. Sólo ha requerido de la atención, el conocimiento y la conciencia de cada individuo con el fin de iniciar la aplicación responsable de las prácticas que funcionan al unísono con su ser divino. Estas prácticas cuando se realizan a través del tiempo inician la transformación del cuerpo físico en una forma física más saludable y juvenil. A través de la implementación de simples prácticas espirituales de purificación, tales como comer una dieta más natural y cruda, practicar la respiración consciente de la energía y hacer los ejercicios que mantienen el cuerpo físico flexible y ágil, éstas se convierten en parte de la normal rutina diaria. La creación de un ambiente de paz con relaciones armoniosas y amorosas con otros es también uno de los requisitos básicos de dominio de la inmortalidad dentro de la forma humana, así como la práctica diaria de ir hacia dentro en quietud, contemplación, oración y meditación.

La humanidad y la Tierra están entrando en la siguiente fase de su viaje personal hacia la unión con lo divino. El cuerpo físico está constante y continuamente cambiando sus elementos, en concordancia con el estado de la mente de cada uno. Los pensamientos y creencias se manifiestan en la realidad física de cada quien. Hacerse cargo de la calidad de los pensamientos sobre la vida eterna, con el tiempo produce el dominio del cuerpo y de la extensión de la vida física. Es muy útil despejar la mente todos los días para elevar la calidad de sus pensamientos y sentimientos, centrándose en la pureza y la santidad del Creador. Esta actividad fomenta la creencia en la posibilidad de la vida eterna y requiere un seguimiento a las acciones propias para hacer su parte en el proceso de ir poco a poco hacia la inmortalidad física. Ellos comprenden que su esencia divina quiere mantener un cuerpo físico que se puede utilizar de forma continua y refinada, hasta que el espíritu y la materia se unifican en un todo perfecto. Al alcanzar esta plenitud, se experimenta más armonía, paz, sabiduría, prosperidad y una mayor longevidad en sus vehículos físicos.

La vida eterna no tiene valor ni alegría sin relaciones amorosas. El amor es el secreto de la vida eterna. La elección de la inmortalidad física implica la construcción de una filosofía completa de la vida desde la perspectiva de la inmortalidad física. Tales pensamientos mueven a uno en la dirección correcta, pero deben producir las acciones correctas para crear resultados. En este proceso evolutivo, toda resistencia a la unión con lo divino se limpia del cuerpo físico. Esta limpieza se conoce como el proceso de ‘Cristificación’ o el refinamiento de la carne en un matrimonio alquímico del cuerpo y del espíritu que es consumado mediante la integración armónica con la esencia divina propia. Cada célula del cuerpo del ser es renovada y restaurada en armonía con la propia esencia divina. Cuando se ha eliminado toda la resistencia a dar y recibir de sus mentes, corazones y cuerpos entonces los tesoros de la verdadera unión comienzan a experimentarse en cada situación.

Cada día uno se desplaza sobre el elevado sendero de la vida divina. Cada etapa a lo largo de su viaje se experimenta en un nivel más profundo, más creativo y más expansivo. Su triunfo de la vida es victorioso cuando ocurre la completa unión con lo divino y todas las dualidades y las ilusiones se desvanecen de su experiencia personal. Uno permanece en el gozo eterno de la verdad y la sabiduría radiante sabiendo que esta unión es acerca de la elección personal y el cambio que está en armonía con la voluntad única y auténtica. Uno se da cuenta de que lo divino conoce todas las necesidades de uno antes de que incluso las pidan, pero la ley universal del libre albedrio requiere que lo pidan. A través de la transformación de la materia inmortal, se convierten en un co-creador con lo divino. Su forma de vida está llena de amor, bondad, belleza y verdad. A través de la constante persistencia y dedicación a la luz de lo divino dentro de ellos, anclan el cielo en la Tierra.

Que la interacción y unión con lo divino dentro de ustedes cree cambios iluminados, sincronismos maravillosos y una experiencia siempre expansiva y profunda de la libertad individual.

Yo Soy el Arcángel Gabriel


2009-2016 Marlene Swetlishoff / Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardiana de las Sinfonías de Gracia
Traduce: Esther Abreu
Se hace saber que la creación de vídeos por personas distintas del autor / canal / escriba de los mensajes  está prohibido.
Se da permiso para compartir este mensaje de texto en otros blogs y sitios web, siempre y cuando el mensaje de texto sea escrito en su totalidad y nada haya sido cambiado o alterado de ninguna manera y se de crédito al autor / canal / escribano, derechos de autor y se incluyan los siguientes enlaces como la fuente de los mensajes.
www.movingintoluminosity.com